Categorías
Crianza

Qué tan privadas deben ser las partes privadas de tus hijos?

Anuncios

El tema de la sexualidad con los niños se ha vuelto un tabú. Como papás sabemos que es un tema a tratar pero a la vez es muy difícil, y por mil razones nos cuesta trabajo o simplemente no sabemos cómo hacerlo.

Hace unos días, en un colegio me di cuenta de que, entre las principales preguntas de los chavos de sexto año de primaria (entre 11 y 12 años), estaban: “¿Por qué es tan importante hablar de este tema?” 

Después de presentarme, les pregunté si se sentían incómodos hablando sobre sexualidad. Entre risas, caras asustadas que asentían y uno que otro valiente que pudo decir “si”, terminó siendo obvio que así era. 
Un alumno me dijo “Es que toda mi vida me han dicho que mis partes son privadas, y ahora resulta que tengo que hablar de ellas”.  

Más tarde hablamos del cuerpo y pregunté si se habían visto al espejo sin ropa alguna vez. Muchos, sorprendentemente, hicieron cara de “qué asco” y fueron enfáticos al decir que “¡NO!”. Es muy importante señalar y reconocer la buena intención que tienen los padres al decir a sus hijos que los genitales son algo privado (aunque digan…. “partes” privadas, transmitiendo involuntariamente el mensaje de que nos incomoda decirle a las cosas por su nombre.

 Sin embargo, es importante tomar en cuenta que a los niños podría estarles llegando este mensaje: “Tus partes son privadas, hasta para ti”, lo que de alguna manera les niega el acceso a su propio cuerpo, a convivir con él y a hablar libremente al respecto. Por supuesto que, como padres, es importante enseñar a nuestros hijos a cuidarse.

¿Qué hacer?

  • Nunca dejemos de apoyarlos
  • Brindarles confianza
  • Enseñarles a decir NO
  • Referirnos a nuestros hijos nombrando a los genitales por su nombre


Tal vez la clave esté en hablar de “respeto” más que de “privacidad”: respeto a uno mismo y a los demás.
Si pensamos que los niños empiezan a captar las primeras nociones sobre sexualidad a partir de 4º de primaria, vamos tarde.  Es importante empezar por uno mismo: ¿Qué pienso yo mismo sobre la sexualidad? ¿Cómo me siento con mi sexualidad y cómo me siento hablando del tema con mi hijo(a)?

 Actualmente hay mucha información sobre el tema, así que no hay pretextos para no estar actualizados. Así como nos preocupamos por que nuestros hijos aprendan matemáticas o inglés, ya que nos parecen áreas importantes para la vida, así o más importante es la sexualidad, ya que es algo con lo que no podemos dejar de vivir.

Apuesto a que tú, que lees esto, deseas que tu hijo aprenda a decidir desde el amor  ¿cierto?

Categorías
Crianza Mujer

Bobo y lactancia

Alimentos procesados y ultraprocesados

Prácticamente todos los alimentos que se consumen en la actualidad se procesan de alguna manera. Si el procesamiento se define como el conjunto de métodos para hacer los alimentos crudos más comestibles y agradables, o para preservarlos para el consumo posterior, entonces se han procesado los alimentos a lo largo de toda historia de la […]

Anuncios

Las madres con frecuencia preguntan si pueden usar bobo o chupete mientras están amamantando. Algunas quieren usarlo para calmar al bebé, otras tienen miedo de usarlo. Qué factores se debe considerar?

Menor duración de la lactancia

Durante mucho tiempo se pensó que el chupón era una ayuda para los bebés y para los padres agotados. El inocuo chupón o “calmador” como lo llaman el algunos países, puede afectar la lactancia materna y su duración.

Los infantes que usan chupón tienen más probabilidades de tener problemas para amamantar:

  • Afecta su técnica de succión correcta.
  • Además los bebés que usan chupón estimulan menos el pecho de la madre, por ello su producción puede bajar significativamente.
  • También al succionar por más de 20 minutos se produce en el intestino la hormona colecistoquinina que da la sensación de saciedad. Así el cuerpo de los bebés da la falsa alarma de que ya se alimentó, esto lleva a una de ganancia de peso inadecuada y desnutrición.
Anuncios

El uso de bobo en cualquier bebé podría aumentar el riesgo de cambios a nivel orofacial, músculoesqueletal, en la salud oral y aumentar el riesgo de desarrollar ciertas infecciones si no se practica higiene adecuada. La Academia Americana de Odontología Pediátrica no recomiendan usar bobos, pero teniendo claro que debe haber un balance, ella como especialista maternoinfantil incluye en sus diagnósticos una evaluación holística.

Pero las consecuencias no se quedan en la boca, ¡también pueden afectar los oídos! En niños mayores de 3 años que un usan bobo se ha encontrado mayor frecuencia de infecciones de oído.El oído medio, que es donde se producen las infecciones de oído, tiene un tubito que lo conecta a un área cerca de la nariz que es la nasofaringe. Ese tubito tiene dos funciones principales: drenar para que no haya líquido en el oído, y ecualizar las presiones. Cuando ese abrir y cerrar del tubo de Eustaquio es constante por el uso del bobo, es más probable que bacterias, virus y hongos presentes en la boca lleguen al oído medio.

Mi recomendación es que no se debe utilizar bobo, pero autores dicen que (si se usa) ya a los diez meses los papás deben estar retirándolo y que solo lo deben utilizar para cuando se le va a medio acostar, especialmente entre los seis a diez meses.

El bobo impide que los infantes aprendan a elevar la lengua hacia el cielo de la boca para ejecutar sonidos como los de la L o la N. Tampoco permite hacer sonidos que requieren juntar los labios como los de M, B y P. Esos sonidos son los primeros que se desarrollan en la niñez. El problema a más largo plazo es que vamos a tener niños a quienes no se le va a entender el habla. Muchos llegan a terapia porque familiares o extraños no los entienden y se tienden a frustrar, tienen hasta problemas conductuales o se cohíben de hablar para que la gente no los corrija y no les vuelva a preguntar qué están diciendo.

Photo by Arie van Ravenswaay on Pexels.com

Mejor sin él

Evita usar bobo para no interferir con el inicio de la lactancia de tu bebé.

Para calmar su llanto, verifica primero que no tenga hambre, frío, calor, el pañal mojado o algo que le moleste, y mécelo, ya sea cargándolo en brazos, en una cuna, una hamaca, una silla o cualquier otro lugar seguro.

En caso de usar bobo, asegúrate de que no tenga materiales tóxicos, demasiado duros, que no sea muy grande para el tamaño de la boca de bebé y cámbielo frecuentemente para prevenir infecciones.

Mantén una buena higiene del bobo (siguiendo las indicaciones del fabricante), así como de la boca de bebé (haciendo suaves movimientos circulares con una gasa esteril).

Nunca limpies el bobo con tu boca ni tu saliva para evitar pasar a bebé bacterios, hongos o virus en tu boca.

Nunca untes el bobo con miel o cualquier otra sustancia que pueda propiciar el desarrollo de infecciones y caries.

Usa el bobo solo cuando sea estrictamente necesario, y preferiblemente retíralo tan pronto bebé se calme o se duerma, de esa forma evitarás que desarrolle hábito y enfermedades como candidiasis, otitis media y caries dental.

La primera visita al dentista debe ser antes de que aparezca el primer diente.

Para retirar el uso del bobo, emplea estrategias que distraigan al niño o la niña cuando lo desee como cantar, jugar, caminar.

Reduce los períodos de uso hasta dejarlo solo una vez al día.

Felicita y reconoce los logros de tu hijo o hija cada vez que tenga un progreso.

Informa de tu decisión y de las estrategias que empleas a todos los familiares y cuidadores para que hagan un frente común y no saboteen el proceso. Sé firme.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Anuncios
Categorías
Crianza

Por qué los bebés no necesitan ser entrenados para ir al baño

Anuncios

Te dejo algunas razonas por las que los niños no necesitan ser entrenados para ir al baño y qué hacer en lugar de esto. 

Los niños no necesitan ser entrenados para aprender a ir al baño solitos, lo que necesitan son papás al pendiente, comunicativos y comprensivos para que lo acompañen durante el proceso de aprendizaje, el cual es distinto en cada peque. 

Janet Lansbury, experta en crianza, comparte en su sitio 3 razones para no hacerlo, así como alternativas para llevar este proceso de la forma más respetable y positiva para todos. 

1. Es innecesario. 

Janet dice que no necesitamos otra tarea más como mamás, ni el estrés de llevar un entrenamiento riguroso, batallar con la resistencia de los niños y la frustración de las fallas, cuando solo podemos dejar que se de por sí solo y el proceso fluya sin tener que estar encima de los niños mientras ellos están aprendiendo. 

2. Es riesgoso. 

La experta en crianza dice que cuando los niños se sienten presionados con una agenda rigurosa para ir al baño, obligados la mayor parte del tiempo, tienden a poner más resistencia, lo cual es contraproducente pues en lugar de avanzar puede haber un retroceso en su desarrollo incluso si ya están en edad de dejar el pañal. 

Magda Gerber, coach de crianza, dice que hay 3 tipos de señales para que los niños comiencen a dejar el pañal y hagan del baño en la nica o la taza. 

– Física. Hay control de esfínteres de su vejiga e intestinos. 
– Cognitiva. Los niños saben cuando tienen que hacer pipí o popó y están al tanto de cómo es el proceso. 
– Emocional. Están listos para dejar atrás una situación con la que están cómodos y familiarizados, como hacer del baño cada que lo deseen. Así como despedirse del pañal, el cual perciben como parte de ellos. 

Esta última es la más importante y la más delicada, en la etapa de preparación emocional los niños pueden percibir el plan riguroso de entrenamiento para usar la nica, lo que puede provocar que este gran salto se convierta en lo contrario y el niño comience a retener la orina o las heces, retrasando el proceso natural de aprendizaje desde meses hasta un año y hacer que se avergüencen cada que quieran hacerlo, lo que puede causar costipación y estreñimiento. 

Anuncios

3. Los niños merecen tener este logro 


Segun Lansbury, los bebés de 2 a 3 años tienen muy pocos logros que cumplir, pero aprender a dejar el pañal por sí solos es uno de ellos, así que por qué negárselos. No hay nada que les de más confianza y poder que saber que ellos pueden hacerlo solitos. 

Entonces, qué es lo que debemos hacer: 

Adiós al pañal
​​​​​​
  1. Explícales siempre el proceso de limpieza que haces con ellos, desde que son bebés. Esto lo mantendrá participativo durante las rutinas diarias. En los cambios de pañal, evita hacer comentarios negativos acerca de su cuerpo o el olor de su popó. 
  2. Deja que te vean sentada en la taza, ellos en algún momento querrán hacer lo mismo que hacen sus papás o sus hermanos mayores y que mejor forma que dando el ejemplo. 
  3. No forces a tu hijo a usar la vasinica pero deja los límites claros para que no lo use de juego y lo use como un campo de pruebas. Esta parte debe permaneces libre de luchas de poder.
  4. Pon atención con qué se siente más cómodo, si con la nica o con un asiento que se adapte al excusado y ponlo a su alcance. 
  5. Dale a escoger qué quiere usar, si calzoncitos o pañal. Aunque tus sientas que ya no debe usar el pañal, respeta si su decisión es usarlo. 
  6. Observa cuando tenga ganas de hacer del baño (toca su pañal, junta sus piernas), y pregúntale tranquilamente si le gustaría hacer en su nica. Si dice que no, acéptalo sin alterarte. 
  7. Y lo más importante, confía. Como dice Magda Gerber en su libro “El autoestima de tu bebé”, aprender a usar el baño es un proceso que lleva tiempo.

“En lugar de presionar o manipular a su hijo a darle golosinas o premios como recompensa especial por algo que aprenderá por su cuenta, confíe en que lo hará cuando esté listo. El respeto se basa en la confianza”, explica Gerber. 

Anuncios
Categorías
maternidad

Problemas de lactancia en la primera semana

La lactancia no siempre es sencilla. En cualquier caso, si estás teniendo problemas, no estás sola. De hecho, un estudio realizado en los EE. UU. con más de 500 madres concluyó que el 92 % de ellas tuvieron dificultades con la lactancia antes del tercer día. Afortunadamente, muchas de estas dificultades son fáciles de resolver. Estas son nuestras soluciones a los problemas más habituales con los que se encuentran las madres durante la primera semana.

Problema 1: dar el pecho provoca dolor

El dolor durante la lactancia suele reducirse a pezones doloridos o sensibles, especialmente tras la «subida de la leche», que se produce entre el segundo y el cuarto día tras el parto. Tu bebé se alimentará cada dos horas, lo que significa que este problema puede empeorar de forma rápida, y muchas madres ven cómo sus pezones se agrietan, sangran o tienen ampollas. ¡Qué dolor!

Soluciones: 

  • Comprueba el agarre de tu bebé. La causa más probable del dolor durante la lactancia es un agarre deficiente del bebé. Tu recién nacido debe tener una porción importante de la parte inferior de la areola (la piel oscura que rodea el pezón) dentro de la boca cuando se alimenta, con el pezón presionado contra el paladar y agarrado suavemente por debajo con su lengua.
  • Acude a un especialista o consultora de lactancia para asegurarte de que la boca y el cuerpo de tu bebé estén bien colocados y que no haya ningún otro problema de agarre. También pueden examinar el interior de la boca del bebé para ver si hay algún problema físico.
  • Prueba diferentes posiciones para dar el pecho. Una posición tumbada, de cuna cruzada, bajo el brazo («balón de rugby») o acostada puede eliminar la presión de las zonas del pecho en las que tengas más dolor.
  • Limpia los pezones dañados suavemente con varios algodones humedecidos en agua después de las tomas para eliminar cualquier suciedad que pueda provocar una infección.
  • Seca los pezones al aire o frótalos suavemente con una muselina o toallita muy limpia y suave, ya que se pueden producir infecciones en condiciones de humedad. Utiliza discos absorbentes desechables o lavables para absorber cualquier pérdida de leche y recuerda que debes cambiarlos de forma regular.
  • Calma el dolor de los pezones. Alivia el dolor y la piel reseca con lanolina en crema ultrapura, o aplica con suavidad unas gotas de tu propia leche. No es necesario quitar ninguna de las dos antes de la siguiente toma. También puedes usar parches de hidrogel directamente de la nevera. Estos apósitos para los pezones enfrían y proporcionan un alivio instantáneo para el dolor, además de crear las condiciones ideales para su curación.
  • Protege tus pezones. Los protectores de pezones evitan que la ropa te roce las áreas doloridas.
  • Sé paciente. El dolor suele remitir después de unos días, cuando tu cuerpo ya se ha acostumbrado a dar el pecho y la succión del bebé se hace más eficiente.
  • Consulta a un profesional sanitario,un especialista o una consultora de lactancia si el dolor mientras das el pecho no remite en unos pocos días. Un dolor continuo en los pezones puede indicar la presencia de una infección que puede requerir medicación.
Anuncios

Problema 2: mi bebé no se agarra correctamente

Algunos recién nacidos parece que tienen problemas para conseguir un buen agarre. Tal vez sea porque los dos necesitáis algo de tiempo para coordinar vuestros esfuerzos, o porque han nacido de forma prematura, no se sienten bien después de un parto complicado, o porque sus madres tienen pezones planos o invertidos.

Soluciones

  • Busca la ayuda de un especialista o consultora de lactancia que pueda diagnosticar la causa del problema y establecer un plan para solucionarlo.
  • Saca hacia fuera los pezones invertidos o planos. Los formadores de pezones se pueden colocar perfectamente en el interior del sujetador y aplican una ligera presión que ayuda a sacar hacia fuera los pezones para permitir la lactancia.
  • Adopta diferentes posiciones para facilitar el trabajo a tu recién nacido. Necesita sentirse sujeto, cómodo y capaz de respirar para poder alimentarse de forma adecuada. Asegúrate de no sujetar ni presionar su cabeza. Una posición tumbada, en la que el bebé se encarga de agarrarse, le ayuda a utilizar sus reflejos innatos y le facilita la tarea de llegar al pecho y agarrarse.
  • Realiza pequeños ajustes mientras alimentas a tu bebé. En lugar de colocarlo y retirarlo del pecho, lo que puede frustraros a los dos, simplemente asegúrate de que está bien colocado y cómodo. Mantén su cuerpo cerca de ti, sujetándolo bien del hombro para que se sienta seguro.  Deja que su cabeza descanse sobre tu muñeca para que pueda inclinarse ligeramente hacia atrás y tenga más espacio en la nariz para respirar. Su barbilla debe quedar cerca de tu pecho. Si realizar pequeños ajustes no parece mejorar la comodidad de tu bebé, solicita la ayuda de un especialista o consultora de lactancia.
  • Utiliza pezoneras para alimentar a tu bebé. Si tu bebé no se agarra, un especialista o consultora de lactancia puede recomendarte el uso de pezoneras para ofrecerle un objetivo más grande y firme donde agarrarse. En general, las pezoneras deben considerarse una solución a corto plazo.

Problema 3: no tengo suficiente leche materna

En un principio, generarás una pequeña cantidad de leche materna porque los cambios hormonales que activan la producción de leche se producen lentamente, y no finalizan hasta llegar al segundo o cuarto día 2. Esto puede hacer que te preocupes por si tu bebé no está recibiendo suficiente alimentación, pero dado que su estómago es diminuto durante los primeros días y se alimenta con frecuencia, esto no supone un problema. Durante estos primeros días solo tienes que preocuparte si tu bebé pierde más peso de lo esperado y produce muy pocos pañales húmedos y sucios, o si muestra signos de deshidratación. Para obtener una explicación completa acerca de con qué frecuencia tu recién nacido debe mojar o manchar sus pañales, lee Dar el pecho a un recién nacido: qué puedes esperar durante la primera semana.

Soluciones

  • Busca la ayuda de un profesional sanitario, un especialista o una consultora de lactancia que pueda valorar si tienes un problema de suministro de leche. Cuanto antes recibas ayuda, mejor.
  • Alimenta a demanda y no sigas un horario. Durante la primera semana después del parto, tu recién nacido querrá alimentarse al menos cada dos o tres horas (¡puede que más!) tanto durante el día como durante la noche. Esta frecuencia ayuda a establecer tu producción de leche.
  • Cuídate. No siempre es fácil con un recién nacido, pero intenta descansar cuando puedas, come bien y busca toda la ayuda posible con las tareas domésticas y con cualquier otro niño mayor para que puedas centrarte en la lactancia.
  • Intenta extraer leche. Si tu bebé se alimenta a menudo y a pesar de ello no gana peso, un especialista o consultora de lactancia puede recomendarte la extracción para establecer tu suministro de leche. Si aún no se ha producido la subida de la leche, el extractor de leche eléctrico doble para uso hospitalario Symphony de Medela cuenta con un programa de iniciación («Initiate») que imita el modo en el que un recién nacido se alimenta durante los primeros días.
Anuncios

Problema 4: mis pechos están muy llenos y duros

Cuando se produzca la subida de la leche, notarás que tus pechos están más llenos y firmes. Si tu bebé se alimenta bien y con frecuencia, esta situación debería superarse sin problemas. No obstante, los pechos de algunas mujeres se endurecen en exceso, y pueden estar más sensibles, incómodas e incluso sentir dolor: un problema que recibe el nombre de congestión mamaria. Los pechos congestionados también pueden notarse muy calientes debido a la actividad que se produce en su interior: ¡es como un atasco de tráfico! Aunque se trata de una situación temporal, que a menudo dura de 24 a 48 horas, la congestión también puede dificultar a tu bebé el agarre, ya que tus pezones se aplanan

Soluciones

  • Alimenta a tu bebé con frecuencia. Intenta darle el pecho al menos de 8 a 12 veces cada 24 horas. Este es el tratamiento principal para este problema. Si necesitas más consejos, lee nuestro artículo sobre la congestión mamaria 
  • Acude a un profesional sanitario, especialista o consultora de lactancia si los síntomas duran más de 48 horas, si tienes fiebre o si tu bebé no puede tomar el pecho debido a la congestión.
Anuncios

Problema 5: mis pechos pierden leche

Los pechos con pérdidas de leche son muy habituales durante los primeros días de lactancia, tras la subida de la leche. Puede que pierdas leche de un pecho cuando alimentes a tu bebé con el otro, cuando te tumbes boca abajo para dormir o cuando algo estimule tu reflejo de salida de leche de forma accidental, como la presencia de otro bebé llorando en el supermercado. Las pérdidas suelen remitir después de unas seis semanas.

Soluciones

  • Protege tu ropa mediante el uso de discos absorbentes desechables o lavables en el interior del sujetador, tanto por el día como por la noche.
  • ¡No pierdas ni una gota! Las copas para recoger la leche se colocan dentro del sujetador y recogen cualquier pérdida leche. Resultan útiles cuando la pérdida es excesiva para los discos absorbentes, o si un pezón tiende a gotear mientras alimentas a tu bebé con el otro. Si quieres guardar la leche recogida, puedes hacerlo, pero utiliza solamente la leche recogida durante una toma. Guarda la leche en un contenedor estéril y, si no vas a dársela a tu bebé justo después de recogerla, colócala en el frigorífico inmediatamente y utilízala antes de que pasen 24 horas. No utilices copas para recoger leche durante más de dos o tres horas cada vez.

Problema 6: creo que produzco demasiada leche

¡En ocasiones, cuando la leche sube, sube de verdad! Puede que tengas un suministro excesivo de leche, de carácter temporal, durante las primeras semanas, pero esta situación remitirá pronto. Hasta entonces, puede que sientas dolor en los pechos y que estén duros la mayor parte del tiempo, incluso después de una toma, y es posible que pierdas una gran cantidad de leche. Tu bebé puede toser y chisporrotear con la fuerza de la salida de la leche, vomitar al moverlo tras las tomas y sentir incomodidad en la tripa, con heces explosivas, espumosas y verdosas. Todo esto sugiere que tienes demasiada leche, pero este problema se solucionará por sí solo en cuanto tus pechos se adapten a su nuevo trabajo.

Anuncios

Soluciones

  • Extrae algo de leche manualmente al iniciar cada toma para reducir la fuerza de la salida de la leche.
  • Prueba la posición de lactancia tumbada para que tu bebé pueda controlar mejor el flujo de leche. O utiliza la posición de cuna: sujeta al bebé por los hombros, asegurándote de que su cabeza quede ligeramente inclinada hacia atrás, descansando sobre tu muñeca. Su cuerpo reposará sobre el tuyo, inclinado hacia abajo en diagonal.
  • Sé delicada y paciente. Deja que tu bebé descanse y digiera la leche, tanto durante como después de una toma. Si lo mueves demasiado o muy rápido, podría sentir náuseas. A medida que vaya creciendo, irá acostumbrándose al flujo, que en cualquier caso se ralentizará.
  • Utiliza una toallita o un paño de muselina para limpiar la salida brusca de leche si tu bebé se agobia cuando la leche empieza a salir, y coloca una copa para recoger la leche en el otro pecho para recoger cualquier pérdida de leche.
  • Solicita el consejo de un especialista o consultora de lactancia si sigues teniendo dificultades después de varias semanasEllos valorarán la situación y te podrán aconsejar dar solo un pecho o restringir la alimentación si necesitas reducir tu suministro de leche.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
maternidad Mujer

Ejercicio y lactancia

Anuncios
Anuncios

La actividad física durante la lactancia no solo es posible, sino también muy beneficiosa para la madre que acaba de tener un hijo, pero siempre que se realice según las pautas que recomiendan los especialistas.En base a ellas, este artículo responden a tres preguntas frecuentes sobre el ejercicio y la lactancia: ¿cuándo se puede empezar?, ¿qué beneficios tiene en el posparto? y ¿afecta a la producción de leche? También se proporcionan diez consejos imprescindibles para hacer ejercicio durante la lactancia.

Photo by Valeria Ushakova on Pexels.com

Ejercicio durante la lactancia: ¿cuándo empezar?

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomienda no comenzar a realizar ejercicios intensos hasta al menos seis semanas después del parto, ocho si este ha sido por cesárea.

Hasta ese momento, la madre puede empezar a ejercitarse de forma moderada, con estiramientos suaves, ejercicios para reforzar los músculos del suelo pélvico o pequeños paseos. Pero siempre poco a poco, de modo que se incremente la intensidad del ejercicio de manera paulatina.

En este primer periodo los especialistas aconsejan evitar ejercicios que produzcan impactos en las zonas que más han sufrido durante el embarazo y parto, como los abdominales clásicos, y en aquellas más sensibles durante la lactancia, es decir, los pechos.

¿Qué beneficios tiene el ejercicio tras el parto?

El ejercicio regular practicado según las directrices recomendadas para cada etapa de la mujer es siempre beneficioso, y durante la lactancia no podía ser menos.

Además de contribuir de manera significativa a perder la grasa acumulada durante la gestación, Marta Díez Gómez, del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, apunta otros efectos positivos: mejora de la función cardiovascular, ayuda a la mineralización ósea e incrementa tanto la fuerza como la flexibilidad muscular.

Pero los beneficios de la actividad física van más allá. Esta especialista recalca también que durante el posparto y la lactancia el ejercicio ayuda a la reciente madre a “reducir el estrés y la ansiedad”, tan frecuentes durante esta etapa. Asimismo, “aumenta la autoestima y produce sensación de bienestar a la madre gracias a la liberación de endorfinas”.

Anuncios

¿Afecta el ejercicio a la producción de leche?

La práctica de ejercicio moderado durante la lactancia no afecta ni al volumen ni a la composición de la leche materna.

Sin embargo, los especialistas subrayan que hacer ejercicios físicos intensos, en especial si la madre lactante no tiene entrenamiento previo, sí puede repercutir de forma negativa. Díaz apunta que, en estos casos, sí “puede producir un descenso en el volumen de la leche y un aumento de su contenido en ácido láctico”. Esta sustancia tiene un sabor agrio y amargo que contrasta con el característico sabor dulce de la leche materna, de modo que puede provocar el rechazo por parte del bebé.

No obstante, una investigación realizada en la Universidad de New Hampshire (EE.UU) para evaluar la reacción de los niños a la leche materna después de la práctica de ejercicio intenso y moderado concluye que no existen diferencias ni en la cantidad de leche que toma el bebé ni en su reacción ante la misma. Eso sí, los científicos recomiendan que se ofrezca el pecho al pequeño al menos una hora después de haber practicado el ejercicio, y que este, por tanto, sea moderado.

Otro aspecto que las madres deben considerar a la hora de ejercitarse durante la lactancia es la sudoración. Tal como señala la Asociación Española de Pediatría, el sudor, que posee un alto contenido en sodio, tiene un sabor salado. Si queda impregnado en la piel del pecho “también puede contribuir a que el niño lo rechace”. Para evitarlo, lo conveniente es que la madre tome las medidas de higiene necesarias para que el pecho esté limpio y seco durante el amamantamiento.

Photo by Valeria Ushakova on Pexels.com

Ejercicio y lactancia: diez consejos

  • Evitar la práctica de ejercicios que puedan causar traumatismos en los pechos.
  • Si es posible, hacer ejercicio después de la toma del bebé: las mamas estarán menos llenas y la madre estará más cómoda.
  • No iniciar la actividad sin un calentamiento previo. Comenzar con una intensidad moderada e incrementarla de forma paulatina.
  • Utilizar un sujetador deportivo que mantenga firme el pecho durante el ejercicio, preferiblemente de algodón.
  • Tener control sobre los propios límites y evitar la sensación de cansancio extremo o fatiga.
  • Beber abundante líquido durante y después de la actividad para evitar la deshidratación.
  • No hacer natación en el puerperio inmediato (primeras seis semanas tras el parto) por el peligro de sufrir endometritis puerperal, un proceso infeccioso que puede afectar a las mujeres en el posparto.
  •  No obsesionarse con la pérdida rápida de peso durante la lactancia. Dar el pecho ayuda a adelgazar y más aún si se combina con el ejercicio moderado durante esta etapa.
  • Evitar el levantamiento exagerado de pesas de la parte superior del cuerpo, ya que puede producir dolor en las mamas.
  •  Si no se puede dejar al niño al cargo de otra persona, también se puede practicar ejercicio en su compañía, pasear, correr con el cochecito adecuado e, incluso, acudir a un gimnasio para madres y bebés.
Anuncios
Categorías
Crianza

Cómo prevenir el abuso sexual en niños

Anuncios

Estas son los 8 consejos que todos los papás, mamás y educadores tenemos la responsabilidad de conocer:


1. Las cosas por su nombre
Desde muy chico ayuda a tu hijo a conocer su  cuerpo y enséñales los nombres correctos de sus partes privadas y genitales y a identificar la incomodidad y el dolor y saber como expresarlos. Hablar de forma clara es la mejor manera de prevenir.

2. Enséñale que ellos tampoco pueden ver o tocar las partes privadas de otras personas

3. No obligues a tu hijo/a a dar besos o abrazos en contra de su voluntad. 
Los niños y niñas deben tener sus propias decisiones, las cuáles debes respetar, pues así le enseñas que nadie puede hacer o  decidir sobre su cuerpo sin su convencimiento.
 

NO AL MALTRATO INFANTIL

4. Se congruente para no confundir al niño y evita cambiarlo en espacios públicos o delante de otras personas 


5. Reduce los riesgos. 
El abuso infantil ocurre cuando un adulto está a solas con el niño. Siempre trata de nunca dejar solo a tu hijo con un adulto en el que no confías y siempre intentar que estén observados por más gente.
 
6. Dile que los secretos sobre el cuerpo no están permitidos.
Casi siempre en los casos de  abuso sexual, el abusador obliga a la víctima a mantener la situación en secreto. Explícale a tu hijo que cuando un  secreto se trata sobre alguna parte del cuerpo, siempre tiene que decirse.
 
7. Inventa una palabra código con tu hijo que pueda utilizar en una situación incómoda.
Haz que esa palabra o frase clave sea una señal de alerta que tu hijo pueda usar cuando se sienta inseguro
 
8. Muestra interés sobre todo lo que ocurre en su vida y mantén una relación cercana y con una comunicación abierta entre ustedes.
​Así tu niño podrá hablar abiertamente de cualquier cosa contigo.

Anuncios
Categorías
Crianza

Adiós al pañal

Anuncios

Debemos ver todas las etapas del desarrollo como un proceso, ellos nos necesitan para crecer. Vamos a hablar del proceso de dejar el pañal.

el proceso de quitar el pañal no es tan sencillo. desde que nace le ponen el pañal como una segunda piel y el lo vive como una segunda piel. de pronto queremos que use el inodoro así sin más.

Es todo un cambio todo ese proceso. Ahora necesita: reconocer que tiene deseo de orinar o hacer caca, bajarse el pantalón, retener y soltar, quedarse sentado en el baño, limpiarse con un papel diferente, lavarse las manos de rutina, además tiene todas las expectativas de la familia.

El primer paso es que los padres y todo el que vive en la casa esté informado.

Debemos ser positivos. Dile frases como “sé que lo vas a lograr”, “ahora no hiciste pero la próxima sí saldrá”, “casi llegamos”. Motivalo,de nosotros depende que tu niño quiera ser parte de este proceso.

Tu niño te dirá que está listo. Algunos proceso externos pueden adelantar o atrasar el proceso, como un cambio de escuela, un duelo o que se muden de casa.

Indicadores físicos

  • Puede subirse y bajarse los pantalones con facilidad
  • Se puede desvestir
  • Sube escaleras sin problemas
  • Brinca con los dos pies juntos
  • Logra mantenerse seco por más de dos horas en el día
  • Hace mucha pipí a la vez
  • Pausa la actividad que está haciendo y manifiesta señales corporales cuando evacúa, como llevarse las manos a los genitales y ponerse en cuclillas
  • Amanece seco de algunas siestas

Indicadores cognitivos y de lenguaje

  • posee lenguaje comunicacional
  • sabe decir “pipí” o “popó”
  • Puedes saber cuando tu hijo quiere ir al baño porque te dice o por sus expresiones faciales (antes o durante)
  • Tiene noción de su esquema corporal básico (brazos, piernas, cabeza, barriga)
  • Reconoce las nociones de arriba, abajo, adentro afuera, adelante, atrás

Indicadores socio-emocionales

  • Muestra interés en el inodoro y lo que se hace en él
  • Muestra interés en los calzones
  • Avisa antes o durante
  • Se siente incómodo cuando su pañal está mojado o sucio
  • Tiene las ganas o la motivación para dejar intentar dejar los pañales
  • Tiene experiencias de primeras elecciones (ropa, juguetes)
  • Tiene conciencia de si mismo, utiliza el YO y el MIO
  • Puede imitar comportamientos
Anuncios

Todo para Dejar el Pañal

¿Qué hay que hacer para quitarlo? Aproximaciones para que sea un proceso respetuoso. ¿Qué fin tienen las aproximaciones? Llegó el día de iniciar el proceso. ¿Inodoro o bacinica? Reglas. Cuentos y canciones. El juego. Control nocturno.

Es todo un proceso. Inicia con las aproximaciones. Da información sobre el acto de orinar. Deja que te vea cuando vas al baño y explica que vas a hacer allí. Jalar a la palanca del inodoro. Usa cuentos y canciones. El fin es que se familiarice y no vea este acto como algo extraño y motiva a experimentar y quiera participar.

También podemos simular la acción con un muñeco de peluche, luego invitar al niño a sentarse en el inodoro. Recuerda que las primeras veces no necesariamente vas a tener resultados positivos, ni a la 20 o 30. Así que recuerda llenarte de paciencia.

Recuerda que es un proceso del niño, así que no lo dejes fuera. Sé empática, no te alteres y trata de no hacerle sentir avergonzado si tiene un accidente.

A algunos niños les resulta bien ir directamente al inodoro, a otros les funciona bien usar un asiento adaptador, otros muchos usan una bacinilla. La bacinilla debe estar en el baño siempre para poder hacer luego el cambio al inodoro.

No preguntes si quiere ir al baño, afirma que vamos al baño. Si no sale no hay problema, dile “ahora no quiso salir, para la próxima ya saldrá”

El juego es tu aliado

Usa canciones o cuentos para que no se desespere mientras está en el baño. No necesariamente debe ser alusivo a la actividad que están haciendo. Puede usar masilla para amasar, así no esta todo el tiempo pensando en lo que hace.

También leerle un cuento mientras espera para hacer popó, así deja la ansiedad. Usa una canción para celebrar que tu hijo sí pudo. No necesitas una canción que ya exista, crea una que te resulte.

Usa un globo con agua para explicar cómo funcionan los esfínteres. Puedes usar colorante para cambiar el color del agua y hacerlo más divertido.

Igualmente funciona una palabra mágica. Por ejemplo, “si necesitas hacer pipí puedes decirme la palabra COCO y salimos corriendo, será una palabra que solo tú y yo conocemos”.

Durante la noche

El proceso para dejar el pañal de noche es diferente al del día. Se recomienda espera que tu hijo despierte más de 1 semana seco. Asi entenderas que ya está listo.

Los tediosos accidentes

Aprendamos a manejar los accidentes: el esfínter es al inicio un musculo involuntario, luego pasa a ser voluntario a través de una serie de cambios.

  • Al principio los niños hacen en el pañal sin mostrar interés alguno en el tema.
  • despues dicen pipi o popo para que le cambien el pañal
  • luego son conscientes en el momento que estan realizando la accion
  • luego avisan antes de hacer, pero no da tiempo de llegar
  • ya empieza a retener para que no se le escape antes de llegar al baño

En los dos últimos pasos es que ocurren los accidente. Evita llamarles la atención de mala manera, pues esto puede llevar a un retroceso en este proceso.

Preguntas frecuentes

  • Quién controla primero? Las niñas pueden controlar más temprano los esfínteres que los niños,lo dicen las estadísticas pero no es una regla
  • Qué se controla primero, la pipi o la popo? suele ser más sencillo que los niños hagan pipi a que hagan popo, pero el miedo a sentarse al inodoro o hacer popo es muy frecuente. Puedes ayudarte de un psicólogo pediatra que te ayude en esto.
  • Puedo volver al pañal? Si, si es necesario porque vemos que aun no esta preparado. Explicale que nos adelantamos y que lo volveremos a intentar cuando este listo. no se debe volver marcha atrás cuando ya tiene mucho tiempo sin pañal y de repente empieza a tener accidentes; en ese momento, debemos buscar la causa, una diarrea, algún miedo o angustia.
  • Cómo evito que se sienta intimidado? es un proceso natural en el que confío en mi niño. si se vale :”confío en ti”, “puedes hacerlo”. Evita etiquetas como :”que grande!”, “eres el mejor” asi evitas que se sienta mal si tiene un accidente.
  • Cuándo buscar ayuda de un especialista? cuando mi niño tiene mucho miedo a hacer popo o pipi, cuando asocia el evento con un episodio de dolor, cuando tiene ya 7 años y aún despierta muy mojado en la noche, cuando ya se convirtió en una lucha de poder evidente entre el niño y su cuidador

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Anuncios
Anuncios
Categorías
Educación

Educación sexual para niños pequeños

Anuncios

La necesidad de hablar con los niños pequeños sobre sexualidad se basa en la conducta sexual de los adolescentes y adultos. Igualmente los padres deben educarse sobre este tema para poder contestar preguntas y resolver situaciones relacionadas.

Este es un tema relativamente nuevo. Antes se veía la sexualidad como algo prohibido. Ni adultos ni niños. Nadie puede tocar el tema.

Sí se debe hablar de sexualidad con los pequeños para evitar que se metan en situaciones de riesgo sin saber como responder.

¿Qué es la sexualidad y sus componentes? Es una parte natural e integral de nuestro cuerpo. Está compuesta por el género, reproductividad, erotismo.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

El género trata de sus genitales, de que una mujer tiene vulva mientras el hombre tiene pene.

Puedes bañar una muñeca con vulva y otro con pene. Así le muestras los nombres de los genitales y para qué sirven. A la edad de 2 años con que le digas que se usa para orinar debe bastar.

Reproductividad no se basa solo en tener un bebé, incluye el cuidado de un hijo sea propio o adoptado. Los niños practican la reproductividad cuando cuidan los juguetes y los animales.

El erotismo está presente en el bebé desde antes de nacer. El significado que le damos a esas sensaciones de nuestro cuerpo. El erotismo en la vida del niño significa placer pero no hay deseo como en la vivencia del adulto, por ello hay actos que para nosotros puede significar algo más y para ellos no significa nada. El deseo se va construyendo poco a poco, cuando le agrada una persona más que otras, cuando le hace cosquillas que un amigo le toca.

Los padres tenemos muchísimo que ver en el erotismo de nuestros hijos, nosotros les ayudamos a construir su mapa erótico.

El mapa erótico se construye cuando lo abrazas, lo bañas, le das un beso, agarras su mano. En los primeros 8 años queda grabado en su mente qué partes de su cuerpo son agradables cuando las tocan y cuales no son tan agradables.

Si el padre o la madre corta las uñas del niño y le da un masaje en los dedos, esa parte de su cuerpo será agradable cuando la toquen; al contrario, si el acto de cortar las uñas de los pies es traumático en la infancia, será difícil que quiera compartir esta parte de su cuerpo.

Hay niños que por su temperamento, les encanta que su cuerpo sea tocado, otros necesitan un poco más de distancia.

“Hacer el amor” puede significar para ti algo muy diferente que para tu hijo. Así que, cuando te pregunte si tu pareja y tu hacen el amor, primero devuélvele la pregunta “con qué te refieres con hacer el amor?”. Porque de repente te responde que se refiere a estar juntos comiendo o escuchar música.

Recuerda que los niños son exhibicionistas. Para el niño pequeño ver su cuerpo y el de otras personas es parte de reconocer que una mujer tiene vulva y un hombre tiene un pene.

Recuerda que no es brindar información que no sea adecuada para la edad de tu hijo, pero no lo dejes con dudas y lagunas, no salgas corriendo cuando te haga una pregunta incómoda; debemos evitar que busque la respuesta en otro lugar.

Me puedo bañar con mi hijo?

Esta respuesta depende de mami y papi; primero debes sentirte tú cómodo con que tu hijo te vea desnudo. Aprovecha el momento para mostrar que es incómodo que toquen tus genitales, y que debe sentirse incómodo cuando alguien intente tocarlo.

A los 8 años el niño va desarrollando su pudor, por lo que antes de esta edad ya debe saber lavar sus genitales, así cuando pida privacidad ya sepa cómo lavarse.

Juegos sexuales y autoerotismo

Erotismo. Es tocarse a si mismo y las sensaciones agradables y desagradables que sentimos. Se desarrolla desde antes del nacimiento, pero el deseo y exitacion se desarr

Masturbación por otro lado es una palabra que significa lastimarse con las manos. no usamos esta palabra con nuestros hijos.

Los bebés, desde que alcanzan sus genitales con las manos, los van a querer tocar. No lo hace con fines sexuales como lo hace un adulto, está descubriendo su cuerpo. Va a tener alguna sensación? Si, tiene terminaciones nerviosas así como la tienen las orejas y otras partes del cuerpo.

La frecuencia con que se toque depende de cada niño. De repente lo hace cuando está aburrido o cuando esta cansado y empieza a tocar sus pies y sus genitales.

Que pasa si lo hace en público? no alarmarte. Si es menor de 4 años, pues trata de llevar su atención a otra actividad como cantar y aplaudir. Si es mayor de esta edad, puedes empezar a hablarle que debe tocarse con manos limpias, y que su cuerpo debe empezar a taparlo de otras personas.

Juegos sexuales. Si mami se maquilla antes de salir, es normal que la niña quiera pintarse la cara. Si hay un bebé nuevo en casa, van a querer cargar a los muñecos, darle el seno o cambiar el pamper.

Date cuenta, los niños repiten lo que ven, nunca van a realizar acciones que no están dentro de su desarrollo y que no han visto.

Juegos como ver su cuerpo, son característicos de niños de la misma edad, lo hacen como curiosidad. Si los encuentras en este juego, no te muestres alarmada, pregunta que hacen y si lo habían hecho antes, explícales que esas actividades no se juegan con adultos. Recuerda que puedes ver normal que dos niños 4 años tengan curiosidad por su cuerpo, pero ver un adolescente con un niño más pequeño puede ser dato de abuso sexual.

Anuncios
Categorías
Lactancia

Estado de ánimo: madre e hijo.

Anuncios

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Anuncios

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Ser madre es la responsabilidad más grande que un ser humano puede tener, como mamá te puedo decir que también me canso y pierdo la paciencia porque soy humana y ya al final de la noche mi humor comienza a cambiar.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Fuente: ilactation

Día de los derechos de los niños

Los derechos del niño son un conjunto de normas jurídicas que protegen a las personas hasta cierta edad. Todos y cada uno de los derechos de la infancia son inalienables e irrenunciables, por lo que ninguna persona puede vulnerarlos o desconocerlos bajo ninguna circunstancia. Varios documentos consagran los derechos de la infancia en el ámbito internacional, entre […]

Categorías
maternidad

Lactancia y depresión postparto

En este artículo vamos a revisar la relación entre lactancia y depresión postparto; también explicaremos los mecanismos que ligan la depresión con las dificultades de la lactancia. Al finalizar seremos capaces de diseñar estrategias para tratar la depresión y apoyar la lactancia continua. Es más hacia el perfil médico, lo escribo con la intención de que el personal de salud pueda tratar estas patologías.

Anuncios

Comprender la relación entre lactancia y depresión postparto

Entre los muchos beneficios de la lactancia incluyen un riesgo menor de depresión postparto a la madre. Sin embargo, la ansiedad impide la lactancia.

Entre las dudas de las madres están saber si el bebé está recibiendo suficiente leche, si usa una buena técnica, si sube de peso adecuadamente. Las madres que lactan exclusivamente a pesar de las múltiples barreras que se les presenta, están de mejor forma emocional y mentalmente y tienen mayor apoyo de los familiares y otras personas cercanas.

La interrupción de la lactancia es más común entre las mujeres con síntomas de depresión. Las mujeres que dejan de amamantar por falta de apoyo sufren más de depresión, la mujeres que dejaron de amamantar por algún inconveniente tuvieron menor puntaje de depresión según la puntuación de Edimburgo. Esto solo destaca el hecho que el dolor o la soledad se asocian fuertemente a la depresión. Fuente: Estudio realizado en 2015. Journal of Advanced Nursing.

Donde vivimos, el acceso a alimentos y agua potable son indicativos de si una madre va a padecer depresión. Arreglar las dificultades de vida a permitirá que una madre pueda dedicarse a cuidar de su bebé y no tendrá que preocuparse de otros problemas.

Igualmente es importante identificar los síntomas de preocupación en el embarazo, la madre insegura acerca de las condiciones en que recibirá a su bebé es más propensa a sufrir de depresión.

Mecanismos que ligan la depresión con las dificultades de la lactancia.

Fuente: Ilactation

La oxitocina y prolactina son las dos hormonas clave involucradas en la producción de leche materna.

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Puntuación: 1 de 5.

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Qué ayuda a la madre con depresión?

En las etapas tempranas, está demostrado que el apoyo de un familiar o amigo es importante para que la madre se sienta fuerte, pueda salir de la depresión y cuide bien a su bebé. Apoyar a la mami significa que otra persona se encargue del bebé un momento para que mami coma tranquila, tome un baño o duerma bien; igualmente ayudar con los quehaceres y prepara algo de comer.

Corregir problemas de postura, mal agarre que puedan interferir con la lactancia materna. Verificar que el bebé se esté alimentando bien.

Revisar que no haya alguna entidad orgánica que cause limitación para la lactancia.

Darle a la mami apoyo emocional, decirle que es buena madre y que sigue siendo hermosa.

Si se considera que padece algún signo de depresión, se debe poner en cuenta con un profesional de la salud, el cual va a desmitificar si es así y la tratará según sus necesidades.

Siempre hay que darle la oportunidad de comer y dormir bien, es un punto importante del cuidado. El padre juega un papel importante en este proceso, incluso puede pegarle el bebé a la teta de la madre cuando ella aun está media dormida.

La madre debe tener tiempo para disfrutar a su bebé, no solo para alimentarlo!

Hay medicamentos usados para dormir, que solo deben ser suministrados por un personal calificado para ello, la madre nunca debe tomar ningún medicamento sin antes consultarlo con su médico, aun cuando sea de venta libre.

Si la madre tiene antecedentes de depresión/ansiedad, se debe evaluar la interacción madre-bebé.

Enseñar a las madres a reconocer y responder a las señales del bebé.