Categorías
Lactancia

Problemas de peso en el bebé lactante

Anuncios

Es común escuchar decir «está flaco», «esa leche no le alimenta», «debes complementar con fórmula». Las madres lactantes de manera exclusiva podemos sentirnos muy intimidadas con toda la presión y caer en la tentación de destetar al bebé por desconfianza.

Es importante destacar que cada bebé es diferente. Unos son super gorditos mientras que otros son muy atléticos.

Considero importante que el bebé esté en salud, la cantidad de peso que ganen no tiene que ser exagerado. Si la madre debe saber reconocer cuando lo está alimentando bien.

Cómo identificar que el bebé se está alimentando bien?

Causas de la poca ganancia de peso

Anquiloglosia. También conocida como lengua anclada, la anquiloglosia es una condición relativamente común en la cual el frenillo, lo que une la lengua a la parte baja de la boca, es demasiado corto para permitir cierta libertad de movimiento de la lengua. Esto puede contribuir al dolor de los pezones. Echa un vistazo y comprueba si la punta de la lengua del bebé tiene forma de corazón o si te es difícil colocar tu dedo entre su lengua y la parte baja de su boca. De ser así, es posible que tenga el frenillo corto.  Lo mejor es hablarlo con tu médico pero no te preocupes, esto se puede corregir cortando el tejido con un simple procedimiento en la propia consulta.

No está comiendo bien. El mal agarre, hipogalactia son causas de que tu bebé no está comiendo bien. Te das cuenta de esto cuando el bebé no orina suficientes pampers en el día. La caca no la cuento después de la segunda semana, pues los bebés amamantados con lactancia materna exclusiva pueden tardar hasta 3 semanas sin evacuar ya que la lactancia materna no tiene residuos.

Anuncios

El pediatra

Cuando vamos a la consulta del pediatra, el bebé es pesado y medido. Se va construyendo una gráfica en la que madre y pediatra ven la evolución del bebé. Cuidado al usar las tablas de crecimiento y clasificar al bebé bajo peso. Un bebé que sube de peso y talla, que orina bien y evacua, aun cuando no esté en el percentil 50 estará sano. También influye la genetica, los padres bajitos preguntan al pediatra porque su hijo es pequeño en comparación con otros y no se dan cuenta de que ellos mismos no son de talla alta.

Categorías
Lactancia

Posiciones de lactancia

Anuncios

Alimentos procesados y ultraprocesados

Prácticamente todos los alimentos que se consumen en la actualidad se procesan de alguna manera. Si el procesamiento se define como el conjunto de métodos para hacer los alimentos crudos más comestibles y agradables, o para preservarlos para el consumo posterior, entonces se han procesado los alimentos a lo largo de toda historia de la […]

La lactancia materna requiere práctica. Aprender a sostener y apoyar a su bebé en una posición cómoda también requiere coordinación y paciencia.

Sin embargo, vale la pena el esfuerzo por encontrar una posición que funcione para usted y su bebé. Después de todo, ustedes dos pasarán horas  amamantando  todos los días.

Estas son algunas de las posiciones probadas con el tiempo que se pueden probar, además de consejos para hacer que la lactancia funcione sin problemas

Procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

El soporte de la cuna.

Ilustración de una mujer amamantando en posición de cuna.

Esta posición clásica de amamantamiento requiere que usted acuna la cabeza de su bebé en la curva de su brazo.

  1. Siéntese en una silla con apoyabrazos de apoyo o en una cama con muchas almohadas. Descanse los pies sobre un taburete u otra superficie elevada para evitar inclinarse hacia su bebé.
  2. Sosténgale en su regazo (o sobre una almohada en su regazo) de modo que esté recostada de costado directamente hacia usted. Si está amamantando en el seno derecho, apoye la cabeza en su antebrazo derecho. Extienda el antebrazo y páselo por la espalda para sostener su cuello, columna y parte inferior. Asegure sus rodillas contra su cuerpo a través o justo debajo de su seno izquierdo. El bebé debe estar acostada horizontalmente o con un ligero ángulo.
  3. Guíe la cabeza de su bebé para que se incline un poco hacia atrás con la boca abierta para establecer un buen cierre .

Mejor para: bebés nacidos a término que nacieron por vía vaginal. Algunas madres dicen que esta retención hace que sea difícil guiar la boca del recién nacido hacia el pezón, por lo que es posible que desee esperar para usar esta posición hasta que se sienta más cómoda con la lactancia materna, generalmente cuando su bebé tiene entre 4 y 6 semanas de edad. Las mujeres que han tenido una cesárea pueden encontrar que ejerce demasiada presión sobre su abdomen.

El cuna cruzada.

Ilustración de una mujer amamantando en posición de espera cruzada.

También conocida como la retención de la base cruzada, esta posición difiere de la retención de la base en que los brazos cambian de función.

  1. Si está amamantando de su seno derecho, use su mano izquierda para apoyar la cabeza de su bebé.
  2. Con su pulgar y dedos detrás de su cabeza y debajo de sus orejas (recuerda que los bebés recién nacidos no sostienen su cabeza).
  3. La mano libre la usa para sostener el pecho que va a ofrecer, pon la mano en forma de U sin pinzar el seno. La idea es llevar el pezón a la boca del bebé. Los dedos no deben toar la areola.

Pon el pezón cerca de su nariz para que te huela. El bebé hará un movimiento hacia los lados. Es descubriendo a su madre. Abrirá la boca y podrás entrar el pezón. No creas que lo ahogas por entrar mucho el pezón. Se necesita que entre gran parte de la areola en la boca para una succión efectiva.

Lo mejor para: recién nacidos, bebés pequeños y bebés que tienen problemas para prenderse del seno.

El embrague o la pelota de fútbol.

Ilustración de una mujer amamantando en la posición de embrague o fútbol.

Como su nombre indica, metes a tu bebé debajo del brazo (en el lado del que amamantas) como si fuera un balón de fútbol o un bolso.

  1. Coloque a su bebé a su lado, debajo de su brazo, sostenido por una almohada. Ella debe estar acostada boca arriba, su nariz al nivel de su pezón.
  2. Apoye el brazo sobre la almohada y apoye los hombros, el cuello y la cabeza de su bebé con la mano y el antebrazo.
  3. Con el pulgar y los dedos detrás de la cabeza y debajo de las orejas, dirija la boca hacia su pezón, con la barbilla primero, para establecer un buen cierre. Espera que abra bien la boca antes de intentar entrar el pezón.

Lo mejor para: si ha tenido una cesárea (para evitar que el bebé ejerza presión sobre los puntos de sutura). Y si su bebé es pequeño o tiene problemas para engancharse, esta sujeción le permite guiar su cabeza hacia su pezón. También funciona bien para las mujeres que tienen senos grandes o pezones planos , y para las madres de mellizas que amamantan a ambos bebés a la vez.

La posición acostada de lado.

Ilustración de una mujer amamantando en posición recostada.

Aunque no verá a las mujeres amamantando en público de esta manera, es una posición popular para muchas madres lactantes cuando están en casa.

La posición acostada de lado también le facilita retirarse si su bebé se duerme sobre el pecho. Solo asegúrese de llevarlo a un lugar seguro para dormir, y nunca lo deje solo en una cama o sofá para adultos.

  1. Acuéstese de lado en la cama con una almohada debajo de la cabeza y una entre las rodillas dobladas, si lo desea, para mantener la espalda y las caderas en línea recta.
  2. Con su bebé frente a usted, acérquelo, permitiendo que su cabeza se incline ligeramente hacia atrás para que pueda abrir la boca. Descansa tu cabeza en tu brazo inferior.
  3. Si su bebé necesita estar más alto y más cerca de su pecho, use su brazo superior para acunarlo, con la mano debajo de las orejas. Asegúrese de no presionar la parte posterior de su cabeza. No debe esforzarse para alcanzar su pezón, y usted no debe inclinarse hacia él.

Lo mejor para:  si se está recuperando de una cesárea o un parto difícil, sentarse es incómodo o está amamantando en la cama.

Anuncios

El asimiento del koala

Ilustración de una mujer amamantando en la posición de espera koala

Una vez que lo mantenga presionado, puede querer probarlo mientras su bebé está amarrado a usted en un transportador suave para amamantar sin usar las manos. Si esto funciona para usted y su bebé, es posible que nunca regrese.

  1. Sostenga a su bebé firmemente erguido, con las piernas extendidas sobre su pierna y su cabeza alineada con su pecho.
  2. Su cabeza se inclinará naturalmente hacia atrás cuando se aferre. Asegúrese de apoyar su cabeza y de mantener un brazo alrededor de ella en todo momento, hasta que tenga la edad suficiente para sostenerse.

Mejor para: bebés con reflujo, ya que amamantar verticalmente puede ser más fácil para su digestión. Si puedes dominar esta retención en un transportista, es una posición ideal para las mamás activas.

La espera relajada

Ilustración de una mujer amamantando en la posición reclinada.

La investigación muestra que amamantar en una posición reclinada puede estimular los reflejos de alimentación en las madres y los bebés.

  1. Acuéstese en una posición semi-reclinada. Asegúrese de que su cabeza y sus hombros estén apoyados.
  2. Coloque a su bebé boca abajo sobre su estómago con sus brazos abrazando su pecho. La gravedad debe mantenerlo en la posición ideal y lo ayudará a profundizar su cierre.

Ideal para: madres con pezones adoloridos o bebés con un cierre difícil . Esta es también una excelente posición para las madres que desean un abrazo agradable y relajante. Es posible que este agarre se sienta bastante natural para usted y su bebé.

Anuncios

La bodega relajada post-cesárea.

Ilustración de una mujer amamantando en la relajada posición cesárea.

Esta retención quita la presión de su sitio de incisión y le permite disfrutar de una posición semi-reclinada. Puede parecer un poco gracioso, pero como el pecho es un círculo, puede abordarse desde cualquier lado.

  1. Encuentre un lugar cómodo donde pueda sentarse en un ángulo de 45 grados y recibir un apoyo total.
  2. Coloque a su bebé sobre su hombro de modo que su cabeza quede frente a su pecho y su boca esté alineada con su pezón.
  3. Asegúrese de que usted y su bebé estén bien ajustados y seguros antes de guiarla para que se enganche.

Lo mejor para: madres lactantes que desean sentarse y relajarse después de una cesárea reciente.

El agarre gemelo

Ilustración de una mujer amamantando en posición de espera gemela.

Amamantar a los gemelos significa que usted producirá mucha leche y necesitará mucho apoyo, literal y figurativamente.  

  1. Coloque una almohada o cojín grande en su regazo para ayudarlo a acunar a los dos bebés a la vez.
  2. Si es posible, tenga a alguien cerca que pueda pasarle sus bebés una vez que esté preparado. 
  3. Coloque a un bebé debajo de cada brazo con sus cabezas mirando hacia sus senos. Use sus brazos y manos para apoyar sus espaldas y cabezas. Asegúrese de que los dos bebés estén lo suficientemente cerca del pecho para obtener un cierre cómodo.

Mejor para: gemelos de enfermería. Esta retención podría salvar tu cordura si eres la madre de los múltiples.

Anuncios

Consejos para cada posición de lactancia.

Apoye su cuerpo
Elija una silla cómoda con reposabrazos y use almohadas, muchas de ellas, para apoyar la espalda y los brazos. (La mayoría de los sofás no son lo suficientemente de apoyo.)

Apoye sus pies también, para evitar inclinarse hacia su bebé. Un reposapiés, una mesa de centro o una pila de libros pueden funcionar. Una almohada o una manta doblada en su regazo también puede evitar que se agache.

Cualquiera que sea la posición de lactancia que use, asegúrese de llevar a su bebé a su pecho, en lugar de hacerlo al revés.

Apoye sus senos
Sus senos se hacen más grandes y más pesados ​​durante la lactancia. Mientras amamanta, use su mano libre para sostener su seno con una retención en C (cuatro dedos en un lado del seno y el pulgar en el otro lado) o una retención en V (los dedos índice y medio están desplegados en ambos lados de la pecho) sin hacer mucha presión.

Nota: mantenga sus dedos por lo menos 2 pulgadas detrás del pezón y la areola para que su bebé pueda tener un pestillo completo.

Apoye a su bebé

El sentirse cómodo y seguro ayudará a su bebé a amamantar de manera feliz y eficiente. Use sus brazos y manos, además de almohadas, para apoyar la cabeza, el cuello, la espalda y las caderas de su bebé se mantengan en línea recta. Al principio, el contacto piel con piel es mejor, utilizando una manta para mantener a su bebé caliente cuando sea necesario. Eventualmente, también puedes amamantarlo mientras estás  envuelto con sus brazos a los lados.

Varíe su rutina
Experimente con  posiciones de amamantar  para encontrar a sus favoritos. Un cierre profundo y cómodo lo ayudará a evitar el dolor en el pezón. Muchas mujeres alternan regularmente las posiciones de lactancia materna para evitar que se  obstruyan los conductos de leche . Debido a que cada agarre ejerce presión sobre una parte diferente de su pezón, la variedad también puede ayudarlo a evitar los pezones doloridos .

Otro consejo: alterne qué seno amamantar desde el principio  de cada alimentación para aumentar la producción de leche .

Relájese, luego cuide.
Respire hondo, cierre los ojos y tenga pensamientos tranquilos y calmados. Mantenga un vaso o botella de agua a mano para beber mientras amamanta: mantenerse hidratado le ayuda a producir leche.

¿Hora de parar? 
Idealmente, su  bebé decidirá que ha tenido suficiente  cuando drena uno o ambos senos. Si necesita sacar a su bebé del seno mientras lo alimenta, inserte suavemente el dedo meñique en la comisura de la boca, estirándose entre las encías para interrumpir la succión (que puede ser notablemente fuerte).

Trate de evitar quedarse dormido

La lactancia materna ayuda a proteger a su bebé contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) . Sin embargo, la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda que no se duerma con su bebé porque podría volcarse sobre él. Si cree que podría quedarse dormida mientras amamanta, alimente a su bebé en la cama en lugar de hacerlo en un sofá o una silla acolchada, ya que son más peligrosos porque los bebés pueden quedar atrapados entre los cojines.

Además, asegúrese de que no haya almohadas, mantas, sábanas u otros artículos en la cama que puedan obstruir la respiración de su bebé o causar un sobrecalentamiento. Si se duerme, lleve a su bebé a su propia cama tan pronto como se despierte.

Cuéntanos cual es tu posición de lactancia favorita.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Anuncios
Categorías
Lactancia

Estado de ánimo: madre e hijo.

Anuncios

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Anuncios

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Ser madre es la responsabilidad más grande que un ser humano puede tener, como mamá te puedo decir que también me canso y pierdo la paciencia porque soy humana y ya al final de la noche mi humor comienza a cambiar.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Fuente: ilactation

Suculenta cebra (HAWORTHIA ATTENUATA) – Cuidados

Suculenta Cebra (Haworthia attenuata) Pues te presento a Haworthia attenuata, mejor conocida como la planta cebra o suculenta cebra. Esta es la favorita de muchos y es fácil entender por qué. Tiene una textura bien interesante, como si nos invitara a tocarla. También sus líneas horizontales blancas le dan un look moderno. Pero sin lugar a duda, lo más […]

Marketing digital

A la hora de tener un negocio online es importante crear e implementar buenas estrategias de marketing y de esa forma subir las posibilidades de tener éxito.

Cómo obtener más Me gusta en Instagram: Lo que se debe y lo que no se debe

Los profesionales de marketing de Instagram te dirán que, por lo general, pueden decir en los primeros cinco minutos si una publicación de Instagram funcionará bien o no, si esa publicación volará o morirá. El algoritmo de Instagram favorece las publicaciones que reciben muchos «me gusta» y comentarios rápidamente, y muestra esas publicaciones a más […]

Categorías
Lactancia

Destete respetuoso

La OMS recomienda mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, luego se iniciará la introducción de otros alimentos; sin embargo, la leche materna será el principal alimento hasta cumplir el primer año, igualmente sugiere continuar ofreciendo el seno hasta los 24 meses de vida y a partir de ahí hasta que la madre y el niño decidan dejarlo.

Razones para destetar

Hay algunas razones principales, que no tienen razón 100%, por las que las madres quieren destetar:

La primera es la sensación de no producir leche suficiente, intenta confiar en ti misma. El 99% de los casos la madre produce leche suficiente para su bebé.

La segunda causa en alguna enfermedad por la que, un médico te indica algún tratamiento, simplemente decidimos quitar la lactancia. Pues solo debes ir a http://www.e-lactancia.org y revisar si los componentes son compatibles con la lactancia

El alcohol. Algunas madres deciden destetar porque tomaron alcohol durante la noche, luego pasan todo el día esperando que salga de su organismo; mientras tanto, ofrecen fórmula y cuando intentan dar el pecho, su bebé tiene confusión tetina pezón y ya se acabó,no lo vuelve a intentar.

Al final, es decisión de ambos.

Si no estas destetando por algún evento que lo amerite inmediatamente, yo te recomiendo lo hagas de manera gradual. Que tanto tu hijo como tu esten de acuerdo. Así se evita traumas psicológicos importantes. Recuerda que amamantar no solo amerita la salida de leche, también involucra sentimiento de pertenencia, apego, protección.

Recuerda que no debes destetar abruptamente a tu bebé pues puede traerle problemas graves tanto en su nutrición como en su autoestima, te recomiendo que cuando decidas destetar lo hagas gradualmente. Puedes iniciar por quitarle el seno por las tarde ofreciendo otras meriendas. Lo mejor es no ofrecer, no negar… es decir, si lo pide le das el seno pero no preguntes si lo quiere.

También puedes empezar a usar ropa un poco incomoda para amamantar, cuestión de que vaya alejándose poco a poco del seno. Recuerda no hablarle mentiras, no le enseñes que engañar es bueno.

La decisión de interrumpir la lactancia materna es la mayoría de las veces de la propia mujer, y las causas están relacionadas con dificultades en la lactancia (poca leche, hambre del bebé) y con dificultades personales.

Muy importante que sepas: al menos que se trate, como ya dije, de alguna enfermedad y que los medicamentos no sean compatibles. Tu bebé debe er quien abandone la lactancia. Sí, tu bebé debe estar de acuerdo. Porque respetarle su decisión es muy buena forma de darle su lugar en la relación madre-hijo. Le estas ayudando a crecer como persona.

No destetes pensando en dormir toda la noche. No destetes pensando que tu hijo/a va a comer más. No destetes a tu hijo/a para hacerlo “menos apegado”, “menos tímido”, “menos inseguro”. No destetes porque tu pareja quiere, porque tu mamá y tu suegra insisten “¿hasta cuándo?”, porque la/el pediatra ya te lo dijo mil veces. El destete no es garantía de nada, excepto de que no habrá más lactancia.

El sueño va a mejorar de forma progresiva, requiere de comprensión y mucha, mucha paciencia. La alimentación pasa por etapas, pero por regla general la lactancia no altera el apetito. Después de todo, la leche materna es mucho más que alimento y tu hijo/a no siempre va a mamar por hambre.
La lactancia (mal llamada) prolongada no causa inseguridad. Inseguridad causa retirar lo que más necesita de forma abrupta, cuando no es momento… no tuyo ni el de tu cría. Tu hijo/a no va a ser dependiente por tomar teta. Y la timidez, en todo caso, es un rasgo de personalidad, que nada que ver con la lactancia.  Descubrir el mundo tiene de esas cosas también …. es imperioso respetar el tiempo de nuestros hijos/as también en el aspecto social.

El destete no mejora la vida sexual ni las parejas se rompen por dar la teta. Todo tiene su tiempo y lugar. Y, sí, un día tu hijo/a no va a mamar más y va a dormir en su cuarto (si así lo desean) o en la casa de los abuelos. Y créanme, ese día llega más rápido de lo que ustedes piensan… Desteta sólo porque sientes que llegó la hora. Sea por agotamiento o impulsada por el sentimiento de haber cumplido una etapa. Cada mujer sabe. Por supuesto, siempre considerando las necesidades y los tiempos de nuestros hijos y sin olvidar que la leche materna es oro líquido el mejor y más completo alimento del mundo y que nuestros hijos se benefician de él, incluso con el paso de años… Y vamos a apoyarnos, a no juzgarnos, a abrazarnos y a entender que los tiempos del mundo no siempre son los propios.

Destete forzoso

En algunas ocasiones el destete se hace inevitable por causas médicas u otras (enfermedad grave de la madre o el niño, accidente, situación de emergencia, separación prolongada, etc).

Cuando el destete ha de ser impuesto, por un motivo totalmente justificado, antes de que la madre o el niño estén preparados para ello, ambos necesitarán apoyo y comprensión.

De todas formas, antes de tomar esa decisión, sería de gran importancia buscar información contrastada sobre la necesidad de ese destete, ya que con demasiada frecuencia se tiende a inhibir lactancias sin una justificación científica real.

Conviene saber que los medicamentos realmente incompatibles con la lactancia son muy pocos y las enfermedades que contraindican la lactancia son menos aún.

Destete voluntario

El destete puede ocurrir a iniciativa de la madre o del niño. En situaciones ideales sería deseable que el destete se produjera de mutuo acuerdo y fuera un proceso tan satisfactorio y enriquecedor como la lactancia, pero esto no siempre sucede.

La decisión sobre el momento del destete puede tener grandes variaciones de una madre a otra y también de un niño a otro.

En ocasiones la madre puede sentir deseos de poner fin a la lactancia antes que su hijo esté preparado para aceptarlo. Otras veces quien decide ponerle fin puede ser el niño a pesar de que su madre no tuviera ningún inconveniente en continuar.

Sea cual sea el momento en que uno de los integrantes de la pareja lactante desea ponerle fin, o sean cuales sean los motivos, es importante recordar que se trata de una opción personal y que todas son respetables.

Destete a iniciativa del niño

Si el destete sucede a iniciativa del niño va a ser él quien marque la pauta.

Algunos niños simplemente un buen día deciden que no quieren mamar más.

Otros lo hacen más despacio, paulatinamente se van desinteresando por la lactancia materna, reduciendo la demanda hasta que ésta cesa por completo. Los hay que primero maman solo una vez al día, luego una vez cada varios días, hasta que simplemente dejan de pedir.

Un nuevo embarazo puede tener un papel en el destete del hijo anterior. Debido a los cambios de la leche durante el embarazo (menor volumen, distinto sabor) muchos niños se destetan solos en esta época. Otros prefieren seguir mamando, y continuar haciéndolo tras el nacimiento del nuevo hermano. A esta situación de dos niños de diferentes edades mamando a un tiempo se la ha llamado “lactancia en tándem”.

Destete a iniciativa de la madre

Una madre puede tener diversas razones para desear finalizar la lactancia materna; desde razones médicas, emocionales, presiones familiares, sociales, etc.

El momento en que una madre empieza a desear el cese de su lactancia es también muy variable. A algunas les puede suceder a los pocos días o meses, a otras al cabo de varios años.

En cualquier caso, de ser posible, siempre es preferible un destete gradual a un destete brusco. Este último puede generar ingurgitación mamaria (pechos hinchados, duros y doloridos) e incluso obstrucciones, mastitis e incluso abscesos(inflamación e infección más o menos severa del pecho tras disminuir el drenaje), que no ocurrirían si se permitiese la adaptación de la mama a la disminución progresiva de la succión, como ocurre durante el destete gradual (a menor succión, menor producción, hasta que ésta cesa por completo). Desde un punto de vista emocional el destete gradual también es más fácil para el niño.

El destete supone mucho esfuerzo, y madres que han destetado activamente a sus hijos suelen decir que no les quedaba mucho tiempo libre, ya que tenían que emplearlo en distraer a sus hijos de otro modo.

Los niños que son destetados antes de superar su necesidad de mamar pueden empezar a chuparse el dedo o incluso a usar chupete si se le ofrece, siendo sustitutos del amamantamiento que pueden proporcionar cierto consuelo a un niño frustrado por el destete.

La noche puede ser un momento especialmente difícil para un pequeño que espera mamar y no puede entender la reticencia de su madre; a esa hora pocos de la familia van a estar especialmente racionales y pacientes; el padre puede hacer que el proceso nocturno sea mejor tolerado, proporcionando los cuidados nocturnos al pequeño.

Hay que aceptar la protestas del niño si llega el caso, tiene derecho a quejarse si le quitan algo que era importante para él. Ofrecerle apoyo y consuelo facilitará que al final lo asuma.

Del mismo modo hay que aceptar la decisión de la madre sean cuales sean sus razones. Amamantar es cosa de dos y si uno no quiere seguir está en su derecho también. La lactancia materna no debería ser nunca un sacrificio.

Ideas y sugerencias para acelerar un destete

No ofrecer, no rechazar

No garantiza el tiempo que pueda prolongarse el destete. Es el menos doloroso para el niño.

Distracción

Se trata de identificar los momentos, lugares y circunstancias en los que el niño suele pedir el pecho, y anticipar alternativas al amamantamiento, para que el niño dirija su atención hacia algo nuevo y atractivo en vez de hacia la pérdida de algo entrañable como mamar.

Sustitución

Se ofrece comida o bebida al niño para evitar que pida el pecho por hambre. No se trata de sobornarlo con golosinas para que deje el pecho. Sólo funcionará cuando el niño tenga hambre. Hay que tener en cuenta que los niños también maman por afecto hacia su madre, para sentir su cercanía, por consuelo si están cansados, frustrados o con miedo.

Aplazamiento

Con un niño que ya nos entiende se puede negociar el demorar una toma. El niño debe ser lo bastante maduro para aceptar la espera. Se le puede ofrecer algo que le mantenga contento mientras tanto.

El destete por abandono, es decir que la madre se separe del niño por unos días, no es recomendable, ya que el niño no solo se ve privado bruscamente de la leche de su madre, sino también de su presencia, que es vital para su salud afectiva y emocional.

Si la madre no quiere o puede hacer un destete paulatino y desea interrumpir la lactancia lo más rápido posible, en todas las culturas y épocas se encuentran testimonios de estrategias variadas.

Poner tiritas en los pezones y decirle al niño que las tetas están enfermas, untar los pezones con cremas con un color, olor o sabor que resulte desagradable para el bebé, etc., son las más habituales.

Por ejemplo, en algunos países, las madres se untan el pezón con aloe vera ya que parece ser que su sabor no gusta a muchos niños. Estas estrategias no son ni buenas ni malas, mejores o peores, simplemente pueden ser eficaces.

Procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

El destete natural

Algunas personas creen que si el niño no es activamente animado a destetarse, no lo hará nunca por sí mismo; sin embargo, esta idea es errónea, como lo demuestra el hecho de que en sociedades en que se permite al niño mamar tanto tiempo como quiera, acaba por destetarse él solo.

En la mayoría de sociedades humanas el destete suele ocurrir pasados los 2 o 3 años de edad; en nuestra cultura ocurría así hasta hace poco más de un siglo. Los acontecimientos que han condicionado en nuestro medio el rechazo cultural hacia la lactancia más allá del primer año son complejos, pero no dejan de ser cuestiones culturales, que no tienen que ver con las necesidades biológicas o psicológicas del niño.

Está muy extendida la creencia de que a partir de una cierta edad la leche materna no alimenta, que el niño mayor que mama es por vicio, o que prolongar la lactancia afecta negativamente el desarrollo psicológico del niño. Estas creencias han llegado a calar profundamente en la mayoría de las personas, incluyendo médicos, psicólogos y pedagogos.

Esta presión cultural en contra es el principal inconveniente de la que se ha denominado “lactancia prolongada”; en algunos países, como Estados Unidos, es algo tan inusual que algunos han llegado a verla como una perversión. Existen casos de madres acusadas de abusos contra sus hijos.

De hecho, el estigma social de continuar amamantando a un niño que ya camina o que va a la escuela fuerza incluso a madres seguras de sí mismas a hacerlo en la clandestinidad; los que más han dañado la lactancia prolongada han sido los profesionales de la salud, dando información sin base científica real, a la vez que desalentando a las madres que han querido prolongar la lactancia.

Cada especie de mamíferos tiene una edad en la que el destete ocurre de forma natural, que probablemente esté condicionada genéticamente, aunque en nuestra especie es difícil deslindar lo cultural de lo biológico.

Cambios en la leche durante el destete

Existe la creencia popular de que a una determinada edad del niño la leche materna pierde sus propiedades nutritivas. Esto no sólo no es así, sino que no existe ningún alimento que aisladamente supere el valor nutritivo de la leche. Si que la pueden superar en algún nutriente en concreto (por ejemplo, el hígado la supera en hierro, la papaya en vitamina C y la carne de buey en proteínas) pero no en todos a la vez; de manera que la leche materna sigue siendo el alimento más nutritivo de cuantos pueda tomar un niño, aunque tenga tres o cuatro años.

Existen algunos estudios que evalúan los cambios en la composición de la leche materna durante el proceso del destete, en ellos se demuestra que el volumen de leche disminuye en proporción a la cantidad de otros alimentos que tome el niño (a menor hambre, menor succión y menor producción de leche). La concentración de proteínas aumenta hasta el 142% del basal, los lípidos mantienen su concentración, el hierro aumenta hasta el 172%, el calcio permanece constante y el zinc disminuye hasta el 58% del basal (5). Los factores inmunitarios se mantienen durante el destete gradual (6). Hay que decir que estos estudios se hicieron en niños que fueron destetados por causa del propio estudio, a la edad de 7 meses, y que el destete duró 3 meses, pero no dice nada de lo que puede ocurrir durante el destete natural, que puede tardar varios años.

Anuncios

Falso destete

A lo largo del primer año de vida pueden existir momentos en los que el niño muestra un menor interés por la lactancia, como consecuencia de su propio desarrollo (por ejemplo, alrededor de los 9 meses) (7). Esto no debe ser confundido con el verdadero destete. Más bien es consecuencia del creciente interés del niño por su entorno, que le hace distraerse fácilmente del pecho. En un ambiente tranquilo, con luz tenue, con un menor nivel de estimulación, el niño mamará cuanto necesite, recuperando “el tiempo perdido”.

Si pensamos que la leche es un alimento de gran importancia en la dieta del niño, al menos durante sus dos primeros años de vida, no es razonable pensar que ya no le hace falta la leche de su madre pero sí en cambio otro tipo de leche. La naturaleza no tiene previsto que una cría tome leche de una especie distinta a la suya.

En cualquier caso, si una madre no desea prolongar la lactancia hasta que el niño decida dejarlo, tal vez le sea más fácil destetarlo entre la edad de los 9 y 14 meses. Sin embargo la decisión de la madre de destetar puede no ser firme a esa edad, por lo que no se debería alentar a la madre a que lo haga con el fin de evitarle supuestas futuras molestias que tal vez no se presenten nunca.

Huelga de lactancia

A veces ocurre que un niño de repente se niega a mamar de forma brusca. A esta conducta se ha llamado “huelga de lactancia”, es autolimitada y no debe ser confundida con un verdadero destete. Las causas de esta situación pueden ser muy variadas y a veces una madre tendrá que investigar que ha ocurrido en su caso. Si se identifica y evita el motivo, la lactancia continuará.

A veces puede ser necesario más esfuerzo, especialmente si el motivo no ha sido identificado o no es evitable. Puede ser útil ofrecer el pecho en un lugar relajado, a media luz, sin distracciones o cuando el niño está medio dormido. Suele ser contraproducente intentar rendir al niño por hambre. Mientras se reinicia el amamantamiento la madre puede extraerse la leche, que le puede ser ofrecida al niño con vaso o cucharilla.

Para saber más sobre lactancia consigue nuestro Ebook Lactancia Materna: Guía para la madre. Si tienes preguntas o comentarios déjalos aquí, si quieres seguir recibiendo nuestras publicaciones sobre temas de mujer no olvides suscribirte.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Lactancia

No más termino de amamantar me arde el pezón y la areola ¿Qué puedo hacer? — ¡Pregunta Mamá!

Pregunta completa: Cuanto acabo de amamantar me arde el pezón y areola, ¿Que puedo hacer? Mi bebé tiene 7 semanas. Respuesta: Hola querida mamá, muchas gracias por consultarnos. Esperamos poder ayudarte. Cuando amamantamos, puede ocurrir que nos duela, aunque no debería. Cuando buscamos entre las posibles causas por las cuales puede dolernos el pezón, nos […]

No más termino de amamantar me arde el pezón y la areola ¿Qué puedo hacer? — ¡Pregunta Mamá!

Patologías de lactancia

Categorías
Lactancia

Sabes como mantener la lactancia cuando vuelves a trabajar?

Cuando terminó mi incapacidad por maternidad y tuve que regresar a trabajar, una de las cosas que más me preocupaba era continuar con la lactancia, no sólo por el vínculo que se construye con el bebé, sino también por los nutrientes que aporta la leche materna y que son básicos para su desarrollo.

La leche materna es el mejor alimento que puedes ofrecer a tu bebé por sus múltiples beneficios tanto para el bebé como para la madre, la familia y la sociedad. Por tanto, recomiendo que el padre y todos las personas que van a estar involucrados en el cuidado del bebé deben estar empoderados sobre lo que necesitan para continuar con la lactancia materna exclusiva.

Ya tienes tu banco de leche iniciado? Pasa a leer nuestro artículo Banco de leche para que no le falte alimento mientras no estés.

La persona que se va a encargar de cuidar a tu bebé debe estar empoderada aacerca del tema de lactancia y como manipular la leche materna.

Recuerda que debes ordeñarte. Si tu bebé come cada 2 a 3 horas, este es el tiempo que debe pasar entre una extracción y otra para mantener la producción. Si en tu lugar de trabajo no hay un espacio adecuado como sala de lactancia, puedes solicitarlo con toda confianza, estas amparada por la ley.

Asegúrate de mantener la leche que te extraes a buena temperatura para asegurar su calidad.

LAS EMPRESAS Y LACTANCIA MATERNA.

En muchas ocasiones las empresas no se comprometen con las madres que están lactando, negandoles los permisos que necesitan para extraerse. Es por ley que las empresas deben permitir 3 permisos de 30 minutos en una jornada de 8 horas de trabajo para fines de extracción. Tambien es beneficioso para la compañía pues la empleada estará feliz e identificada con su empresa, además disminuyen los permisos y ausencia laboral por enfermedad del recién nacido.

También te recomendamos el libro Lactancia Materna, Guía Para la Madre, el cual te brinda la información básica para que puedas lactar a tu bebé con éxito.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Lactancia

Mitos de lactancia

A menudo te vas a encontrar con muchos opinólogos que no dudaran darte su opinión acerca de la lactancia. Es importante que te eduques sobre el tema para que no te vayan a confundir mas y termines cometiendo un error grave.

Algunos de los que se escuchan con frecuencia son:

❌ Las fórmulas modernas son similares a la lactancia materna

Empecemos por lo obvio: las fórmulas se fabrican para imitar el contenido de la leche durante la lactancia materna, pero no contienen células vivas, enzimas, anticuerpos u hormonas. Entre una mamá y su bebé se crea una simbiosis, que afecta a la leche materna y se adapta a las necesidades del bebé. Una formula, sin embargo, es un producto que no varía durante los diferentes procesos que pueda necesitar el bebé.

En definitiva, las fórmulas son estándares, contenido apto para todos los bebés y, por lo tanto, no se personalizan. Otro mito es que amamantar puede ayudarte a perder el peso del bebé que ganaste durante el embarazo.  Esto es simplemente ilógico, considerando que una mamá, mientras da de pecho, quema hasta 500 calorías o más al día.

❌ La lactancia debe tener horarios.

Este es un tema muy particular también ya que, al igual que cada adulto es diferente, los bebés también tienen sus propios patrones de alimentación. Sin embargo, existe la noción general de que muchos bebés y mamás deben alimentarse una vez cada 2 horas tanto de día como de noche. La manera más sencilla de asegurarte de que el bebé esté bien alimentado es vigilar sus pañales. En resumen, seis pañales mojados y de dos a tres deposiciones al día son más que suficientes para un bebé sano.

Visitanos en instagram

❌ No puedes tomar medicamentos si das de lactar.

Muy pocas medicinas tomadas por la madre podrían llegar a dañar al niño, y aquellas que pueden, por lo general, tienen alternativas. Durante la lactancia materna y cuando se amamanta, las cantidades químicas que pueden pasar de la madre al niño son insignificantes y para nada peligrosas. En definitiva, la mayoría de medicamentos son seguros. La dosis que pasa a la leche, raramente excede el 1% al 2% de la dosis materna.

Prácticamente todos los medicamentos hormonales como: la hormona tiroidea, la insulina, la cortisona en dosis habituales son compatibles con la lactancia. Tan sólo hay que evitar los estrógenos pues provocan disminución de la producción de leche. El médico te indicará qué tipo de anticonceptivo podrás usar durante el tiempo que dure la lactancia.

Visita e-lactancia.org y confirma los medicamentos que vas a tomar

❌ No puedes amamantar si estás enferma.

Vale, si, puede pasar, pero hablamos de un caso extremo. Por lo general, las infecciones se transmiten de la madre a su hijo lactante antes de que ella se dé cuenta de que tiene la infección. La protección del bebé depende de que se le dé el pecho, ya que la inmunidad de la madre también luchará por él. Esto se debe a que el sistema inmunológico bien desarrollado de la madre puede producir anticuerpos para combatir su infección mucho más fácilmente que el de un niño y esos anticuerpos se transmiten al niño a través de su leche materna natural.

❌ La lactancia materna es un anticonceptivo natural

Si no quieres quedar embarazada, mejor no te lo creas. La verdad detrás del mito es que, si se cumplen estas tres condiciones:

  • El bebé es amamantado exclusivamente (las 24 horas del día)
  • Han pasado menos de 6 meses desde el parto
  • Tus períodos no se han reanudado

Explicado de forma más científica: la succión frecuente del pezón ejerce un efecto inhibitorio en la función del hipotálamo y la hipófisis y determina una alteración de la secreción pulsátil de la hormona luteinizante (LH). Esta hormona es la encargada de la ovulación. En estas condiciones, la mujer no ovula y no tiene menstruaciones, lo que se llama amenorrea postparto.

Tu cuerpo tiene una probabilidad extremadamente baja de quedar embarazada – es 98% seguro. Sin embargo, esta forma de «anticonceptivo natural» depende en gran medida del equilibrio de hormonas en el cuerpo.

Anuncios

❌ Los pezones deben lavarse antes de cada alimentación

Cuando se tienen en cuenta las instrucciones de cualquier biberón y de cómo animan a sobre esterilizar y lavar a fondo los biberones antes de cada comida, esta lógica puede parecer natural. Sin embargo, la fórmula para bebés no contiene anticuerpos naturales que protejan activamente al bebé contra las infecciones. Además de complicar innecesariamente el proceso natural de la lactancia materna, el lavado de los pezones también podría eliminar los aceites protectores naturales.

❌ No produciré mucha leche durante los primeros tres o cuatro días

Durante la lactancia materna esto es técnicamente cierto. Sin embargo, se suele insinuar que la cantidad de leche podría ser insuficiente para el bebé. La verdad es que en los primeros días, las mamás producen «calostro», que es más espeso que la leche normal y contiene una rica carga de anticuerpos, enzimas, factores de crecimiento e inmunoglobulinas que protegen al recién nacido. A diferencia de la leche, el bebé sólo va a necesitar pequeñas dosis de calostro gracias a su densidad nutritiva.

❌ Dar de pecho duele

Lo cierto es que es normal experimentar cierta sensibilidad cuando una empieza a amamantar. Sin embargo, ésta debería ser temporal y no durar más de unos pocos días.Por lo general, si el dolor persiste, se debe a que el bebé se engancha a la teta de forma incorrecta. Muchas mamás reducen el tiempo de lactancia para evitar el dolor, pero esto no ayudará a la larga y podría ser contraproducente para el bebé. Por esa razón lo mejor es asegurarte de que el bebé esta sujetado de forma correcta, y encontrar una posición que te sea lo más cómoda posible.

Resumiendo, éstas son las reglas generales a seguir si sientes cierto dolor de la lactancia.

  • Alimenta a tu bebé de forma regular o bombea tus pechos con asiduidad para evitar que se llenen demasiado de leche.
  • Primero amamanta a tu bebé del lado dolorido para aliviar la presión.
  • Asegúrate de que tu bebé se sujete bien.
  • Cambia la posición del bebé regularmente.

❌ Si tus senos son pequeños no producirás suficiente leche.

Como ya hemos dicho en otros posts, durante la lactancia materna el tamaño no afecta la cantidad de leche que produces de ninguna manera. Pueden tratarse los mismos problemas de producción de leche tanto en pechos grandes como pequeños. De hecho, son las hormonas generadas por el embarazo, las que estimulan las glándulas mamarias de los pechos para generar la leche. Así que la producción de leche durante la lactancia materna se ve afectada simplemente por el cambio hormonal por el que pasa toda mujer durante el embarazo.

Es en este tejido recién desarrollado donde se encuentran los conductos de la leche y no en el tejido graso que es el responsable del tamaño. Lo cierto es que la mayoría de las mujeres producen más leche de la necesaria. De hecho, la producción de leche está más relacionada con la estimulación de las glándulas mamarias y la correcta sujeción del bebé durante la lactancia. Se empiezan a ver estas cosas en las primeras dos semanas después del parto.

Si necesitas ayuda para amamantar con pechos pequeños, puedes leer: Amamantar con pechos pequeños.

❌ El ejercicio podría agriar la leche

Lo cierto es que las altas cantidades de ácido láctico producidas por el ejercicio llevan a agriar un poco la leche materna. Aunque eso suceda, los estudios demuestran que los bebés no notan la diferencia. Lo que si hay que tener cuidado es al usar sostenes de entrenamiento o sostenes de aros, ya que la tensión podría llevar a la obstrucción de los conductos. Por lo tanto es mejor usarlos poco tiempo.

El ejercicio moderado durante la lactancia materna mejora la salud de la madre y tiene un efecto positivo en su bienestar emocional. Algunos de los beneficios incluyen:

  • Mayor capacidad cardiovascular
  • Perfiles mejorados de lípidos en la sangre y respuesta de la insulina
  • Una sensación de bienestar gracias a la dopamina y a la reducción de los niveles de estrés
  • Consecuentemente, una mejora de la relación madre-hijo
  • Alivio de los síntomas de depresión en aquellos casos con trastornos depresivos
Anuncios

❌Debes tomar cerveza para producir mas leche materna.

Es importante saber que esto no es cierto. No hay ninguna evidencia científica que demuestre que beber cerveza aumente la producción de leche materna.

Lo que sí está claro es que el alcohol que toma la madre pasa muy rápido a su leche. Por suerte, no se acumula en la glándula mamaria. Y sus niveles bajan muy rápido. A pesar de esto, puede hacer que la leche huela muy fuerte. Y también que el bebé llegue a rechazarla.

Según algunos estudios, puede incluso secretar menos leche durante un par de horas.

Durante la lactancia se recomienda no ingerir alcohol, o beber ocasionalmente y de forma moderada. Sobre todo en los primeros meses. Puede tener efectos perjudiciales para el desarrollo del bebé.

El mejor estímulo para la producción de leche materna es que el bebé mame a demanda.

Que hacer si nos bombardean con comentarios como esos?

✔ Confiar en nuestra naturaleza de mamíferas. ✔ Informarnos adecuadamente. Una maternidad informada es una lactancia feliz. ✔ Asistir a grupos de apoyo a la lactancia materna de ser posible. ✔ Si presentas problemas que no puedes solucionar sola, busca ayuda con un asesor de lactancia. ✔ Apóyate en tu pareja, la paternidad es tan importante como la maternidad. Ambos son un equipo.

También te recomendamos el libro Lactancia Materna, Guía Para la Madre, el cual te brinda la información básica para que puedas lactar a tu bebé con éxito. Si tienes preguntas o comentarios déjalos aquí, si quieres seguir recibiendo nuestras publicaciones sobre temas de mujer no olvides suscribirte.

Categorías
Lactancia

Lactancia materna durante el embarazo y en tándem

Una madre está amamantando a su hijo, vuelve a quedarse embarazada, decide no interrumpir la lactancia y seguir dando el pecho durante todo el embarazo. Una vez nacido el pequeño, amamanta a los dos conjuntamente o por separado. Esto es la lactancia en tándem.

Los pechos están muy sensibles

Uno de los primeros síntomas de embarazo es la extrema sensibilidad que la madre siente en los pechos. Por eso, para algunas mujeres, las tomas dejan de ser agradables, pues notan muchas molestias cuando el niño se coge al pecho, lo que, en ciertos momentos, puede forzar (o acelerar) un destete o provocar una reducción considerable en el número de tomas que hace el hermano mayor.

Más de la mitad de los niños se destetan

Aproximadamente un 60 % de los niños se destetan durante el embarazo de su madre, de ellos algo más de una tercera parte lo hacen entre el tercer y cuarto mes de gestación, coincidiendo con la caída de la producción, y el resto hacia el final del segundo trimestre. Antes se creía que lo dejaban por el cambio de sabor al aparecer el calostro, pero ahora se sabe que la leche materna no se transforma en calostro hasta pocos días antes del parto.

¿Afecta negativamente al recién nacido?

No, el hermano mayor no le “roba” la leche materna al pequeño. De hecho la lactancia en tándem hace que la pérdida de peso del recién nacido sea menor y se recupere más rápidamente. También es habitual que en el hermano menor no se observen las conocidas crisis de crecimiento. Siempre parece haber leche materna de sobra.

¿Qué pasa con la subida de la leche?

La lactancia en tándem asegura una buena provisión de leche materna al haber más estimulación. La subida de la leche se produce igual, pero con la ventaja de que tienes un hijo mayor que te ayuda a descongestionar los pechos.

¿Cómo se organizan las tomas?

La madre tendrá que organizar las tomas entre ambos hijos. Es frecuente que, sobre todo el primer mes de vida, el hijo mayor mame igual o más que el pequeño, y que cada vez que el recién nacido pida se acerque a mamar, pero esto no es un problema para el recién nacido que suele ganar peso con velocidad. En todo caso, las madres suelen acabar poniendo límites al mayor porque emocionalmente les es difícil tolerar tanta exigencia.

¿De qué modo lo vive la madre?

Cuando se pregunta a las madres sus razones para seguir con lactancia materna en tándem las respuestas más frecuentes son:

  • Para respetar las necesidades del hijo mayor.
  • Porque tenían interés como madres por vivir esa experiencia.
  • Porque querían favorecer el vínculo entre hermanos.

¿Puede ser una vía de contagios?

La lactancia en tándem no favorece el contagio de enfermedades entre hermanos. Incluso es probable que el hecho de que la madre comparta la misma inmunidad con ambos hijos consiga que el pequeño reciba defensas para luchar contra los virus o bacterias de los que el mayor es portador.

Otros datos curiosos

  • El perfil de la madre que sigue amamantando embarazada es de una mujer casada, de 35 años, con nivel de estudios alto, con más de dos hijos y que asisten a grupos de apoyo a la lactancia materna.
  • La edad del niño lactante al inicio del embarazo es mayor entre los niños que no se destetaron durante el embarazo. Siendo la edad media de los que se destetaron 17 meses y 24 los que no lo hicieron.

La lactancia en tándem no perjudica la salud de la madre. Seguir dando el pecho durante el embarazo supone muy poco coste energético al disminuir de manera importante la producción. En el estudio no hubo diferencias significativas entre ambos embarazos (lactando y sin lactar) en las cifras de hemoglobina de la madre. Es decir que las madres no sufrieron anemia de forma más acusada por el hecho de amamantar. Tampoco hubo diferencias significativas en la media de ganancia de peso de las madres durante el embarazo.

Disminución de producción. El 83 por ciento de las madres sintió disminuir su producción entre el tercer y el cuarto mes de embarazo. Nos contaban que los niños lactantes aumentaban su ingesta de comida sólida y a menudo pedían de comer tras haber terminado de mamar.

Más de la mitad de las madres de la muestra habían constatado la supuesta aparición del calostro en el segundo trimestre de embarazo en base a su percepción. Nos contaron que sus hijos mayores amamantados comenzaron a hacer deposiciones amarillas blandas parecidas a las que hacen los bebés lactantes durante el primer mes de vida, sin que ello representara un problema de salud.

Pero la evidencia científica sobre el calostro apunta que la leche que segregan las madres embarazadas que amamantan analíticamente no se parece al calostro, sino a la leche madura. Queda todavía la duda de en qué momento se convierte en calostro, pero los científicos piensan que la transición se produce unos pocos días antes del parto

Contracciones uterinas. Más de la mitad de mujeres tenían contracciones mientras amamantaban que cedían espontáneamente cuando soltaba el niño el pecho.

No hubo pues diferencias significativas en cuanto a duración de los embarazos comparando embarazo sin lactancia a embarazo con lactancia materna. Incluso alguna madre intentó ponerse de parto dejando que el hijo mamara mucho y no lo consiguió.

Destete espontáneo. Se destetaron en el embarazo más de la mitad de los niños, el 30 por ciento de ellos hacia el tercer mes cuando disminuía la producción y el resto hacia el quinto més. El 38 por ciento siguieron mamando e iniciaron lactancia en tándem tras el parto.

¿Puede afectar al crecimiento del bebé por nacer? Se hizo la media de los pesos de todos los bebes al nacer. La media de los hermanos mayores nacidos sin lactancia en el embarazo fue de 3353 gr mientras que la media de los hermanos pequeños nacidos de un embarazo con lactancia fue de 3511. Sabemos que estadísticamente los segundos hijos tienden a pesar algo más que sus antecesores, pero en todo caso con este resultado es obvio que amamantar en el embarazo no provoca retraso de crecimiento intrauterino.

Numero de tomas durante el primer mes. El hermano mayor suele mamar igual o más que el pequeño, casi todas las madres acaban tarde o temprano poniendo límites y la ansiedad del niño va decreciendo paulatinamente.

¿Puede dejar sin leche suficiente al bebé recién nacido? Se estudió el aumento de peso de los niños durante el primer mes a partir del peso más bajo después del nacimiento y a pesar de que el hijo mayor durante el primer mes mama tantísimo hay una diferencia significativa importante de ganancia de peso, de manera que el segundo bebé que comparte el pecho con su hermano mayor suele ganar un 21 por ciento más de peso que lo que ganó su hermano en el mismo periodo. Entonces es obvio que el pequeño no se queda sin calostro.

Especial sintonía con el más pequeño. Otro dato interesante es que en muchos casos la madre no dispara reflejo de eyección cuando mama el hijo mayor y si lo dispara cuando mama el pequeño. Por ejemplo no se producen entuertos cuando la madre amamanta al mayor en el post-parto inmediato pero si se producen cuando mama el pequeño. Pronto el mayor lo aprende y se pone a mamar cuando mama el pequeño para aprovechar el reflejo de eyección.

¿Contárselo a tu médico? Menos de una cuarta parte de las mujeres escondieron a los profesionales de la salud que amamantaban embarazadas y la cuarta parte de las madres no lo dijeron al pediatra en el post-parto por miedo al rechazo o la crítica. Las mujeres que lo comunicaron abiertamente recibieron actitud negativa por parte del profesional en el 70 por ciento de los casos en el año 2000 durante el embarazo. Y aquí si encontramos 6 años después un cambio positivo, ese porcentaje disminuyó al 55 por ciento entre los ginecólogos y las comadronas. También hubo descenso de actitud negativa entre los pediatras pero esta fue mucho menor.

Anuncios
Categorías
Lactancia

Beneficios de la lactancia materna Ininterrumpida

🔷La leche materna no pierde sus propiedades con el paso del tiempo. A partir del primer año de lactancia, la cantidad de grasa en la leche aumenta con respecto a los primeros meses, resultando un alimento completo y nutritivo para un lactante mayor y de mayor calidad que la leche de fórmula o de vaca. Por otro lado, la leche de vaca aporta unas 65 kcal por cada 100 ml, que es muy poco comparado con las 80-100 kcal por 100 ml que puede alcanzar la leche materna al año. Se ha visto que un bebé mayor de un año que toma pecho obtiene aproximadamente 1/3 de sus necesidades calóricas y proteicas diarias a través de la leche materna (a veces más, sobre todo durante períodos de enfermedad), además de una cantidad muy importante de vitaminas y minerales.

Lactancia materna en tándem

🔷Por otro lado, los niños mayores que toman pecho siguen disfrutando de los beneficios inmunológicos de la leche materna, con una menor incidencia de infecciones para su edad que sus coetáneos que no son amamantados. Como el sistema inmunitario de los niños acaba de madurar en algún momento entre los dos y los seis años (tirando más a los seis que a los dos), decirle a una madre que deje de amamantar a su hijo es un mal consejo, porque es pedirle que deje de ayudar al sistema inmunitario inmaduro de su hijo con su leche (por eso la OMS, UNICEF y la AEP recomiendan dar el pecho al menos dos años). Las ventajas de mantener más tiempo la lactancia materna no sólo se observan a corto plazo, sino años después del destete. Se ha constatado una menor incidencia de ciertos tipos de cáncer (como la leucemia infantil), de enfermedades metabólicas y autoinmunes (como la diabetes tipo 1) y un mayor desarrollo intelectual a mayor tiempo y exclusividad de lactancia materna, efecto que permanece durante años y que incluso puede llevar a alcanzar un mayor nivel de estudios y de ingresos económicos en la vida adulta.

🔷La duración de la lactancia materna también está implicada en un mejor desarrollo emocional y psicosocial del niño . A mayor duración, se ha descrito una menor incidencia de maltrato infantil ,una mejor relación con los padres en la adolescencia, una mayor percepción de cuidado y una mejor salud mental en la vida adulta .También se han observado beneficios emocionales en niños adoptados provenientes de un entorno difícil en los que se realizó lactancia inducida

🔷Por último, se han descrito numerosas ventajas para la madre que amamanta. A más tiempo total de lactancia, menor riesgo de diabetes tipo 2 ,cáncer de mama, cáncer de ovario, hipertensión e infarto de miocardio.

Categorías
Alimentación infantil Crianza

Agua antes de los 6 meses de edad

Visitanos en Instagram

¿Qué pasa si le damos agua antes de sus 6 meses? Razones por la que no debe consumirla en esta etapa de lactancia exclusiva:

⚪Ponen en riesgo al bebé, debido a que el agua puede estar contaminada (así sea en menor grado, del cual el organismo de los adultos ya está preparado) causándole diarreas o hasta infecciones.

⚪Además el agua, aunque sea ultrafiltrada y estéril, necesitara manipulación contrario a la teta, esto aumenta el riesgo de contaminación y mayor riesgo de enfermedades. 

⚪Dar agua puede hacer que el bebé consuma menos leche materna en su siguiente toma o dejar de lactar por completo, causando desnutrición.

⚪Si crees que darle agua al bebé le calmará la sed, pues te equivocas, no hay nada mejor que la leche materna, ya que está compuesta por 80% de agua, en especial la primera leche que el bebé consume en cada toma.

⚪ Los adultos eliminamos la mayoría del agua que consumimos a través de la orina y a la vez botamos sodio y otros minerales. Al tomar y eliminar agua, los bebés estarían también deshaciéndose de sodio y electrolitos que su cuerpo requiere para funcionar, esto produce convulsiones, inflamación cerebral, baja temperatura corporal.

Papá como soporte en la lactancia materna

Los bebés MENORES DE 6 MESES NO NECESITAN agua adicional (ni en climas calientes).

A esto se le llama Lactancia Exclusiva, no darle ningún alimento o líquido (ni siquiera agua).

Además si las mamis empiezan a darle agua en lugar de leche materna, podrían disminuir su producción de leche materna.