Categorías
Lactancia

Alcohol y Lactancia Materna

Anuncios

Nos surge la gran duda cuando estamos dando el pecho ¿puedo tomar alcohol?

Aunque el alcohol🍷 nunca es recomendable, vamos a dejar ese juicio a un lado y valorar el caso en el que sí se desea tomar alcohol. ¿cuánto tomar? ¿cuánto esperar?

Según e-lactancia.org, que lo valora como riesgo alto 🚫, esta es la pauta que da;

▶️El tiempo necesario a esperar a amamantar para que el alcohol ingerido de forma ocasional haya desaparecido de leche y sangre (Ho 2001) depende del peso de la madre (a menos peso, más tiempo) y de la cantidad de alcohol consumido (a más alcohol, más tiempo).
▶️Evitar dar pecho hasta después de dos horas y media por cada 10 -12 g de alcohol consumidos.
⏰Tiempos orientativos a esperar para mujeres de unos 60 kg de peso:

🍷un vaso de vino: 2,5 horas
🍺dos tercios de cerveza: 5 horas
🍹tres copas de licor: 7,5 horas, etc. .

Pero si leemos artículos del pediatra👨‍⚕️ Carlos González, veremos que nos indica que siendo algo esporádico y en poca cantidad, lo que le va a llegar al bebé es tan poco que tampoco se trata de dar otras alternativas (fórmula) pues aún con algo de alcohol la leche materna sigue siendo la mejor opción👌.

El tema es, que no se trata de emborracharse, sino de brindar🥂 con los familiares o bien saborear un buen vino, de esos que no volverás a probar. Así que con 1 copa quizá tengamos suficiente. Recordad que tras tantos meses sin beber todo afecta de otra manera, y debemos estar serenas para tener a nuestro bebé en brazos, eso es más importante que un poco de alcohol en sangre.

Así que sí, sólo un poco, brindar, probar… no hará que tengamos que esperar tiempos que a veces el bebé no nos vas a permitir y podremos estar a su disposición como siempre.
.

Si al final la cosa se excede, por favor, no hagáis colecho!!! Eso si es peligroso.

Anuncios
Categorías
Lactancia

En República Dominicana, la ley apoya la lactancia

Anuncios

A continuación se transcriben total o parcialmente, los artículos de la Ley No. 8-95 que se consideran más relevantes en relación con la nutrición.

Artículo 1. Promoción y Fomento de la Lactancia Materna.  Se declara como prioridadd nacional la promoción, enseñanza y difusión de la práctica de la lactancia materna, por ser ésta indispensable para garantizar un sano desarrollo y crecimiento de los niños y niñas, quienes reciben de su madre no sólo los nutrientes necesarios, sino también protección inmunológica y apoyo socio-afectivo.

Artículo 2. Programas Materno-Infantiles.  Dentro de los programas dirigidos a embarazadas y parturientas, al igual que en los programas de educación para la salud a nivel de la población general, la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS) y el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), el Cuerpo Médico y Sanidad Militar de la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas y el Consejo Estatal del Azúcar (CEA) desarrollarán programas dedicados a inventivar:

a) La lactancia materna exclusiva en los primeros seis (6) meses del nacimiento.

b) La lactancia materna hasta los dos (2) años, con alimentación complementaria.

Párrafo.  Dichos programas serán organizados siguiendo el esquema de organización de los servicios de salud, de acuerdo a un reglamento que será dictaado al efecto, partiendo desde las clínicas y consultorios a nivel rural y urbano hasta los hospitales e áreas y regionales en zonas urbanas.

Artículo 6. Responsabilidad a cargo del Gobierno Dominicano.  El Gobierno Dominicano fomentará la práctica de la lactancia materna, mediante la coordinación de los organismos señalados y la Comisión Nacional de Lactancia Materna a través de:

a) Coordinación de campañas periódicas de difusión y educación masiva a través de todos los medios de comunicación, a nivel nacional.

b) Creación de grupos de apoyo a nivel nacional integraddos por profesionales médicos y de otras áreas, al igual que padres y madres de familia;

c) Establecimiento de comités intrahospitalarios en todos los hospitales del país pertenecientes a la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS), al Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas (FFAA), y clínicas de maternidad privada, a fin de llenar las necesidades de la población atendida.

Artículo 7. Material Informativo y Educativo. Los materiales informativos y educativos impresos, auditivos o visuales, relacionados con la alimentación de los lactantes destinados a las mujeres embarazadas y a las madres de lactantes y niños, deben incluir datos o claramente presentados sobre todos y cadda uno de los siguientes aspectos:

a) Ventajas y superioridad de la lactancia natural.

b) Alimentación durante el embarazo y la lactancia; sus efectos sobre la producción de leche materna; tabues y perjuicios.

c) Efectos negativos que ejerce sobre la lactancia natural la introducción parcial de la alimentación con biberón.

d) Apoyo a la relactación.

e) Uso correcto de la alimentación complementaria a partir de los seis (6) meses de edad.

Artículo 8. Protección de la Madre Trabajadora.  La Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS) y de Trabajo, conjuntamente con el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), velarán por el cumplimiento efectivo de las disposiciones del Artículo 240 del Código de Trabajo, a fin de que, en todos los establecimientos industriales del país, se asignen los espacios físicos con el objeto de que las trabajadoras puedan amamantar exclusivamente a sus hijos e hijas recien nacidos (as) hasta los seis meses de edad.

Párrafo. Dichos organismos coordinarán con el sector empresarial, a través del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), la implementación efectiva de dichos servicios.

Artículo 9. Regularización de la Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna.  El Estado Dominicano apoyará la lactancia materna a través de la regularización de la comercialización de los sucedáneos de la leche materna, biberones, tetinas, chupetes (bobos).  A tal fin, cuidará del cumplimiento de las siguientes medidas:

a) En todos los centros de salud, de carácter público o privado o de empresas del país, queda prohíbida la promoción y publicidad de productos sucedáneos de la leche materna, biberones, tetinas y chupetes (bobos).

b) Queda prohíbida a dichos centros de salud la visita de propagandistas o personas vinculadas a empresas fabricantes o distribuidoras de los mismos.

Artículo 10. La Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social (SESPAS) tendrá a cargo la tarea de procurar el establecimiento de las medidas necesarias para proteger y promover la lactancia natural.  Al mismo tiempo:

a) Asegurará el uso adecuado de los sucedáneos de la leche materna, sobre la base de una información apropiada, cuando éstos fueren necesarios.

b) Determinará las modalidadaes de la comercialización y distribución de: preparaciones para lactantes, otros productos de origen lácteo, fórmulas infantiles terapéuticas, como la de soya, hidrolizados y los de bajo contenido de lactosa, alimentos complementarios administrados o no con biberón, entre otros.

Artículo 11. Promoción y Publicidad. Ninguna persona natural o jurídica podrá, directamente o por intermedio de otra persona actuando en su nombre, promocionar o publicitar cualquier producto designado, en cualquier punto de venta, servicio de salud u otro lugar.  Entre estas prácticas promocionales o publicitarias prohibidas se incluyen las siguientes:

a) Las presentaciones especiales de productos designados o relativa a éstos.

b) Promociones de descuento.

c) La distribución de obsequios gratuitos, incluidos los artículos de bajo costo o de costo mínimo que llevan el nombre, el logotipo, una representación gráfica o la marca de un producto designado, o el nombre o logotipo de un fabricante distribuidor.

d) La donación a cualquier persona de una o más muestras de un producto designado.

e) El contacto directo o indirecto entre el personal contratado o al servicio del fabricante o distribuidos y el público en general, en el ejercicio de sus funciones comerciales o la promoción de las mismas.

f) La distribución o exposición de materiales impresos con el nombre, logotipo, representación gráfica o marca de un producto designado o el nombre o logotipo de un fabricante o distribuidor, salvo para fines de designación de un dercho de autor.

g) Cualquier otra práctica de publicidad y promoción que determine la Comisión Nacional de Lactancia Materna.

Artículo 13. Protección Especial. Los agentes de salud, instituciones o dependencias de servicios de atención de salud y personal de éstos, deberán estimular y proteger la lactancia natural, y los que se ocupen particularmente de la nutrición de la madre y del lactante deben familiarizarse con las obligaciones que les incumben en virtud de la presente ley.

Artículo 14. Prohibición a Incentivos.  En ningún caso los fabricantes o distribuidores ofrecerán incentivos financieros o materiales al personal de los servicios de salud, con el propósito de promover los productos comprendidos en las disposiciones de la presente ley.  En caso de violaciones a esta disposiciones, el personal de esos servicios quedarán sujetos a las penalidades que contemple el reglamento elaborado para la aplicación de la presente ley.

Artículo 15. Muestras. En ningún caso los fabricantes y distribuidores, por si o por sus agentes o representantes, distribuirán muestras de los productos o fórmulas comerciales a que se refiere esta ley, ni materiales o utensilios que sirvan para su preparación.

Artículo 16. Etiquetado de Productos Designados.  La etiqueta de cada producto designado debera ser diseñada de manera que no desaliente la lactancia natural.  Asimismo, deberá proporcionar la información necesaria para el uso correcto del producto.

Dicha etiqueta no podrá llevar ninguna fotografía, diseño u otra presentación gráfica, salvo los gráficos para ilustrar el método de preparación del procuto.

Deberá estar escrita en el idioma español.  Además, deberá contener el nombre y la dirección del fabricante y, cuando proceda, el nombre del distribuidor.

Anuncios

Artículo 17. Envase de Fórmula Infantil, Fórmula de Seguimiento, etc.  Todo envase de fórmula infantil, fórmula de seguimiento o cualquier producto designado comercializado, presentado o corrientemente usado para alimentar a lactantes, con o sin un biber´n, deberá tener o llevar en una etiqueta que noj pueda despegarse fácilmente del mismo, una inscripción clara, visible y de lectura y comprensión fáciles.  En dicha etiqueta:

a) No se podrán utilizar términos como «Maternizado» o análogos.

b) No se podrá hacer ninguna comparación con la leche materna.

Párrafo. Sin embargo, el envase o la etiqueta deberá incluir todos los puntos siguientes:

a) Las palabras «Aviso Importante» o su equivalente.

b) Una afirmación de la superioridad de la leche materna para  alimentar a los lactantes.

c) La indicación de que el producto sólo debe utilizarse cuando lo aconseje un agente de salud en cuanto a nu necesidad y al método apropiado para su uso.

d) Instrucciones para la preparación correcta del producto, en palabras e ilustraciones de fácil comprensión.

e) Una advertencia sobre los riesgos para la salud de una preparación incorrecta y del uso de un biberón, especialmente cuando éste no está bien esterilizado.

f) Una advertencia sobre las consecuencias negativas del uso de un biberón sobre la lactancia ; y

b) El costo aproximado de la alimentación de un lactante con el producto durante un período de seis (6) meses.

Artículo 18.  Etiquetas de Alimentos Complementarios.  Las etiquetas de alimentos complementarios deben explicar calaramente los siguientes puntos:

a) Los riesgos para la salud que acarrea la introducción demasiada precoz de los alimentos complementarios; y

b) Que los alimentos complementarios pueden fácilmente ser preparados en casa con alimentos locales.

 Artículo 19. Advertencia sobre Productos Modificados o no y la Leche Condensada.  Cualquier producto que no reúna todas las exigencias nutricionales de una fórmula infantil debe llevar en la etiqueta una advertencia de que el producto no debe ser la única fuente de alimentación de un lactante y que no se debe usar para alimentar a un lactante, salvo bajo orientación de un agente de salud.

Las etiquetas de leches condensadas azucaradas deberán contenenr una advertencia clara y visible de que no se deben usar para alimentar a los lactantes.

Artículo 20. Contenido de las Etiquetas de Productos Designados.  Las etiquetas de productos designados, a parte de los biberones, tetinas y chupetes (bobos), también deberán aclarar lo siguiente:

a) La edad, en meses cumplidos, después de la cual se puede usar el producto.  En el caso de productos que no sean fórmula infantil, esa edad no podrá ser menos de cuatro (4) a seis (6) meses.

b) Los ingredientes utilizados.

c) La composición y el análisis del producto.

d) Las condiciones requeridas para su almacenamiento; y

e) El número de serie y la fecha límite para el consumo del producto, teniendo en cuenta las condiciones climáticas y de almacenamiento.

Artículo 21. Etiquetas de Biberones, Tetinas y Chupetes (bobos). Las etiquetas de  biberones, tetinas y chupetes (bobos), deberán incluir:

a) Una afirmación de la superioridad de la leche materna para alimentar al lactante.

b) Una declaración de que alimentar con taza y cuchara es más seguro que usar un biberón.

c) Una advertencia sobre los posibles riesgos para las salud cuando se usa un biberón, especialmlente si éste no está correctamente esterilizado; y

d) Una advertencia sobra las consecuencias negativas del uso de un biberón sobre la lactancia.

Anuncios
Anuncios
Categorías
Lactancia

Estado de ánimo: madre e hijo.

Anuncios

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Anuncios

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Ser madre es la responsabilidad más grande que un ser humano puede tener, como mamá te puedo decir que también me canso y pierdo la paciencia porque soy humana y ya al final de la noche mi humor comienza a cambiar.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Fuente: ilactation

El sueño en los niños

Ellos necesitan dormir mucho, pero lo hacen de ciclos cortos de 3 a 5 horas. Un recién nacido despierta cada 2 horas a alimentarse. Los buenos hábitos del sueño Los padres quieren saber cuántas horas de sueño se les recomienda a los bebés, a los niños pequeños, a los niños en edad escolar y a […]

Categorías
Lactancia

Destete respetuoso

La OMS recomienda mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad, luego se iniciará la introducción de otros alimentos; sin embargo, la leche materna será el principal alimento hasta cumplir el primer año, igualmente sugiere continuar ofreciendo el seno hasta los 24 meses de vida y a partir de ahí hasta que la madre y el niño decidan dejarlo.

Razones para destetar

Hay algunas razones principales, que no tienen razón 100%, por las que las madres quieren destetar:

La primera es la sensación de no producir leche suficiente, intenta confiar en ti misma. El 99% de los casos la madre produce leche suficiente para su bebé.

La segunda causa en alguna enfermedad por la que, un médico te indica algún tratamiento, simplemente decidimos quitar la lactancia. Pues solo debes ir a http://www.e-lactancia.org y revisar si los componentes son compatibles con la lactancia

El alcohol. Algunas madres deciden destetar porque tomaron alcohol durante la noche, luego pasan todo el día esperando que salga de su organismo; mientras tanto, ofrecen fórmula y cuando intentan dar el pecho, su bebé tiene confusión tetina pezón y ya se acabó,no lo vuelve a intentar.

Al final, es decisión de ambos.

Si no estas destetando por algún evento que lo amerite inmediatamente, yo te recomiendo lo hagas de manera gradual. Que tanto tu hijo como tu esten de acuerdo. Así se evita traumas psicológicos importantes. Recuerda que amamantar no solo amerita la salida de leche, también involucra sentimiento de pertenencia, apego, protección.

Recuerda que no debes destetar abruptamente a tu bebé pues puede traerle problemas graves tanto en su nutrición como en su autoestima, te recomiendo que cuando decidas destetar lo hagas gradualmente. Puedes iniciar por quitarle el seno por las tarde ofreciendo otras meriendas. Lo mejor es no ofrecer, no negar… es decir, si lo pide le das el seno pero no preguntes si lo quiere.

También puedes empezar a usar ropa un poco incomoda para amamantar, cuestión de que vaya alejándose poco a poco del seno. Recuerda no hablarle mentiras, no le enseñes que engañar es bueno.

La decisión de interrumpir la lactancia materna es la mayoría de las veces de la propia mujer, y las causas están relacionadas con dificultades en la lactancia (poca leche, hambre del bebé) y con dificultades personales.

Muy importante que sepas: al menos que se trate, como ya dije, de alguna enfermedad y que los medicamentos no sean compatibles. Tu bebé debe er quien abandone la lactancia. Sí, tu bebé debe estar de acuerdo. Porque respetarle su decisión es muy buena forma de darle su lugar en la relación madre-hijo. Le estas ayudando a crecer como persona.

No destetes pensando en dormir toda la noche. No destetes pensando que tu hijo/a va a comer más. No destetes a tu hijo/a para hacerlo “menos apegado”, “menos tímido”, “menos inseguro”. No destetes porque tu pareja quiere, porque tu mamá y tu suegra insisten “¿hasta cuándo?”, porque la/el pediatra ya te lo dijo mil veces. El destete no es garantía de nada, excepto de que no habrá más lactancia.

El sueño va a mejorar de forma progresiva, requiere de comprensión y mucha, mucha paciencia. La alimentación pasa por etapas, pero por regla general la lactancia no altera el apetito. Después de todo, la leche materna es mucho más que alimento y tu hijo/a no siempre va a mamar por hambre.
La lactancia (mal llamada) prolongada no causa inseguridad. Inseguridad causa retirar lo que más necesita de forma abrupta, cuando no es momento… no tuyo ni el de tu cría. Tu hijo/a no va a ser dependiente por tomar teta. Y la timidez, en todo caso, es un rasgo de personalidad, que nada que ver con la lactancia.  Descubrir el mundo tiene de esas cosas también …. es imperioso respetar el tiempo de nuestros hijos/as también en el aspecto social.

El destete no mejora la vida sexual ni las parejas se rompen por dar la teta. Todo tiene su tiempo y lugar. Y, sí, un día tu hijo/a no va a mamar más y va a dormir en su cuarto (si así lo desean) o en la casa de los abuelos. Y créanme, ese día llega más rápido de lo que ustedes piensan… Desteta sólo porque sientes que llegó la hora. Sea por agotamiento o impulsada por el sentimiento de haber cumplido una etapa. Cada mujer sabe. Por supuesto, siempre considerando las necesidades y los tiempos de nuestros hijos y sin olvidar que la leche materna es oro líquido el mejor y más completo alimento del mundo y que nuestros hijos se benefician de él, incluso con el paso de años… Y vamos a apoyarnos, a no juzgarnos, a abrazarnos y a entender que los tiempos del mundo no siempre son los propios.

Destete forzoso

En algunas ocasiones el destete se hace inevitable por causas médicas u otras (enfermedad grave de la madre o el niño, accidente, situación de emergencia, separación prolongada, etc).

Cuando el destete ha de ser impuesto, por un motivo totalmente justificado, antes de que la madre o el niño estén preparados para ello, ambos necesitarán apoyo y comprensión.

De todas formas, antes de tomar esa decisión, sería de gran importancia buscar información contrastada sobre la necesidad de ese destete, ya que con demasiada frecuencia se tiende a inhibir lactancias sin una justificación científica real.

Conviene saber que los medicamentos realmente incompatibles con la lactancia son muy pocos y las enfermedades que contraindican la lactancia son menos aún.

Destete voluntario

El destete puede ocurrir a iniciativa de la madre o del niño. En situaciones ideales sería deseable que el destete se produjera de mutuo acuerdo y fuera un proceso tan satisfactorio y enriquecedor como la lactancia, pero esto no siempre sucede.

La decisión sobre el momento del destete puede tener grandes variaciones de una madre a otra y también de un niño a otro.

En ocasiones la madre puede sentir deseos de poner fin a la lactancia antes que su hijo esté preparado para aceptarlo. Otras veces quien decide ponerle fin puede ser el niño a pesar de que su madre no tuviera ningún inconveniente en continuar.

Sea cual sea el momento en que uno de los integrantes de la pareja lactante desea ponerle fin, o sean cuales sean los motivos, es importante recordar que se trata de una opción personal y que todas son respetables.

Destete a iniciativa del niño

Si el destete sucede a iniciativa del niño va a ser él quien marque la pauta.

Algunos niños simplemente un buen día deciden que no quieren mamar más.

Otros lo hacen más despacio, paulatinamente se van desinteresando por la lactancia materna, reduciendo la demanda hasta que ésta cesa por completo. Los hay que primero maman solo una vez al día, luego una vez cada varios días, hasta que simplemente dejan de pedir.

Un nuevo embarazo puede tener un papel en el destete del hijo anterior. Debido a los cambios de la leche durante el embarazo (menor volumen, distinto sabor) muchos niños se destetan solos en esta época. Otros prefieren seguir mamando, y continuar haciéndolo tras el nacimiento del nuevo hermano. A esta situación de dos niños de diferentes edades mamando a un tiempo se la ha llamado “lactancia en tándem”.

Destete a iniciativa de la madre

Una madre puede tener diversas razones para desear finalizar la lactancia materna; desde razones médicas, emocionales, presiones familiares, sociales, etc.

El momento en que una madre empieza a desear el cese de su lactancia es también muy variable. A algunas les puede suceder a los pocos días o meses, a otras al cabo de varios años.

En cualquier caso, de ser posible, siempre es preferible un destete gradual a un destete brusco. Este último puede generar ingurgitación mamaria (pechos hinchados, duros y doloridos) e incluso obstrucciones, mastitis e incluso abscesos(inflamación e infección más o menos severa del pecho tras disminuir el drenaje), que no ocurrirían si se permitiese la adaptación de la mama a la disminución progresiva de la succión, como ocurre durante el destete gradual (a menor succión, menor producción, hasta que ésta cesa por completo). Desde un punto de vista emocional el destete gradual también es más fácil para el niño.

El destete supone mucho esfuerzo, y madres que han destetado activamente a sus hijos suelen decir que no les quedaba mucho tiempo libre, ya que tenían que emplearlo en distraer a sus hijos de otro modo.

Los niños que son destetados antes de superar su necesidad de mamar pueden empezar a chuparse el dedo o incluso a usar chupete si se le ofrece, siendo sustitutos del amamantamiento que pueden proporcionar cierto consuelo a un niño frustrado por el destete.

La noche puede ser un momento especialmente difícil para un pequeño que espera mamar y no puede entender la reticencia de su madre; a esa hora pocos de la familia van a estar especialmente racionales y pacientes; el padre puede hacer que el proceso nocturno sea mejor tolerado, proporcionando los cuidados nocturnos al pequeño.

Hay que aceptar la protestas del niño si llega el caso, tiene derecho a quejarse si le quitan algo que era importante para él. Ofrecerle apoyo y consuelo facilitará que al final lo asuma.

Del mismo modo hay que aceptar la decisión de la madre sean cuales sean sus razones. Amamantar es cosa de dos y si uno no quiere seguir está en su derecho también. La lactancia materna no debería ser nunca un sacrificio.

Ideas y sugerencias para acelerar un destete

No ofrecer, no rechazar

No garantiza el tiempo que pueda prolongarse el destete. Es el menos doloroso para el niño.

Distracción

Se trata de identificar los momentos, lugares y circunstancias en los que el niño suele pedir el pecho, y anticipar alternativas al amamantamiento, para que el niño dirija su atención hacia algo nuevo y atractivo en vez de hacia la pérdida de algo entrañable como mamar.

Sustitución

Se ofrece comida o bebida al niño para evitar que pida el pecho por hambre. No se trata de sobornarlo con golosinas para que deje el pecho. Sólo funcionará cuando el niño tenga hambre. Hay que tener en cuenta que los niños también maman por afecto hacia su madre, para sentir su cercanía, por consuelo si están cansados, frustrados o con miedo.

Aplazamiento

Con un niño que ya nos entiende se puede negociar el demorar una toma. El niño debe ser lo bastante maduro para aceptar la espera. Se le puede ofrecer algo que le mantenga contento mientras tanto.

El destete por abandono, es decir que la madre se separe del niño por unos días, no es recomendable, ya que el niño no solo se ve privado bruscamente de la leche de su madre, sino también de su presencia, que es vital para su salud afectiva y emocional.

Si la madre no quiere o puede hacer un destete paulatino y desea interrumpir la lactancia lo más rápido posible, en todas las culturas y épocas se encuentran testimonios de estrategias variadas.

Poner tiritas en los pezones y decirle al niño que las tetas están enfermas, untar los pezones con cremas con un color, olor o sabor que resulte desagradable para el bebé, etc., son las más habituales.

Por ejemplo, en algunos países, las madres se untan el pezón con aloe vera ya que parece ser que su sabor no gusta a muchos niños. Estas estrategias no son ni buenas ni malas, mejores o peores, simplemente pueden ser eficaces.

Procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

El destete natural

Algunas personas creen que si el niño no es activamente animado a destetarse, no lo hará nunca por sí mismo; sin embargo, esta idea es errónea, como lo demuestra el hecho de que en sociedades en que se permite al niño mamar tanto tiempo como quiera, acaba por destetarse él solo.

En la mayoría de sociedades humanas el destete suele ocurrir pasados los 2 o 3 años de edad; en nuestra cultura ocurría así hasta hace poco más de un siglo. Los acontecimientos que han condicionado en nuestro medio el rechazo cultural hacia la lactancia más allá del primer año son complejos, pero no dejan de ser cuestiones culturales, que no tienen que ver con las necesidades biológicas o psicológicas del niño.

Está muy extendida la creencia de que a partir de una cierta edad la leche materna no alimenta, que el niño mayor que mama es por vicio, o que prolongar la lactancia afecta negativamente el desarrollo psicológico del niño. Estas creencias han llegado a calar profundamente en la mayoría de las personas, incluyendo médicos, psicólogos y pedagogos.

Esta presión cultural en contra es el principal inconveniente de la que se ha denominado “lactancia prolongada”; en algunos países, como Estados Unidos, es algo tan inusual que algunos han llegado a verla como una perversión. Existen casos de madres acusadas de abusos contra sus hijos.

De hecho, el estigma social de continuar amamantando a un niño que ya camina o que va a la escuela fuerza incluso a madres seguras de sí mismas a hacerlo en la clandestinidad; los que más han dañado la lactancia prolongada han sido los profesionales de la salud, dando información sin base científica real, a la vez que desalentando a las madres que han querido prolongar la lactancia.

Cada especie de mamíferos tiene una edad en la que el destete ocurre de forma natural, que probablemente esté condicionada genéticamente, aunque en nuestra especie es difícil deslindar lo cultural de lo biológico.

Cambios en la leche durante el destete

Existe la creencia popular de que a una determinada edad del niño la leche materna pierde sus propiedades nutritivas. Esto no sólo no es así, sino que no existe ningún alimento que aisladamente supere el valor nutritivo de la leche. Si que la pueden superar en algún nutriente en concreto (por ejemplo, el hígado la supera en hierro, la papaya en vitamina C y la carne de buey en proteínas) pero no en todos a la vez; de manera que la leche materna sigue siendo el alimento más nutritivo de cuantos pueda tomar un niño, aunque tenga tres o cuatro años.

Existen algunos estudios que evalúan los cambios en la composición de la leche materna durante el proceso del destete, en ellos se demuestra que el volumen de leche disminuye en proporción a la cantidad de otros alimentos que tome el niño (a menor hambre, menor succión y menor producción de leche). La concentración de proteínas aumenta hasta el 142% del basal, los lípidos mantienen su concentración, el hierro aumenta hasta el 172%, el calcio permanece constante y el zinc disminuye hasta el 58% del basal (5). Los factores inmunitarios se mantienen durante el destete gradual (6). Hay que decir que estos estudios se hicieron en niños que fueron destetados por causa del propio estudio, a la edad de 7 meses, y que el destete duró 3 meses, pero no dice nada de lo que puede ocurrir durante el destete natural, que puede tardar varios años.

Anuncios

Falso destete

A lo largo del primer año de vida pueden existir momentos en los que el niño muestra un menor interés por la lactancia, como consecuencia de su propio desarrollo (por ejemplo, alrededor de los 9 meses) (7). Esto no debe ser confundido con el verdadero destete. Más bien es consecuencia del creciente interés del niño por su entorno, que le hace distraerse fácilmente del pecho. En un ambiente tranquilo, con luz tenue, con un menor nivel de estimulación, el niño mamará cuanto necesite, recuperando “el tiempo perdido”.

Si pensamos que la leche es un alimento de gran importancia en la dieta del niño, al menos durante sus dos primeros años de vida, no es razonable pensar que ya no le hace falta la leche de su madre pero sí en cambio otro tipo de leche. La naturaleza no tiene previsto que una cría tome leche de una especie distinta a la suya.

En cualquier caso, si una madre no desea prolongar la lactancia hasta que el niño decida dejarlo, tal vez le sea más fácil destetarlo entre la edad de los 9 y 14 meses. Sin embargo la decisión de la madre de destetar puede no ser firme a esa edad, por lo que no se debería alentar a la madre a que lo haga con el fin de evitarle supuestas futuras molestias que tal vez no se presenten nunca.

Huelga de lactancia

A veces ocurre que un niño de repente se niega a mamar de forma brusca. A esta conducta se ha llamado “huelga de lactancia”, es autolimitada y no debe ser confundida con un verdadero destete. Las causas de esta situación pueden ser muy variadas y a veces una madre tendrá que investigar que ha ocurrido en su caso. Si se identifica y evita el motivo, la lactancia continuará.

A veces puede ser necesario más esfuerzo, especialmente si el motivo no ha sido identificado o no es evitable. Puede ser útil ofrecer el pecho en un lugar relajado, a media luz, sin distracciones o cuando el niño está medio dormido. Suele ser contraproducente intentar rendir al niño por hambre. Mientras se reinicia el amamantamiento la madre puede extraerse la leche, que le puede ser ofrecida al niño con vaso o cucharilla.

Para saber más sobre lactancia consigue nuestro Ebook Lactancia Materna: Guía para la madre. Si tienes preguntas o comentarios déjalos aquí, si quieres seguir recibiendo nuestras publicaciones sobre temas de mujer no olvides suscribirte.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Lactancia

Consejos para amamantar con pechos pequeños

Si todavía no has tenido a tu bebé, seguramente tendrás muchas dudas sobre su llegada. No te preocupes, las futuras mamás solemos tener ese rasgo característico de querer tener todo bajo control. Esas preocupaciones no se limitan a objetos, sino que probablemente te sentirás insegura de tu capacidad como madre. En ese rol entra el tema de la lactancia, y si tener pechos de talla pequeña pudiera implicar un problema. Antes de empezar con esta lista debemos reafirmar: la capacidad para amamantar a tu bebé no va a depender en absoluto del tamaño de tus pechos. Es más, si crees que los pechos grandes son una ventaja, te aconsejo echar un vistazo a este post en el que hablamos de los diferentes problemas que una madre con pechos grandes se puede encontrar.

El tamaño de los pechos es diferente en las mujeres que no están embarazadas debido a las diferencias en el contenido de grasa presente en los pechos. Los tejidos que producen leche empiezan a generarse sólo después de quedarte embarazada, por lo que no son característicos de tu tamaño de ninguna manera. Aunque los pechos pueden aumentar de tamaño durante el embarazo, puede que te preocupe el que no sean lo suficientemente grandes, pero esas dudas carecen de fundamento. A continuación, aclararemos algunas de las dudas más comunes sobre este tema que esperamos te ayude.

mama amamantando a bebe

¿Es cierto que las madres con senos pequeños producen menos leche?

Definitivamente no. Cuando se trata de amamantar, el tamaño de tus pechos no van relacionados de ninguna manera con tu capacidad de amamantar. Tener pechos más pequeños significa simplemente tener menos grasa en los pechos pero no tiene relación alguna con la capacidad de generar leche.

Explicándolo de forma más rigurosa: las hormonas generadas por el nacimiento del bebé y durante la lactancia, estimulan las glándulas mamarias de los pechos para secretar la leche. Esta leche se empujar hacia los conductos lácteos de debajo del pezón y la areola (el área oscura alrededor del pezón). Cuando un bebé succiona, la leche fluye hacia su boca. Si quieres saber más sobre cómo se produce la leche materna, en este post se habla al detalle.

Poco a poco, tus pechos irán creciendo a medida que se llenan de leche. Este proceso puede ocurrir incluso durante el embarazo, mientras tus glándulas mamarias se preparan para el trabajo que les espera. ¿Cuánta leche producirán? pues esa cantidad vendrá directamente precedida por la leche que necesite el bebé. Es una relación casi instintiva entre tu cuerpo y tu bebé: contra más leche consuma tu bebé, más leche producirán tus pechos.

¿QUÉ OCURRE SI MIS PECHOS NO CRECEN EN ABSOLUTO?

Sin embargo, si tus pechos no crecen ni cambian durante el embarazo y permanecen blandos durante los días posteriores al parto, es posible que sufras de hipoplasia mamaria.Las madres con hipoplasia mamaria no generan suficientes glándulas mamarias para producir suficiente leche lo que puede ser un problema durante la lactancia. En estos casos es mejor consultar a tu médico para que te aconseje como aumentar la producción de leche o bien utilizar leche de fórmula como suplemento.

Cómo último punto, también recordar que el tabaquismo, la cirugía mamaria previa (como veremos más adelante), ciertos medicamentos como las píldoras anticonceptivas y algunas afecciones médicas también pueden contribuir al bajo suministro de leche. En dichos casos, siempre es recomendable acudir a un especialista o médico.

producción de leche en lactancia

¿Qué cambios experimentan tus pechos antes de la lactancia?

A lo largo del embarazo todo tu cuerpo pasará por una serie de cambios, incluso después de dar a luz. Tus pechos aumentarán de tamaño y darán la sensación de estar más grandes y llenos en poco tiempo. Este crecimiento no se detiene después del parto, suelen crecer durante un par de semanas incluso después de dar a luz.

Al principio estos cambios durante el embarazo se deben a los hábitos alimenticios y a la generación de tejido mamario que posteriormente producirán leche. Los cambios de tamaño continúan después del parto porque, como hemos destacado en el punto anterior, se ajustarán a la producción de leche de acuerdo a las necesidades del bebé. Es posible que estos cambios sean rápidos como puede que ni los notes, no te preocupes, el cambio no tiene que ser necesariamente visible. De cualquier modo, podrás amamantar a tu hijo con tus pechos sean del tamaño que sean.

Cuando vas a tener un bebé, esperas que tu cuerpo pase por grandes cambios. Sabes a ciencia cierta que tu vientre se agrandará o que tu cabello lucirá más brillante. Pasemos a hablar en detalle de algunos de los cambios por los que pasarán tus pechos.

SIGNOS TEMPRANOS

Muchas mamás descubren que sus pechos se vuelven hipersensibles durante el embarazo – puede incluso ser el indicio que determine que estás embarazada. Es un efecto secundario común de todas las hormonas extras que empezarán a circular por el cuerpo. La única singularidad sería si notaras algún bulto en cualquier momento, deberías consultarlo con tu médico.

CAMBIOS DE COLOR

La apariencia de tus pechos es probable que cambie de apariencia mientras estés embarazada. Por ejemplo,  la areola (el área alrededor del pezón) tiende a oscurecerse durante el embarazo. Después de dar a luz el pezón puede volver a su color natural, o no.

Otra de las cosas que suele preocupar a las futuras mamás es la aparición de venas azules en el pecho. Esto es debido a que el cuerpo suministra más sangre a esa región cuando estás embarazada, preparándolo para la lactancia. Si necesitas más información al respecto, en esta página te informan sobre más cambios que tus pechos pueden atravesar durante esta etapa.

NUEVO TAMAÑO

Debido a todos estos cambios, una de las cosas que vas a probablemente necesitar al principio son sostenes nuevos que se ajusten al nuevo tamaño de tus pechos. Estos cambios suelen suceder durante el primer trimestre, a medida que tu cuerpo acumula grasa, o más tarde, a medida que tu cuerpo se prepara para la lactancia materna.

Si necesita sostenes nuevos, pruebe los sostenes de embarazo o maternidad, que ofrecen comodidad y soporte suaves, a menudo sin alambres. Incluso puedes usarlos para dormir por la noche.

ESTRÍAS

Las estrías pueden aparecer en más zonas de tu cuerpo que no necesariamente tengan que ver con tu vientre. También se pueden crear en tus pechos a medida que crezcan.

Este proceso suele crear cierto picor. Es habitual usar crema hidratante para combatir esta sensación pero nada que haga desaparecer las estrías. Pero respira tranquila, suelen desaparecer después de dar a luz.

Las 5 mejores posiciones para la lactancia de mujeres con pechos pequeños

Primero de todo hay que asegurarse de que el bebé esté bien enganchado. Simplemente, asegúrate de que la ropa no estorbe, que el bebé quiera realmente alimentarse y de que esté optimamente sujeto. Una vez hecho esto, nos podemos centrar con las posiciones, pero siempre se recomienda hacer algo de ensayo y error antes de empezar a dar de pecho. Es importante encontrar la posición que te proporcione mayor comodidad. A continuación te dejo una pequeña lista de posiciones que según los expertos, son más recomendadas para mujeres con pechos pequeños:

LA POSICIÓN DE REPOSO

Simplemente nos estiramos boca arriba con el vientre del bebé tocando el tuyo y la cabeza hacia arriba a la altura de tus pechos. A medida que el bebé se acueste sobre tu pecho, la gravedad le ayudará a mantener su posición de manera segura sobre tu cuerpo.

Es fácil de aprender, fácil de recordar y cómodo. Además, esta posición puede ayudar con los pezones adoloridos. Hay consultores de lactancia que se especializan en enseñar este método.

LA POSICIÓN DE CUNA

El posición de cuna se utiliza para sujetar el pecho al principio de una sesión de lactancia. Simplemente hay que colocar el pecho en la palma de tu mano con tu pulgar en la parte superior de tu seno y tus dedos alrededor de la parte inferior del pecho. Tu mano tendrá la forma de la letra C. Esto te da control total sobre el movimiento de tu pecho y podrás dirigir más facilmente el pezón hacia la boca del bebé.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta posición puede aplanar la areola, así que mantén el pulgar y los dedos detrás de la areola para que no se interpongan en el camino de la boca del bebé.

EN FORMA DE «V»

Si la posición de cuna te resulta demasiado difícil, esta posición en forma de «V» puede ser tu solución. Es similar al la posición de cuna, pero en lugar de formar una «C» con los dedos, prueba a formar una «V» con los dedos índice y corazón. Tu mano parecerá una tijera.

De esta manera, necesitas ser capaz de extender sus dedos índice y medio muy separados para que estén bien detrás de su areola. Si tus dedos están demasiado cerca de tu areola, pueden interponerse en el camino del bebé e impedir un buen agarre. En definitiva, para pechos más pequeños, esta versión puede funcionar mejor y te requerirá menos esfuerzo.

LA POSICIÓN ACOSTADA

Aunque es principalmente recomendada para mamás que hayan tenido cesáreas, la posición acostada se puede hacer de varias maneras. Si has tenido una cesárea, sólo asegúrate de que el bebé no esté descansando encima de la cicatriz. Deberás acostarte mirando boca arriba con las rodillas dobladas. Seguidamente, colocas al bebé boca abajo encima de ti, con la nariz al mismo nivel que el pezón.  La clave es asegurarse de que el bebé pueda mover su propia cabeza para moverse libremente.

Si decides acostarte de lado, asegúrate de que el cuello del bebé esta bien apoyado, así como tu propio cuello y espalda. Ambos estómagos deben tocarse, y podrás cambiar de lado cuidadosamente cuando hayas vaciado un pecho.

LA POSICIÓN DE CUNA CRUZADA

Además de ayudar a las mamás con pechos pequeños, esta posición ayuda a guiar la cabeza del bebé para un mayor agarre y es una buena práctica para sujeciones más avanzadas. Se sugiere poner al bebé de lado (con apoyo, por supuesto), piel con piel. Deberás usar tu brazo opuesto para sostener el cuerpo del bebé. Por ejemplo, para amamantar con el pecho derecho, sosten la cabeza del bebé con el brazo izquierdo. Si todavía no lo ves claro, no te preocupes, puedes empezar con las otras posiciones o bien echarle un vistazo al video a continuación.

¿Qué hacer si duele? Los comienzos son difíciles

No vamos a mentir. Esos primeros días, vas a sentir lo que los expertos llaman ternura extrema, y lo que nosotros llamamos dolor. Pero una vez que tu bebé esté bien enganchado, la incomodidad debe disminuir gradualmente tras cada sesión y desaparecer por completo tras un tiempo.

Sin embargo no hay que ignorar cualquier tipo de dolor. Si hablamos de un dolor punzante o enrojecimiento podríamos estar hablando de un conducto lácteo obstruido. Esto podría conducir a una mastitis, una desagradable infección que requiere antibióticos. A continuación una pequeña lista de consejos que pueden hacer esta transición menos dolorosa.

En este post hablamos de todo lo que debes saber sobre la irritación en los pezones durante la lactancia, un mal más común de lo que crees.

dolores de la lactancia

SOLUCIONES AL DOLOR

  1. El hecho de que el bebé no se agarre correctamente suele ser una de las razones más comunes de dolor durante la lactancia. El recién nacido debe tener una gran parte de la parte inferior de la areola en su boca cuando se alimenta, con el pezón contra el paladar.
  2. Consulta a tu médico para asegurarse de que la boca y el cuerpo de tu bebé estén en la posición correcta y de que no haya otros problemas derivados.
  3. Como hemos comentado más arriba, prueba diferentes posiciones para amamantar. Una sujeción relajada puede aliviar la presión en las áreas más dolorosas del pecho.
  4. Limpia los pezones dañados suavemente con algodón humedecido con agua después de cada sesión de lactancia. De este modo eliminamos cualquier residuo o bacteria que a la larga pudiera provocar una infección.
  5. Seca los pezones al aire libre o limpialos con una muselina o franela muy limpia y suave, ya que la infección puede también generarse en entornos húmedos.
  6. Alivia el dolor y la piel seca de tus pezones con una crema de lanolina ultrapura o aplica suavemente unas gotas de tu propia leche materna. Existen también apósitos que se guardan en la nevera que refrescan los pezones y dan alivio durante la lactancia materna.
  7. Protege sus pezones. Las pezoneras no sólo evitan que se derrame alguna gota de leche si no que la ropa roce contra las zonas más sensibles.
  8. Se paciente. El dolor normalmente se calma después de unos días a medida que tu cuerpo se acostumbre y el bebé también aprenda a agarrarse.
  9. Si el dolor persiste durante la lactancia y no desaparece tras unos días, consulta a tu doctor. Como hemos comentado antes, podría ser signo de una infección.

¿Qué hacer si mis pechos gotean?

Que los pechos goteen los primeros días de lactancai materna es algo muy común. Puedes vaciar uno de tus peches mientras al bebé con el otro, o cuando estimulas el pecho para la bajada de leche. Este tipo de fugas suelen dejar de producirse tras seis semanas aproximadamente.

Si no quieres que esto suceda, te recomiendo que protejas tu ropa usando almohadillas desechables o lavables dentro de tu sostén día y noche.

La leche materna es un bien muy preciado, así que si no te interesa perder esas reservas utiliza pezoneras que encajen en tu sostén. Si deseas conservar la leche recolectada, puedes hacerlo, pero sólo usa la leche que hayas recolectado durante la lactancia. Guárdalo en un recipiente desinfectado, y si no vas a dárselo al bebé mételo en la nevera. Acuérdate de no guardarlo por más de 24 horas.

¿Qué hacer si mis pechos están realmente llenos y duros?

Un masaje suave de los pechos puede realmente ayudar estimular la zona y preparar los senos para hacer bajar la leche. Para masajearlos hay que hacerlo de la misma manera que si aplicaramos una crema en la piel, es decir, muy suavemente. 

Anecdóticamente, algunas madres han descubierto que el uso de un peine dental ancho para acariciar suavemente un pecho congestionado puede ayudar a la circulación y el drenaje.

En el siguiento video se muestran técnicas suaves de rodar, amasar y golpear para que los pechos estén listos. Se muestra una suave técnica de masaje de senos que se alterna con la expresión de la mano.

DRENAJE LINFÁTICO DE PEZONES

Cuando tengamos retención de agua en los pechos, este tipo de masaje nos ayudará a mover el líquido extra fuera del seno a través del sistema linfático. Es bastante útil reclinarse ligeramente para que la gravedad pueda ayudar a drenar los fluidos junto con un masaje suave hacia las axilas. En el siguiente video se explica con más detalle.

ABLANDAMIENTO POR PRESIÓN INVERSA

Este tipo de masaje puede ayudar a sacar un pezón aplanado por la congestión redistribuyendo el líquido detrás del pezón. Esto puede ayudar a un bebé que está luchando para agarrarse a un pecho lleno y también poder liberar dicha congestión. El uso de una combinación de ablandamiento por presión inversa y masaje general de los pechos puede ser de gran ayuda.

PEZONERAS

Las pezoneras pueden proporcionar una leve presión a una areola hinchada en lugar de los dedos para lograr el ablandamiento por presión inversa y exponer el pezón.

EL FRÍO ES TU AMIGO

Enfriar las mamas, ya sea usando hielo picado o vegetales congelados en un paño húmedo en las áreas congestionadas hace que los vasos sanguíneos se contraigan. Esto reduce el flujo sanguíneo al área y reduce la inflamación, lo que ayuda con el drenaje linfático del líquido tisular en el pecho. No se ha demostrado que la aplicación de la terapia con frío cause ningún problema para la bajada o la transferencia de leche y ayuda con el dolor.

APLICAR CALOR CON MODERACIÓN

El calor aplicado a los pechos antes de la extracción manual puede ayudar a provocar una bajada de leche. Algunas mamás han probado suspendiendo sus senos en agua tibia inclinándose sobre un lavabo o tazón y dejando que la gravedad, el calor y el masaje suave les ayuden. Dejar que el agua tibia corra por tu espalda en una ducha también puede ayudar a que la leche fluya. Sin embargo, y contra opinión popular, hay que evitar aplicar calor excesivo a un pecho hinchado.

La aplicación de calor en forma de compresas calientes, duchas calientes o empapados calientes no se ha investigado bien y por lo general ha sido más una medida de comodidad para activar el reflejo de eyección de leche que un tratamiento para el edema. Algunas mamás se quejan de que el calor acentua la congestión, causa palpitaciones y una mayor sensación de saciedad.

¿Qué pasa con la lactancia materna después de pasar por una cirugía de pecho?

Una reducción de pechos puede presentar un problema ya que generalmente implica una incisión cerca o alrededor de la areola. Si hay daño en los conductos lácteos durante la cirugía, podría afectar la lactancia materna. Las mastectomías, las tumorectomías o cualquier procedimiento que requiera la extracción de tejido mamario también podrían limitar la cantidad de tejido mamario en funcionamiento que queda para producir leche.

Si esa operación implicaba daño o extracción de conductos lácteos de la mama, podría afectar a la producción de leche. Pero no te preocupes, aunque esta producción total de leche disminuya, vas a poder seguir amamantando.

lactancia tras cirugia de pecho

EN EL CASO DE HABER AUMENTADO DE TAMAÑO

Si te has sometido a una operación de aumento de pechos, no sufras. La cirugía generalmente no involucra los conductos o las áreas del pecho involucradas en la producción de leche. Y es poco probable que la silicona de los implantes mamarios se filtre en la leche.

Pero el riesgo de que un aumento de pecho afecte a la lactancia depende del lugar donde se realiza la incisión en el pecho. En una cirugía de aumento típica, se hace una incisión en lo que se llama el pliegue inframamario, que es el pliegue debajo de la mama. Finalmente, se coloca un implante detrás del músculo pectoral, que se encuentra debajo del tejido mamario. En este caso, todos los conductos que estaban allí al principio siguen intactos y conectados al pezón.

Aunque este es el método más común de aumento de senos, hay veces que la incisión se hace en la axila o alrededor de la areola, generalmente por razones cosméticas (la cicatriz es menos visible). Una incisión alrededor de la areola puede afectar la sensibilidad del pezón y afectar el suministro de leche. En estos casos, algunos conductos han podido ser cortados en el proceso. Lo mejor es que preguntes directamente a tu cirujano para tener una idea más clara al respecto.

¿Qué pasa con la capacidad de almacenamiento de la leche materna?

Los pechos más pequeños pueden contener menor cantidad de leche así que es posible que tengas que alimentar a su hijo más asiduamente. Son como recipientes: los pechos grandes pueden almacenar más leche.

¿CON QUÉ FRECUENCIA SE DEBE AMAMANTAR CON PECHOS PEQUEÑOS?

En comparación con aquellas mamás de pechos grandes, tendrás que alimentar a tu hijo con más frecuencia. No es necesario establecer horarios para amamantarlo, puedes amamantarlo cuando creas conveniente. Así que cuando grite pidiendo alimento, aliméntalo, aunque sea cada hora, porque esto asegurará que el bebé reciba la cantidad apropiada de leche.

LOS MEJORES CONSEJOS PARA LA LACTANCIA MATERNA CON PECHOS PEQUEÑOS

La lactancia es generalmente más fácil con pechos pequeños. Aún así, es posible que al principio tengas algunas dificultades. Aquí te dejamos algunos consejos:

  1. Lo principal es que ante la duda, hables con tu médico acerca de todo esto. No tengas vergüenza por lidiar con temas tan íntimos, este tipo de cosas nos pasa a muchas.
  2. Como hemos comentado antes, es recomendable probar la sujeción en V en lugar de la posición de cuna, ya que la posición de cuna fue originalmente pensada para pechos más grandes.
  3. Asegúrate de alimentar a su hijo por lo menos tres veces al día y ayúdalo a agarrarse correctamente.
  4. Usa ambos pechos mientras estés amamantando – esto ayudará al bebé a obtener más leche mientras está amamantando.
  5. Comprueba si el bebé está recibiendo suficiente leche y vigile siempre que moje los pañales.
  6. Llevar un calendario con el médico para comprobar que el desarrollo es correcto. Los médicos llevan un registro del crecimiento del bebé, y es esencial para vigilar que la nutrición sea equilibrada.

OTROS ACCESORIOS PARA TENER LA LECHE SIEMPRE A PUNTO

Además de los sacaleches y el uso de un cojín de lactancia, hay otras herramientas que te ahorrarán un montón de tiempo a la hora de alimentar a tu bebé. Sobretodo para esos momentos en los que tu no puedas estar o directamente necesites un descanso:

Calienta Biberones

Los calienta biberones funcionan en cuestión de minutos y te dejan la leche en la temperatura perfecta. Este método te ayuda también a evitar un calentamiento desigual de la leche, como puede pasar al usar otros métodos como con el microondas. Además, con las tecnología de hoy día existen calienta biberones que se preocupan por calentar la leche sin perder sus nutrientes.

Esterilizador de Biberones

Ten en cuenta que el sistema inmunológico de nuestros bebés aún no está completamente desarrollado y por lo tanto no tienen la capacidad de combatir las bacterias y enfermedades de la misma manera que lo haría un adulto. Un virus aparentemente inofensivo en un bebé podría desarrollarse hasta el punto de causar la muerte, mientras que la misma bacteria o virus provocaría un dolor de estómago en un adulto.

¿Cuándo deberías empezar a preocuparte?

Existen muchas leyendas y mitos alrededor de la lactancia materna pero si tus pechos no cambian en tamaño durante el embarazo o incluso después de dar a luz, significa que no hay suficiente tejido productor de leche en su interior. Esto podría significar que no hay suficiente tejido glandular (senos hipoplásicos), un verdadero bajo suministro de leche o un fallo en la lactancia. Estas afecciones no son comunes, pero cuando ocurren, no hay leche materna o muy poca leche materna después del parto.

En definitiva, esto significa que lo más probable es que no puedas producir un suministro de leche suficiente. Sin embargo, hay alimentos que ayudan a la creación de más leche como el ajo, el hinojo, la espinaca, el salmón, y otros tantos que puedes ver aquí en profundidad.

También te recomendamos el libro Lactancia Materna, Guía Para la Madre, el cual te brinda la información básica para que puedas lactar a tu bebé con éxito. Cuéntanos como te ha ido en la lactancia y que es lo que te ha resultado.

Categorías
Lactancia

Pezones irritados durante la lactancia: Causas y soluciones

Definitivamente no para todas las mujeres la lactancia es una experiencia cómoda y agradable. Cuando comienzas amamantar por primera vez, es normal que te sientas incómoda, te tomará un poco de tiempo para acostumbrarte y varias prácticas.
La lactancia no debería dolor ni el primer día, el segundo o cualquier otro día. 


Pero si duele, muchas mujeres lo experimentan durante las primeras semanas de vida de su bebé y sienten mucho ardor e irritación en los pezones. 


Esto mejorará a medida que el bebé aprenda a agarrar y a mamar el pecho de la forma correcta.


La solución para no sentir dolor y evitar que se formen grietas en los pezones es aprender a colocar el niño correctamente en el pecho y tratar de que el pezón quede bien adentro de su boca, agarrando gran parte de la areola.

Todo el mundo que haya sufrido de irritación en los pezones lo sabe, duele y mucho. Hay que poner la alerta el momento en el que el dolor sea prolongado puesto que no es normal. Las molestias leves son normales en los primeros días de lactancia, especialmente cuando el bebé esta aprendiendo a agarrarse. Pero si esa extrema sensibilidad dura más de una semana, o incluso durante toda una sesión de lactancia, indica un problema, y nos afecta a todas. Independientemente de tener pechos grandes o pequeños.

Para poder evitar que los pezones se irriten, es mejor aprender y practicar posiciones para amamantar hasta encontrar la que se adecue más a ti. Elegir un buen libro sobre lactancia puede ser esencial, en el mercado hay infinidad de buenas lecturas al respecto.

Pero si ya has dado a luz y te encuentras de lleno con este problema, inténtalo resolver de inmediato y nada de esperar un mes para acudir al médico. Piensa que es una zona muy sensible a la que el bebé tendrá que tener acceso con mucha regularidad. El tiempo solo lo puede hacer peor. Así que vamos a echar un vistazo a algunas de las causas más comunes de irritación durante la lactancia, sus síntomas y cómo solucionarlos.

 El bebé no se agarra correctamente a tu pecho

La causa más común de irritación en los pezones es una mala sujeción. Estas molestias son punzantes y de corta duración, y suelen ocurrir principalmente cuando empezamos con una sesión de lactancia y desaparecen gradualmente durante la alimentación. Pero no te preocupes, a continuación te damos una serie de claves para solucionar posturas incorrectas.

Inmediatamente después del parto, evita las pezoneras y pega a tu bebé directamente al pecho.

Para fomentar una posición y sujeción correctas:

  • Sostén suavemente la barbilla del bebé hacia abajo y ábrela a medida que se acerca al pecho para amamantar.
  • Hazle cosquillas en el labio superior tu pezón y espera hasta que su boca esté bien abierta (como un bostezo) antes de guiarlo suavemente hacia el pecho.
  • Retira los pezones si no se agarra bien desde el principio y empieza de nuevo.
  • Si das a luz en el hospital, siempre puedes pedir asesoramiento a las enfermeras.
  • Utiliza un protector de pezones, o pezonera, sólo temporalmente y bajo la supervisión de tu médico.

Anquiloglosia (frenillo corto)

También conocida como lengua anclada, la anquiloglosia es una condición relativamente común en la cual el frenillo, lo que une la lengua a la parte baja de la boca, es demasiado corto para permitir cierta libertad de movimiento de la lengua. Esto puede contribuir al dolor de los pezones. Echa un vistazo y comprueba si la punta de la lengua del bebé tiene forma de corazón o si te es dificil colocar tu dedo entre su lengua y la parte baja de su boca. De ser así, es posible que tenga el frenillo corto.  Lo mejor es hablarlo con tu médico pero no te preocupes, esto se puede corregir cortando el tejido con un simple procedimiento en la propia consulta.

Conoce más sobre la anquiloglosia

mama con bebé
Beneficios de la leche materna

Encontrar una posición correcta

Como ya hemos visto en los puntos anteriores, como tú sostienes al bebé durante el amamantamiento puede afectar la comodidad para ambos. Hay varias posiciones para la lactancia materna. Existen multitud de métodos, libros y otros recursos que puedes encontrar por internet, o incluso preguntar a tu médico.

Por lo general, y para mantener una correcta posición, la cara del bebé deberá estar paralela a tu pecho (horizontal o verticalmente) y deberás mantener su barriga en contacto con tu cuerpo.

EL buen agarre

Para tener una buena sujeción:

  • Manten las caderas y la cara del bebé giradas hacia ti mientras esté amamantando.
  • Prueba con varias posiciones y cámbiala hasta que encuentres la que te sea más cómoda.
  • Prueba con accesorios como una almohada para amamantar o un cojín de lactancia. Estos accesorios son muy recomendables ya que además pueden evitar posibles daños colaterales como la plagiocefalia durante el desarrollo de su craneo.
  • Para mayor comodidad, siempr es recomendable sostener al bebé cerca de tu pecho en lugar de agacharse hacia él. Tu espalda lo agradecerá.

Mastitis

La mastitis es una infección que hace que los pechos se hinchen y se enrojezcan. Suele ser bastante molesto y algunos de sus síntomas incluyen fiebre y escalofríos.

¿Cuándo se desarrolla? pues es posible desarrollar mastitis cuando la leche queda atrapada en uno de tus conductos lácteos y las bacterias empiezan a crecer dentro. Normalmente unos antibióticos son suficientes, pero siempre acude a tu médico para que lo evalúe con más exactitud.

Es muy importante tratarla porque puede llevar a una acumulación de pus en tu seno llamada absceso. De nuevo, consulta a tu médico si además estas en periodo de lactancia y notas cualquiera de estos síntomas:

  • Sensación de calor
  • Hinchazón o calor en los pechos
  • Enrojecimiento de la piel del pecho
  • Dolor durante la lactancia
pezones irritados

Afta y candidiasis bucal

Otra causa de irritación en los pezones durante la lactancia es la candidiasis bucal. La candidiasis bucal es una infección por hongos levaduriformes que se puede contraer si los pezones se secan y se agrietan al amamantar. Si esto sucede, sentirás un dolor agudo en los pezones después de que el bebé se alimente.

También es posible que se deba a que tu bebé tenga aftas en la boca. Tienen la apariencia de parches blancos en la lengua, las encías y otras superficies dentro de la boca. ¿Cómo tratarlo? no te preocupes, es muy fácil. Puedes usar una crema antimicótica para combatir la candidiasis bucal en tus pezones antes de amamantar. Como siempre, es mejor prevenir, así que a continuación te doy algunos consejos de cómo evitar que se forme en primer lugar:

  • Es importante secar tus pezones después de cada sesión de lactancia. Puedes soplar o acariciarlos con una toalla de bebé, o simplemente pasear en topless para secarlo al aire libre.
  • Al bañarte, usa un jabón suave en los pezones y límpialos bien.
  • Si eres de las que sueles derramar leche regularmente, usa pezoneras y cámbialas con frecuencia para evitar que la humedad empieze a generar hongos. Es sumamente importante evitar la humedad en los sostenes que lleves.

Problemas por conductos obstruidos

Con toda esa leche fluyendo a través de los conductos, es bastante común que cada cierto tiempo se puedan obstruir. Sabremos que tenemos conductos obstruidos cuando notemos un bulto sensible y doloroso debajo de la areola. Sin embargo, es importante no dejar de amamantar: Sacar leche te dará alivio durante la lactancia. Los baños calientes, las compresas calientes, un masaje e incluso las hojas frías de col pueden ayudar con el conducto obstruido.

Infección por candidiasis

Si tu dolor es ardiente o punzante y no disminuye a medida que avanza la alimentación, es probable que se deba a una infección por levaduras conocida como candidiasis. Como hemos visto antes al hablar de la candidiasis bucal, estos hongos crecen en lugares cálidos, oscuros y húmedos. Es una de las causas más comunes de irritación en pezones. A continuación te daremos una serie de claves para prevernirlo:

  • Usa almohadillas de algodón lavables en lugar de pezoneras con respaldo de plástico. Importante cambiarlas con regularidad y lavarlas, al igual que tu sostén.
  • Manten el área lo más seca posible exponiendo tus pechos al aire entre comidas o secandolos con un paño suave.
  • Otra idea es sostener un secador de pelo, aproximadamente a 10 pulgadas de tus pechos para secar el área antes de volver a colocarse el sostén.
  • Evita usar jabón en sus pechos y frotarlos con fuerza. Esto facilmente puede provocar irritación en los pezones.
dolores de la lactancia
Depresión postparto

Grietas en el pezón

Ya está lastimado, ahora qué hacemos? Recuerda que aunque el pezón esté lastimado puedes seguir lactando. Aun cuando estés sangrando, si no padeces de alguna enfermedad como VIH.

Existen en el mercado algunas cremas recomendadas por expertos, trata de usar las que no se deban retirar antes de amamantar.

También se usa que exprimas un poco de leche materna y la dejes secar sobre los pezones. Aunque los médicos refieren que no es recomendable ya que no es un liquidos estéril y puede provocar infecciones peores.

Vasoespasmo

El vasoespasmo es una constricción (o estrechamiento) repentino de los vasos sanguíneos. Un vasoespasmo del pezón puede ser provocado por una sujeción incorrecta del bebé.En ocasiones también se relaciona con el fenómeno de Raynaud, que afecta el suministro de sangre. El vasoespasmo del pezón también puede estar asociado con dolor muscular y mamario, una afección conocida como síndrome de constricción mamaria. Estos serían los síntomas principales:

  • Dolor en los pezones: el dolor se describe a menudo como ardor o picazón y se siente después de amamantar o entre comidas.
  • También suele estar asociado con pezones deformes e irritados.
  • Pezones blancos: las puntas de los pezones pueden verse blancas (blanqueadas) después de una toma o las madres pueden notar otros cambios de color en sus pezones, por ejemplo, azul o rojo oscuro (asociado con el Fenómeno de Raynaud).
  • Dolor profundo en los pechos: algunas madres también pueden sentir dolores punzantes en lo profundo de los senos.
  • Las temperaturas frías pueden empeorar el dolor o desencadenarlo.

Bebé piraña

Si el bebé tiene unos meses y de repente empiezan a doler los pezones, revisa en busca de mordidas pues puede ser que tu bebé te use como anillo de dentición.

Si es el caso, en el momento que te muerda debes poner cara seria y decirle que no puede hacer eso pues le hace daño a mami. Es un bebé pequeño pero si te ríes entenderá que estas jugando y lo volverá a hacer.

Si se repite la acción, retíralo del seno y dile que te lástima y que duele mucho, que si vuelve a morder no podrá coger la teta nuevamente. Es difícil corregir tan pequeño pero entenderá

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Lactancia

Recomendaciones nutricionales para la mujer lactante

Anuncios

La lactancia, junto con el embarazo, es un periodo en el cual tienen lugar una serie de cambios fisiológicos, emocionales y ambientales. Estos cambios o alteraciones requieren llevar a cabo ciertos ajustes en la alimentación.

El fin es permitir un correcto desarrollo del bebé y que la madre mantenga un estado óptimo salud. Es por ello que las recomendaciones nutricionales durante la lactancia difieren en algunos aspectos de las que se dan en otras etapas de la vida de la mujer.

¿Por qué dar el pecho y no elegir fórmulas artificiales?

Uno de los grandes motivos para elegir la lactancia materna como modo de alimentación del recién nacido es el impacto positivo que esta tiene sobre la salud tanto del bebé como de la madre.

Entre los múltiples beneficios que la leche materna aporta al bebé, cabe resaltar la protección frente a la incidencia de ciertas patologías a largo plazo, como las enfermedades autoinmunes, la diabetes mellitus o la obesidad. El menor riesgo de infecciones, dadas las perfectas condiciones de higiene en las que se encuentra la leche materna, o la protección psicológica.

En cuando a la madre, la lactancia se relaciona con menor riesgo de padecer algunas enfermedades como la diabetes mellitus tipo ll, el cáncer de mama y el cáncer de ovario. También se asocia con un riesgo menor de padecer depresión  y hemorragias uterinas posparto, y con una mejor recuperación del peso corporal y la silueta.

Además, hay que destacar que la leche está adaptada a las necesidades nutricionales del bebé en cada momento de su desarrollo.

Por estos motivos, salvo que haya alguna contraindicación médica, los expertos de diferentes organizaciones, como la OMS, recomiendan que se amamante de forma exclusiva hasta los 6 meses, “con el fin de ofrecer a sus hijos un crecimiento, desarrollo y salud óptimos”. Asimismo, recomiendan continuar con la lactancia materna junto con la alimentación complementaria hasta los 2 años de edad.

Anuncios

Recomendaciones nutricionales

Dado que la producción de la leche supone un coste de energía y de nutrientes, es importante que los aportemos mediante la dieta para evitar que estos se cubran totalmente a expensas de las reservas de la madre. Para garantizar una correcta nutrición debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Aporte calórico suficiente. Si hablamos en términos de energía, para una correcta producción de leche deberemos aumentar, de media, unas 500 Kilocalorías al día, y estas deben provenir de alimentos saludables.
  • Aumentar el aporte de hierro. Para ello, es preciso incluir en la dieta alimentos ricos en este oligoelemento, como la carne, el pescado, los huevos y las legumbres. Además, para mejorar su absorción, se deben incluir alimentos con alto contenido en vitamina C, como el pimiento, el brócoli, el kiwi, los cítricos…
  • Aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal, potenciando el consumo de frutas y verduras crudas y de temporada.Este grupo de alimentos son una buena fuente de vitaminas y minerales especialmente necesarios en esta etapa, como el ácido fólico, la vitamina A, la vitamina C o vitaminas del grupo B, entre otras.
  • Incrementar el aporte de calcio. Para ello, podemos aumentar el consumo de lácteos (leche, yogures y quesos), incluyendo entre 4 y 6 raciones al día, o incluir otros alimentos ricos en este mineral, como las verduras de hoja verde, los almendras, las legumbres y las sardinillas en conserva.
Tips de lactancia

Más recomendaciones nutricionales

  • Consumir grasas de calidad. Estas las podemos incluir por medio del consumo de aceite de oliva virgen extra, pescados grasos, aguacate, frutos secos y semillas. Debemos evitar que las fuentes de grasa provengan de la ingesta de bollería, embutidos, precocinados y otros ultraprocesados.
  • Mantener una buena hidratación. El agua es el componente de mayor proporción en la leche materna, por lo que las necesidades estarán aumentadas en función de su producción. Pero no os preocupéis, no hay una cantidad fija establecida, basta con hacerle caso a nuestro mecanismo de la sed y que la fuente de hidratación sea la adecuada (agua).
  • Evitar alimentos ultraprocesados. Estos productos alimenticios suelen estar repletos de ingredientes de mala calidad (aceites refinados, azúcar, grasas hidrogenadas…), que son perjudiciales para la salud, tanto del neonato como de la madre.
  • Evitar las bebidas alcohólicas, la cafeína y el tabaco. Estas sustancias pasan al bebé por medio de la leche y tienen efectos adversos en su salud.

También te recomendamos el libro Lactancia Materna, Guía Para la Madre, el cual te brinda la información básica para que puedas lactar a tu bebé con éxito. Cuéntanos cómo te ha ido en la lactancia y que es lo que te ha resultado.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Anuncios
Categorías
Lactancia

Lactancia materna como aprendizaje transversal en ciencias de la salud.

La lactancia es un tema natural, todos los mamíferos están preparados para lactar a sus bebés. La mujer sin embargo, ha desnaturalizado la lactancia, parte por la necesidad de dejar los hijos al cuidado de otros, parte porque la industria nos dice que las fórmulas infantiles son mejores que la leche que produce nuestro cuerpo.

Molestia en los pezones

Ocurre mucho que al momento de que una madre decide lactar exclusivo a su bebé, va donde su ginecologo, pediatra y no saben que decirle. Pueden comenta que es una buena decisión pero no tienen conocimientos sobre técnicas adecuadas o como desmitificar las creencias incorrectas que tiene la sociedad. Esto influye a que muchas madres se rindan a las pocas semanas de haber empezado a lactar.

El aprendizaje sobre lactancia materna debe formar parte de la formación de todos los profesionales de la salud. Temas como «influencia de la lactancia materna sobre la salud pública», «Peligros del biberón antes de que la lactancia esté establecida» serian de mucha ayuda en estudiantes de medicina y enfermeria.

Mitos de lactancia

Es importante que el personal de salud sepa que su deber no es solo informar, también influye mucho la promoción de la lactancia materna. Se sabe bien que la industria es una gran competencia, y que tiene mucho dinero que usa de manera negativa comprando favores.

La formación adecuada de los profesionales de la salud debe ser integral e interdisciplinar. Destacando las colaboraciones de enfermería, médicos de familia, médicos generales, ginecólogos, pediatras, psicología, matronas, doulas. Por lo cual, es un tema que debe incluirse en los programas de estudio de todas las universidades, en todas las profesiones sanitarias.

Hay evidencia de que, la falta de informacion influye mucho en que las madres abandonen la lactancia en las primeras semanas de vida de su bebé. A esto se suma la falta de apoyo, por disparidad de criterios, todos pensamos diferente y confundimos a las madres.

Papá como soporte en la lactancia materna

La educación acerca de la lactancia materna debe incluir informacion detallada en relación al código internacional de comercialización de sucedáneos de la leche materna y la importancia de su cumplimiento.

Igualmente es importante que todo el equipo de salud esté al tanto de que la mayoría de los medicamentos pueden ser usados por las madres lactantes, y cuáles de ser contraindicados, tienen otras opciones; esto evita que la madre deba suspender la lactancia por llevar algún tratamiento médico alterno.

Cuando aplicamos programas de educación sobre lactancia materna, se debe tomar en cuenta temas como Anquiloglosia o frenillos, no es solo aprender sobre lactancia materna, la cuestión es ser capaces de aprender sobre lactancia materna y todo lo que le rodea.

Recomendaciones nutricionales para la mujer lactante

No existe una estandarización acerca de qué debemos enseñar y cómo debemos enseñar en los programas de lactancia materna. Hay además, necesidad de una mejora significativa en la forma que se les enseña sobre lactancia materna a los estudiantes de ciencias de la salud. Sí se ha demostrado que, el aprendizaje interactivo e inclusivo donde todos participan es muy exitoso, el e-learning ha sido muy usado. Entre los objetivos que debe tener un curso de lactancia materna están la educación continua, la actualización y la medicina basada en la evidencia.

Entre los cursos online que pueden encontrar esta Ilactation, Fundación Carlos Slim. También se pueden encontrar grupos de apoyo para médicos prolactancia como el que tiene Prolactar RD. Si tú como profesional de la salud, decides especializarte en lactancia materna, la Universidad Jaume I tiene el Curso de Especialización en Lactancia Natural.

Beneficios de la lactancia materna para el padre

Oportunidad de mejora!

  1. El conocimiento sobre LM debe formar parte del plan de estudios.
  2. Discusión en grupo para identificar y reflexionar sobre ss actitudes y creencias sobre la lactancia materna.
  3. Se debe animar a los estudiantes a considerar la naturaleza de la elección personal entre alternativas que la investigación ha demostrado que no son equivalentes.
  4. Reflexionar sobre el papel que deben desempeñar los profesionales de la salud en la promoción de la salud.
  5. Madres y bebés sanos podrían ser invitados a clase para dar sus puntos de vista sobre la lactancia materna.
  6. Se podría animar a los estudiantes a asistir a las reuniones de apoyo a la lactancia materna y a las clases prenatales sobre LM.
  7. Asegurar un mínimo de 18 a 20 horas de educación sobre LM adoptando un modelo biopsicosocial, incluida la formación para mejorar las actitudes hacia la lactancia materna.
  8. Colaboraciones interdisciplinarias para desarrollar y aplicar estrategias para estructurar la mejora de la lactancia materna desde la etapa prenatal hasta la etapa postnatal.
  9. Hacer uso de programas de aprendizaje electrónico para profesionales de la salud basados en estudio de casos.
  10. Las intervenciones educativas a través de la web pueden llegar a un gran número de profesionales.
  11. Tener en cuenta los métodos de enseñanza interactivos y basados en aplicaciones.
  12. Es necesario que los profesionales de la salud estén educados en la multiculturalidad.
Mitos de lactancia 2

Objetivos

  • Concienciar y motivar a los futuros profesionales de la salud en la finalidad de promover la lactancia materna, para lograr un apoyo efectivo a la misma en la comunidad.
  • Dotar a los futuros profesionales de la salud de una formación teórico-práctica actualizada sobre la lactancia materna, basada en la evidencia científica con el fin de promover buenas prácticas de salud.
  • Dotar a los futuros profesionales de la salud de conocimientos y recursos específicos para prevenir y afrontar las dificultades que la díada madre/hijo pueda presentar respecto a la instauración y mantenimiento de la lactancia materna.

Fuente: ilactation.

Beneficios de la lactancia materna

Categorías
Crianza Lactancia

Los grupos de maternidad en redes sociales, un gran apoyo para superar las dificultades de la lactancia

Cada proceso es distinto, pero en mi caso, cuando nació mi bebé, el inicio de la lactancia resultó algo sumamente doloroso y difícil.   

Difícil fue sentir que un proceso que parece tan natural para la mayoría de la mamás,  no resultaba nada natural en mi propia piel.
 
Difícil era escuchar a mi bebé llorar sin saber cómo ayudarlo, pero más difícil era escuchar las dudas, críticas y juicios de la gente que amas o sentir que estaba sola y que no contaba con nadie que me brindara el apoyo o la información que necesitaba.

Como mamás, es importante tener una tribu que nos apoye.
 

La lactancia es la forma natural de alimentar al bebé (e indudablemente, la mejor). Sin embargo, el hecho de que sea lo natural, no significa que ésta siempre sea fácil. Para algunas madres, pueden presentarse algunos problemas que dificulten su lactancia y para los cuales necesitarán apoyo que les ayude a sobrellevarlos.

Afortunadamente, hoy en día existen muchos recursos a los cuales pueden acudir cuando esto sucede, y de acuerdo con una investigación reciente, los grupos de maternidad en redes sociales son unos de los mejores apoyos para superar las dificultades de la lactancia.

Este descubrimiento fue la conclusión de dos estudios realizados por un grupo de investigadoras de la Universidad de Georgia, publicados en las revistas Digital Health y Journal of Human Lactation. En ellos, se analizó si los grupos de maternidad en Facebook proporcionaban el apoyo necesario para que las madres comenzaran y continuaran con su lactancia, en comparación con otras formas tradicionales de apoyo, como el personal médico o algún miembro de la familia, y cómo ese apoyo recibido a través de esos grupos impacta sus lactancias.

Para analizar esto, se realizaron encuestas a 300 madres que participaban de forma activa en grupos de apoyo a la lactancia en Facebook, y realizaron diversos grupos de enfoque para aprender acerca de la experiencia de éstas en esos grupos de Facebook.

Basándose en sus resultados, las investigadoras piensan que este tipo de exposición a otras madres lactantes que son similares a ellas y que las alientan a amamantar en público o a amamantar más allá de los 12 meses, daba a las madres encuestadas la confianza necesaria para prolongar el tiempo que deseaban amamantar a sus bebés.

De acuerdo con Ayanna Robinson, una de las investigadoras, las madres participantes dijeron que les gustaba buscar apoyo en Facebook porque el acceso está disponible las 24 horas al día, y siempre hay alguien dispuesta a ayudar y que además ha tenido experiencia con cualquiera de las dificultades que se le presenten.

Otra ventaja de estos grupos de apoyo a la lactancia, es que el hecho de que estén en línea significa que están disponibles para las madres que tienen problemas para encontrar apoyo presencial para su lactancia o que se encuentran en sitios aislados.

Muchos de estos grupos de apoyo a la lactancia, especialmente la mayoría de los que revisaron durante la investigación, están moderados o administrados por profesionales de la lactancia, por lo que la información que se comparte entre las usuarias está basada en evidencia científica.

Es importante aclarar que el estudio se enfocó únicamente en madres de origen afroamericano, sin embargo, de acuerdo con las autoras del estudio, los resultados de esta investigación posiblemente sean similares en todas las madres, independientemente de su origen o procedencia.

Ya lo hemos dicho anteriormente en diversas ocasiones: la maternidad es más fácil cuando se tiene una tribu y con esta investigación se prueba la utilidad de las redes sociales como una herramienta de apoyo para las madres que tienen dificultades con su lactancia.

Fuente | https://www.bebesymas.com

Enlaces: Instagram

Anuncios

Puntuación: 1 de 5.
Categorías
Lactancia Mujer

Consejos para amamantar con pechos grandes

Algunas mujeres tienen de por si pechos grandes, a otras les crece sustancialmente después del embarazo. Lo que puede parecer toda una ventaja frente a las mamás con pecho pequeño se puede convertir en un desafío cuando nos pongamos manos a la obra.

En las etapas iniciales, tanto el bebé como la madre están aprendiendo a comprender los conceptos básicos de la lactancia materna y lo que funciona para ellos. En tal caso, tener senos grandes puede ser más complicado para hacer encajar el pezón en la boca del bebé. Pero no hay que desesperar, simplemente lleva un poco más de tiempo comprobar si el bebé se ha enganchado correctamente.

En ocasiones, las mujeres experimentan algo de dolor después del parto y sabemos que dar de mamar al bebé mientras aguanta el dolor o la sensibilidad de sus pezones es una tarea complicada. Otros de los problemas más comunes es que haya mamás que se preocupen porque el pecho podría asfixiar al bebé al cubrirle la nariz o toda la cara, etc. etc. Te aclararemos todas estas dudas y más con la lista a continuación.

Pechos grandes y el suministro de leche materna

Uno de los mitos más populares es que el tamaño de tus pechos determine la cantidad de leche que producirá. Tanto mujeres con pechos grandes como con pequeños pueden sufrir de las mismas dolencias: exceso de leche materna o carencia de ésta.

¿POCA LECHE MATERNA?

Se han dado muchos casos de mamás con pechos grandes teniendo problemas con un suministro bajo de leche materna. Ciertas afecciones como el SOPQ, la obesidad, el hipotiroidismo y la resistencia a la insulina pueden afectar la producción de leche materna. Por lo tanto, es importante tener un seguimiento por parte del médico para asegurarse de que el bebé aumente de peso equilibradamente y no afectará negativamente a su desarrollo.

¿EXCESO DE LECHE MATERNA?

Un exceso de leche materna suena como una bendición pero la verdad es que puede causar problemas tanto para ti como para el bebé. La producción de demasiada leche materna puede provocar congestión mamaria y dolor. Esta congestión puede derivar en que los pechos se endurecen y los pezones se aplanen, dificultando así la ingesta de leche por parte del bebé debido a un peor agarre.

Pide ayuda siempre que la necesites

Muchas mamás tienden a evitar pedir ayudar. Entendemos que es un tema muy íntimo pero hay que naturalizarlo. Personas que sean de por si tímidas o reservadas lo tendrán especialmente complicado al principio. Uno de los principales motivos por no pedir ayudar es sentir la presión de que deberían saber esto de forma intuitiva y pedir ayuda les diera una imagen de madres poco dedicadas.

Nada más lejos de la realidad. Pide ayuda siempre que la necesites, como irás viendo a lo largo de esta lista, las dudas y problemas son varios y conocidos por todas, así que no tengas reparo en expresarte. Muchas hemos pasado por algo así antes.

En nuestro blog nos dedicamos también a solventar dudas acerca de la maternidad, aquí puedes conocer los mitos que envuelve la lactancia.

Encuentra un sostén que te quede bien

Consíguelo.

Encontrar sostenes bien ajustados pueden ser un problema para mujeres de pecho grande, y si hablamos de tops de extracción aún más. Sin embargo, no hay que olvidar que los tops de extracción bien ajustados son esenciales, ya que sin una presión óptima sobre los conductos de leche y el tejido mamario puede llevar a situaciones peores. Puede darse por ejemplo el caso de obstruir los conductos o sufrir una distensión de pecho y espalda.

Por eso es recomendable siempre encontrar un ajuste óptimo. Si no lo encuentras en tiendas físicas, consulta en internet, suele haber más catálogo de productos y siempre puedes preguntar en los múltiples foros femeninos que encontrarás por tu zona.

Dosifica las comidas y mantén un control sobre el peso del bebé

Si nos encontramos en la situación de que nuestros pechos grandes contienen mucha leche, nos podemos encontrar en ocasiones que nos darán poca leche también. Por lo tanto y como hemos dicho antes, es necesario que un médico haga seguimiento del bebé para evitar desequilibrios alimenticios. No debe faltarle alimento ni tampoco excedernos.

Si nos excedemos esto puede cambiar los ciclos de alimentación del bebé creando intervalos más largos entre ellos. Es muy importante seguir un horario más o menos fijo en el que alimentemos a nuestro bebé, pero también es importante fijarse en el bebé y aprender a interpretar sus signos (cuando tiene hambre o quiere otra cosa). Todo es una cuestión de tiempo, el bebé pronto aprenderá a agarrarse fácilmente a tus pechos, ya sean grandes o pequeños.

En esta etapa de alimentación, además de una dosificación de comidas, es muy importante que el bebé digiera la comida bien y evitar los cólicos.

la dieta del bebé

Suaviza tus pechos si están duros y llenos de leche

Si tus senos están tensos y excesivamente llenos, podrás usar un sacaleches o extraerlo manualmente antes de comenzar a amanatar. De esta manera, ablandarás tu pecho y será más fácil que el bebé se agarre y pueda alimentarse tranquilamente.

También se dan casos de mamás con pechos medianos o pequeños antes del embarazo, pero que pueden llegar a hincharse mucho más de lo que uno podría esperarse. Esta condición se la conoce como congestión mamaria, y pueden ser muy dolorosos para la madre.

Especialmente en el caso de mujeres con pechos grandes, estos pueden llenarse muy rápidamente de leche, incluso cuando no sea el momento de alimentar al bebé. Esto provoca que sea relativamente común que los senos se pongan extremadamente tensos y pesados, lo cual no solo afecta a la alimentación del bebé si no que además es molesto para las mamás. Por lo tanto, repetimos, es importante intentar bombear ese exceso de leche o bien almacenarla para poder usarla más tarde.

Practica con un espejo

Para que el bebé se alimente comodamente es extremadamente necesario encontrar una posición óptima para ti.  Hacer uso de un espejo puede ayudarte a entender la colocación de la boca del bebé y la ubicación de tu pezón. Dado que los pechos grandes te pueden dificultar la visión, podremos hacer los ajustes necesarios a través del reflejo de un espejo.

Si te sigue siendo dificil ubicar con exactitud la boca del bebé y tu pezón, trata de amamantar directamente mientras estás sentada frente a un espejo o cerca de él. El espejo puede darte una mejor vista de tu pecho y del bebé mientras se agarra a tu pecho.

embarazada con espejo

Experimenta con diferentes posiciones

Recuerda que cada posición de lactancia tendrá una eficacia diferente para las diferentes etapas de lactancia, especialmente a medida que el bebé crece, así que no tengas miedo de experimentar.

POSICIÓN DE CUNA

La posición de cuna es una de las técnicas más fáciles y sencillas para asegurar una lactancia exitosa en el caso de mamás con senos grandes. En la posición de cuna, la mamá sostiene los pechos y los aplana de manera que el bebé pueda sostenerlos fácilmente en su boca. Esto hace que sea más fácil apuntar el pecho y dejar que el bebé se agarre correctamente a él. Esta posición suele ser la más natural y sencilla, especialmente cuando estas empezando.

CUNA CRUZADA

Esta posición es similar a la de cuna, pero en este caso colocamos los brazos en otra posición. En lugar de sostener la cabeza del bebé en el pliegue del brazo, usas la mano de ese brazo para sujetar su pecho. Con el otro brazo rodeas la espalda del bebé. Sosten la cabeza, el cuello y el hombro del bebé con la mano en la base de la cabeza del bebé, con el pulgar y el índice a la altura de las orejas del bebé. Al igual que en la posición de cuna, el abdomen del bebé debe estar contra el tuyo. Es posible que necesites colocar una almohada sobre tu regazo para elevar al bebé hasta el pezón.

La posición de cuna cruzada te permite tener más control sobre la forma en la que el bebé agarra el pecho con la boca. Muchas mamás descubren que pueden lograr que el bebé se agarre mejor en esta posición.

ACOSTADA DE LADO

Simplemente acuestate de lado con el brazo por encima de la cabeza. Esta posición evita que la mamá tenga que sostener a su bebé o su pecho. Manten el bebé a la altura del pezón y llevatelo al pecho. Es importante no llevar el pecho al bebé ya que puede ser un poco intimidante para el bebé además de una posición incómoda para tu espalda. Al colocar al bebé cerca del pecho, le das la libertad de comer a su ritmo, y desengancharse o engancharse de forma instintiva.

Como última recomendación e independientemente de la posición que uses, siempre es recomendable tener accesorios como un cojín de bebés.

¿Cómo dar de pecho en público?

Es mejor practicar durante el embarazo con una muñeca por ejemplo para naturalizarlo y agilizarlo cuando se de el caso. En ocasiones, las mamás con mayor tamaño de pecho pueden correr mayor riesgo de sentirse incómodas por la mirada de extraños. Parece ser que este es una de esas cosas en las que el tamaño del pecho si que puede sentar un precedente. Sin embargo, no hay que incomodarse más de la cuenta, ya que no deja de ser una situación que se ha dado toda la vida, y por lo tanto natural.

Las mismas reglas se aplican a todos nosotros: la lactancia materna, sea cual sea la forma en que se la dé, siempre es algo hermoso. Mi consejo es que te centres en lo importante que es alimentar a tu bebé y no malgastes tiempo pendiente de las personas que les pueda incomodar. En este artículo de la BBC se habla más extensamente sobre el tabú de amamantar en público

Equilibra el peso de tus pechos

Los pechos grandes son pesados y pueden causar dolor de espalda y cuello, especialmente cuando están acompañados de ciclos largos de lactancia. Compra nuevos tops de extracción que puedan mantener tus pechos apoyados, así como facilitar el acceso al pezón.

Lo más probable es que los sostenes que lleves antes de amamantar sean demasiado pequeños, así que vale la pena invertir en un buen top de extracción. Como ya hemos dicho anteriormente, es especialmente importante que encajen bien. Que no sobre ni falte espacio.Usted puede incluso beneficiarse de un ajuste de sujetador para obtener el tamaño, ajuste y soporte correctos.

Si aún no sabes cuando es el mejor momento para comprarlos, nosotros te recomendamos el último trimestre, que es cuando los pechos están más cerca del tamaño que lucirán después del parto. Teniendo en cuenta el tema de confort, es muy importante tener en cuenta que existen almohadas especiales para embarazadas que te ayudarán a poder dormir en una posición más natural.

lactancia tras cirugia de pecho

Cuida la salud de tus pechos

La piel cálida y húmeda debajo de los pechos es un caldo de cultivo ideal para las infecciones bacterianas, fúngicas y por hongos. Aquí tienes algo de información extra al respecto. A continuación te mostramos los casos más comunes.

CANDIDIASIS

La candidiasis es causada por los mismos hongos que causan las infecciones vaginales. Estas infecciones micóticas a menudo ocurren en bebés, personas con enfermedades que afectan su sistema inmunológico y personas que están tomando antibióticos. Los hongos de Candida se reproducen más rápidamente en un ambiente húmedo y cálido debajo de los senos. Causan un sarpullido que a menudo desarrolla ampollas incómodas y pequeñas grietas. Como muchos otros sarpullidos, la candidiasis puede causar muchas molestias.

Las cremas antimicóticas se usan para tratar la candidiasis. Si la infección está más extendida, el médico podrá recetarte medicamentos antimicóticos para tomar por vía oral. También es importante mantener la piel seca.

TIÑA

La tiña es otra infección micótica por hongos. Los hongos son organismos microscópicos unicelulares que se encuentran en el aire, el suelo, el agua, los animales y las personas. Los tipos de hongos que causan la tiña y las afecciones cutáneas relacionadas, como el pie de atleta y la tiña inguinal, son parásitos que se alimentan de queratina muerta. Esta es la proteína que compone la piel, las uñas y el cabello. La tiña aparece como manchas rojas y redondas de piel con un distintivo anillo rojo.

La tiña es altamente contagiosa y a menudo se propaga a través de toallas, sábanas y duchas compartidas. Incluso puedes cogerla a través de tu mascota. Las cremas antimicóticas de venta libre o de venta libre son efectivas en el tratamiento de la tiña.

No te preocupes, no ahogaras a tu bebé con tus pechos

Por último pero no menos importante, asfixiar al bebé con el pecho es un miedo más común de lo que podamos pensar. Si te preocupa que tu pecho bloquee la nariz de su bebé mientras está amamantando, no eres la única. Es un miedo que muchas mamás con pechos grandes tienen. La realidad es que si el bebé se encuentra en esa situación dejará de amamantar, abrirá la boca y respirará.

Los retos de la lactancia materna se presentan en todo tipo de formas. Y con los pechos grandes, estos se agravan. Es importante mantenerse informada y consciente de todas las cosas mencionadas en esta lista. Tomar conciencia de todos estos pequeños retos y hacer al respecto reducirá tu ansiedad y cuidar de tu bebé se hará una actividad más placentera.

También te recomendamos el libro Lactancia Materna, Guía Para la Madre, el cual te brinda la información básica para que puedas lactar a tu bebé con éxito.

Procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.