Categorías
maternidad

Problemas de lactancia en la primera semana

La lactancia no siempre es sencilla. En cualquier caso, si estás teniendo problemas, no estás sola. De hecho, un estudio realizado en los EE. UU. con más de 500 madres concluyó que el 92 % de ellas tuvieron dificultades con la lactancia antes del tercer día. Afortunadamente, muchas de estas dificultades son fáciles de resolver. Estas son nuestras soluciones a los problemas más habituales con los que se encuentran las madres durante la primera semana.

Problema 1: dar el pecho provoca dolor

El dolor durante la lactancia suele reducirse a pezones doloridos o sensibles, especialmente tras la «subida de la leche», que se produce entre el segundo y el cuarto día tras el parto. Tu bebé se alimentará cada dos horas, lo que significa que este problema puede empeorar de forma rápida, y muchas madres ven cómo sus pezones se agrietan, sangran o tienen ampollas. ¡Qué dolor!

Soluciones: 

  • Comprueba el agarre de tu bebé. La causa más probable del dolor durante la lactancia es un agarre deficiente del bebé. Tu recién nacido debe tener una porción importante de la parte inferior de la areola (la piel oscura que rodea el pezón) dentro de la boca cuando se alimenta, con el pezón presionado contra el paladar y agarrado suavemente por debajo con su lengua.
  • Acude a un especialista o consultora de lactancia para asegurarte de que la boca y el cuerpo de tu bebé estén bien colocados y que no haya ningún otro problema de agarre. También pueden examinar el interior de la boca del bebé para ver si hay algún problema físico.
  • Prueba diferentes posiciones para dar el pecho. Una posición tumbada, de cuna cruzada, bajo el brazo («balón de rugby») o acostada puede eliminar la presión de las zonas del pecho en las que tengas más dolor.
  • Limpia los pezones dañados suavemente con varios algodones humedecidos en agua después de las tomas para eliminar cualquier suciedad que pueda provocar una infección.
  • Seca los pezones al aire o frótalos suavemente con una muselina o toallita muy limpia y suave, ya que se pueden producir infecciones en condiciones de humedad. Utiliza discos absorbentes desechables o lavables para absorber cualquier pérdida de leche y recuerda que debes cambiarlos de forma regular.
  • Calma el dolor de los pezones. Alivia el dolor y la piel reseca con lanolina en crema ultrapura, o aplica con suavidad unas gotas de tu propia leche. No es necesario quitar ninguna de las dos antes de la siguiente toma. También puedes usar parches de hidrogel directamente de la nevera. Estos apósitos para los pezones enfrían y proporcionan un alivio instantáneo para el dolor, además de crear las condiciones ideales para su curación.
  • Protege tus pezones. Los protectores de pezones evitan que la ropa te roce las áreas doloridas.
  • Sé paciente. El dolor suele remitir después de unos días, cuando tu cuerpo ya se ha acostumbrado a dar el pecho y la succión del bebé se hace más eficiente.
  • Consulta a un profesional sanitario,un especialista o una consultora de lactancia si el dolor mientras das el pecho no remite en unos pocos días. Un dolor continuo en los pezones puede indicar la presencia de una infección que puede requerir medicación.
Anuncios

Problema 2: mi bebé no se agarra correctamente

Algunos recién nacidos parece que tienen problemas para conseguir un buen agarre. Tal vez sea porque los dos necesitáis algo de tiempo para coordinar vuestros esfuerzos, o porque han nacido de forma prematura, no se sienten bien después de un parto complicado, o porque sus madres tienen pezones planos o invertidos.

Soluciones

  • Busca la ayuda de un especialista o consultora de lactancia que pueda diagnosticar la causa del problema y establecer un plan para solucionarlo.
  • Saca hacia fuera los pezones invertidos o planos. Los formadores de pezones se pueden colocar perfectamente en el interior del sujetador y aplican una ligera presión que ayuda a sacar hacia fuera los pezones para permitir la lactancia.
  • Adopta diferentes posiciones para facilitar el trabajo a tu recién nacido. Necesita sentirse sujeto, cómodo y capaz de respirar para poder alimentarse de forma adecuada. Asegúrate de no sujetar ni presionar su cabeza. Una posición tumbada, en la que el bebé se encarga de agarrarse, le ayuda a utilizar sus reflejos innatos y le facilita la tarea de llegar al pecho y agarrarse.
  • Realiza pequeños ajustes mientras alimentas a tu bebé. En lugar de colocarlo y retirarlo del pecho, lo que puede frustraros a los dos, simplemente asegúrate de que está bien colocado y cómodo. Mantén su cuerpo cerca de ti, sujetándolo bien del hombro para que se sienta seguro.  Deja que su cabeza descanse sobre tu muñeca para que pueda inclinarse ligeramente hacia atrás y tenga más espacio en la nariz para respirar. Su barbilla debe quedar cerca de tu pecho. Si realizar pequeños ajustes no parece mejorar la comodidad de tu bebé, solicita la ayuda de un especialista o consultora de lactancia.
  • Utiliza pezoneras para alimentar a tu bebé. Si tu bebé no se agarra, un especialista o consultora de lactancia puede recomendarte el uso de pezoneras para ofrecerle un objetivo más grande y firme donde agarrarse. En general, las pezoneras deben considerarse una solución a corto plazo.

Problema 3: no tengo suficiente leche materna

En un principio, generarás una pequeña cantidad de leche materna porque los cambios hormonales que activan la producción de leche se producen lentamente, y no finalizan hasta llegar al segundo o cuarto día 2. Esto puede hacer que te preocupes por si tu bebé no está recibiendo suficiente alimentación, pero dado que su estómago es diminuto durante los primeros días y se alimenta con frecuencia, esto no supone un problema. Durante estos primeros días solo tienes que preocuparte si tu bebé pierde más peso de lo esperado y produce muy pocos pañales húmedos y sucios, o si muestra signos de deshidratación. Para obtener una explicación completa acerca de con qué frecuencia tu recién nacido debe mojar o manchar sus pañales, lee Dar el pecho a un recién nacido: qué puedes esperar durante la primera semana.

Soluciones

  • Busca la ayuda de un profesional sanitario, un especialista o una consultora de lactancia que pueda valorar si tienes un problema de suministro de leche. Cuanto antes recibas ayuda, mejor.
  • Alimenta a demanda y no sigas un horario. Durante la primera semana después del parto, tu recién nacido querrá alimentarse al menos cada dos o tres horas (¡puede que más!) tanto durante el día como durante la noche. Esta frecuencia ayuda a establecer tu producción de leche.
  • Cuídate. No siempre es fácil con un recién nacido, pero intenta descansar cuando puedas, come bien y busca toda la ayuda posible con las tareas domésticas y con cualquier otro niño mayor para que puedas centrarte en la lactancia.
  • Intenta extraer leche. Si tu bebé se alimenta a menudo y a pesar de ello no gana peso, un especialista o consultora de lactancia puede recomendarte la extracción para establecer tu suministro de leche. Si aún no se ha producido la subida de la leche, el extractor de leche eléctrico doble para uso hospitalario Symphony de Medela cuenta con un programa de iniciación («Initiate») que imita el modo en el que un recién nacido se alimenta durante los primeros días.
Anuncios

Problema 4: mis pechos están muy llenos y duros

Cuando se produzca la subida de la leche, notarás que tus pechos están más llenos y firmes. Si tu bebé se alimenta bien y con frecuencia, esta situación debería superarse sin problemas. No obstante, los pechos de algunas mujeres se endurecen en exceso, y pueden estar más sensibles, incómodas e incluso sentir dolor: un problema que recibe el nombre de congestión mamaria. Los pechos congestionados también pueden notarse muy calientes debido a la actividad que se produce en su interior: ¡es como un atasco de tráfico! Aunque se trata de una situación temporal, que a menudo dura de 24 a 48 horas, la congestión también puede dificultar a tu bebé el agarre, ya que tus pezones se aplanan

Soluciones

  • Alimenta a tu bebé con frecuencia. Intenta darle el pecho al menos de 8 a 12 veces cada 24 horas. Este es el tratamiento principal para este problema. Si necesitas más consejos, lee nuestro artículo sobre la congestión mamaria 
  • Acude a un profesional sanitario, especialista o consultora de lactancia si los síntomas duran más de 48 horas, si tienes fiebre o si tu bebé no puede tomar el pecho debido a la congestión.
Anuncios

Problema 5: mis pechos pierden leche

Los pechos con pérdidas de leche son muy habituales durante los primeros días de lactancia, tras la subida de la leche. Puede que pierdas leche de un pecho cuando alimentes a tu bebé con el otro, cuando te tumbes boca abajo para dormir o cuando algo estimule tu reflejo de salida de leche de forma accidental, como la presencia de otro bebé llorando en el supermercado. Las pérdidas suelen remitir después de unas seis semanas.

Soluciones

  • Protege tu ropa mediante el uso de discos absorbentes desechables o lavables en el interior del sujetador, tanto por el día como por la noche.
  • ¡No pierdas ni una gota! Las copas para recoger la leche se colocan dentro del sujetador y recogen cualquier pérdida leche. Resultan útiles cuando la pérdida es excesiva para los discos absorbentes, o si un pezón tiende a gotear mientras alimentas a tu bebé con el otro. Si quieres guardar la leche recogida, puedes hacerlo, pero utiliza solamente la leche recogida durante una toma. Guarda la leche en un contenedor estéril y, si no vas a dársela a tu bebé justo después de recogerla, colócala en el frigorífico inmediatamente y utilízala antes de que pasen 24 horas. No utilices copas para recoger leche durante más de dos o tres horas cada vez.

Problema 6: creo que produzco demasiada leche

¡En ocasiones, cuando la leche sube, sube de verdad! Puede que tengas un suministro excesivo de leche, de carácter temporal, durante las primeras semanas, pero esta situación remitirá pronto. Hasta entonces, puede que sientas dolor en los pechos y que estén duros la mayor parte del tiempo, incluso después de una toma, y es posible que pierdas una gran cantidad de leche. Tu bebé puede toser y chisporrotear con la fuerza de la salida de la leche, vomitar al moverlo tras las tomas y sentir incomodidad en la tripa, con heces explosivas, espumosas y verdosas. Todo esto sugiere que tienes demasiada leche, pero este problema se solucionará por sí solo en cuanto tus pechos se adapten a su nuevo trabajo.

Anuncios

Soluciones

  • Extrae algo de leche manualmente al iniciar cada toma para reducir la fuerza de la salida de la leche.
  • Prueba la posición de lactancia tumbada para que tu bebé pueda controlar mejor el flujo de leche. O utiliza la posición de cuna: sujeta al bebé por los hombros, asegurándote de que su cabeza quede ligeramente inclinada hacia atrás, descansando sobre tu muñeca. Su cuerpo reposará sobre el tuyo, inclinado hacia abajo en diagonal.
  • Sé delicada y paciente. Deja que tu bebé descanse y digiera la leche, tanto durante como después de una toma. Si lo mueves demasiado o muy rápido, podría sentir náuseas. A medida que vaya creciendo, irá acostumbrándose al flujo, que en cualquier caso se ralentizará.
  • Utiliza una toallita o un paño de muselina para limpiar la salida brusca de leche si tu bebé se agobia cuando la leche empieza a salir, y coloca una copa para recoger la leche en el otro pecho para recoger cualquier pérdida de leche.
  • Solicita el consejo de un especialista o consultora de lactancia si sigues teniendo dificultades después de varias semanasEllos valorarán la situación y te podrán aconsejar dar solo un pecho o restringir la alimentación si necesitas reducir tu suministro de leche.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Mujer

Cómo lograr una lactancia materna exitosa

Anuncios

La lactancia materna exitosa es aquella que permite a madre y a bebé conseguir una lactancia efectiva y, al mismo tiempo, tener una buena experiencia de su lactancia.

Fíjense que no hemos puesto “una lactancia larga en el tiempo”, de “un mínimo de 2 años” ni nada por el estilo. El tiempo que dure la lactancia es algo que solo concierne a madre y bebé.

Es muy importante que la mami que desea amamantar a su bebé busque información de calidad, fiable y cercana.

Preparación para la lactancia materna

Desde el embarazo, aproximadamente el 4to mes tu cuerpo por si solo comienza a prepararse para amamantar.

Durante el mismo es posible que la madre pueda llegar a observar la red de haller que son una formación de pequeños vasos sanguíneos que registran la mamá y el acaban en el pezón, que indica el comienzo del cambio dado al aporte de nutrientes que ya el organismo demanda .

También producimos el desarrollo de unas glándulas en las areolas denominadas Tubérculos de Montgomery, encargados de producir una sustancia oleosa que protege al pezón de la maceración de la saliva del bebé durante las tomas y que coincidentemente huele a líquido amniótico.

De igual manera ocurre una pigmentación durante la gestación en determinadas zonas como son la línea negra (que se percibe desde la mitad del embarazo hasta varios meses después del parto), el cloasma gravídico, también conocido como paño del embarazo (es un aumento de la pigmentación en el rostro), la areola secundaria (la areola y el pezón se oscurecen pero además también se pigmenta un halo en torno a la areola que se conoce como areola de Dubois).

Todos estos cambios preparan a la madre para la lactancia y vinculación con el bebé, tanto la pigmentación en el rostro, pezones y abdomen como la sustancia oleosa que segregan los tubérculos de montgomery con olor a líquido amniótico, ya que el olfato es el sentido más desarrollado del recién nacido (por esto no se recomienda bañarlos al nacer dado que es su olor y el único que reconoce, al bañarlos le quitarían su guía principal al pecho de su madre), y el sentido de la vista, que es el menos desarrollado al nacer tiene su ayuda en la pigmentación, ya que los primeros meses solo son variables de ver en blanco y negro, imágenes borrosas y una distancia de enfoque de unos 20-30cm (casualmente la distancia que separa los ojos del bebé de su madre mientras está mamando)

Anuncios

Recomendaciones nutricionales de la madre

Con un aumento de 500 Kcal por encima de tus necesidades diarias es suficiente para mantener una buena salud en la lactancia

La lactancia, junto con el embarazo, es un periodo en el cual tienen lugar una serie de cambios fisiológicos, emocionales y ambientales. Estos cambios o alteraciones requieren llevar a cabo ciertos ajustes en la alimentación

El fin es permitir un correcto desarrollo del bebé y que la madre mantenga un estado óptimo salud. Es por ello que las recomendaciones nutricionales durante la lactancia difieren en algunos aspectos de las que se dan en otras etapas de la vida de la mujer.

  • Aporte calórico suficiente.  aumentar, de media, unas 500 Kilocalorías al día, y estas deben provenir de alimentos saludables.
  • Aumentar el aporte de hierro.   como la carne, el pescado, los huevos y las legumbres. Además, para mejorar su absorción, se deben incluir alimentos con alto contenido en vitamina C, como el pimiento, el brócoli, el kiwi, los cítricos…
  • Aumentar el consumo de alimentos de origen vegetal, potenciando el consumo de frutas y verduras crudas y de temporada.   como el ácido fólico, la vitamina A, la vitamina C o vitaminas del grupo B, entre otras.
  • Incrementar el aporte de calcio. Para ello, podemos aumentar el consumo de lácteos (leche, yogures y quesos), incluyendo entre 4 y 6 raciones al día, o incluir otros alimentos ricos en este mineral, como las verduras de hoja verde, los almendras, las legumbres y las sardinillas en conserva.
  • Mantener una buena hidratación.

Lo mejor es consumir grasas de calidad, evitar las que provengan de bollerías, embutidos y otros alimentos ultraprocesados.

Beneficios de la lactancia

Los múltiples beneficios para todos, el bebé, madre, padre, familia completa y sociedad son grandiosos. Imagina el ahorro económico, el menor tiempo porque no hay que preparar los senos antes de amamantar, menos enfermedad, además de que el bebé se desarrolla grandemente tanto física como psicológicamente y social.

Como se produce la leche materna?

Practica el apego: los bebés están preparados por la naturaleza para realizar conductas que garanticen la cercanía de sus cuidadores y cuidadoras (Para esto les sirve el llanto y la sonrisa). Esta programación natural para la cercanía es obra de la hormona oxitocina, conocida por los científicos como hormona del amor. Al producirse más de esta hormona (oxitocina) se genera en las personas el deseo de estar cercanas. Además también es responsable de las contracciones uterinas y de facilitar el flujo de la leche materna. Los niveles de la oxitocina aumentan mientras las madres lactan a su bebé; esto quiere decir que la madre que da alimento de su pecho favorece un vínculo más cercano y afectivo con su bebé

Características de la leche materna

La leche materna está compuesta de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales, es un alimento cambiante, dependiendo de las necesidades del bebé. Es un líquido vivo, que se modifica según las necesidades del lactante

Calostro. El calostro es la primera leche que produce el pecho. Es un alimento maravilloso: justo lo que el recién nacido necesita. El calostro contiene más proteínas, minerales, sales, vitamina A, nitrógeno, glóbulos blancos y anticuerpos que la leche madura. Es también más bajo en grasa y azúcar. las tomas frecuentes de calostro ayudan al bebé en su inicio. Es la cantidad ideal para el diminuto estómago del bebé. Además, el calostro ayuda a eliminar el meconio (deposiciones del bebé con el aspecto y consistencia el alquitrán) del intestino del bebé.

Leche de transición: es la leche que se produce después del calostro. Se produce desde los 2 a 5 dias después del nacimiento y su producción llega a los 10-12 dias. Esta es una leche cremosa y su producción es mayor que la del calostro por lo que generalmente las madres tienden a sentir los pechos inflamados o muy llenos.

Leche madura:  esta se produce generalmente al final de la segunda semana después del nacimiento. Al igual que la leche de transición su producción es basta pero es mas rala o diluida, incluso puede ser azzulada, sin embargo, solo tiene esta textura al inicio de la toma ya que conforme va tomando leche el bebe, esta se vuelve mas cremosa teniendo mayor contenido de grasa al final  de la toma.

Recomendaciones en el postparto inmediato

Primero que nada, confía en ti, tu cuerpo ya creó una vida y sabrá como alimentarla. Así que, puedes amamantar, pon tu mente positiva y cree que puedes hacerlo.

Cuando el bebé nace, sea parto vaginal o cesarea, se puede ofrecer el seno inmediatamente (o en la primara hora de vida del bebé) sale del cuerpo de mami. Es un acto natural de cada criatura mamífera que, no tiene contraindicación absoluta.

Se debe amamantar al bebé a libre  demanda; Sin horario, por el tiempo que bebé quiera, cuando quiera, donde quiera. Los bebés pequeños tienen un estomago muy pequeño y necesitan poca cantidad de leche, y la digieren rápido, por lo cual van a solicitar a mami que le ofrezca seno rápidamente. Nuestro consejo es que aprovechen esos días en el postparto en que mami tampoco debería estar trabajando para que lo dedique a su bebé.

Las tomas nocturnas. En los niños recién nacidos se corre el riesgo de padecer hipoglicemia si no se le alimenta frecuentemente. Esos bebecitos hermosos tienden a dormir mucho, asi que, si no despierta solo, mami debe despertarlo cada 3 horas para darle el seno. Ya luego del mes si es un niño sano puedes dejarle dormir mas tiempo. Se aconseja practica colecho siempre y cuando se mantengan las precauciones de lugar.

No pensar que la leche es mala o insuficiente: Nuestro cuerpo está preparado para alimentar a nuestros hijos. Por eso siempre que la madre amamante a libre demanda, tendrá suficiente leche. El mito de que la leche no alcanza puede fundarse en que no se distingue claramente las razones por las que llora el bebé; es importante comprender que no siempre el bebé llora por hambre.

Pide ayuda, recuerda que no estás sola. Si estás cansada pide al padre o a otra persona que vigile a tu bebé mientras tú tomas un descanso.

Para una lactancia materna exitosa recuerda:
• Poner al pecho al bebé nada más nacer
• Paciencia infinita
• Alimentar a demanda
• No usar chupete las primeras semanas
• Una postura adecuada
• Un ambiente favorable
• Respetar el ritmo de toma del bebé
• Que el trabajo no sea un impedimento, crea tu banco de leche

Anuncios

Amamantar no debe doler:

Es necesario poner al bebé al pecho en una posición correcta, que no lastime el pezón. Además, antes de separar al bebé del pecho, se aconseja romper el vacío de la succión colocando un dedo limpio en la comisura de la boca. Molestia o dolor al amamantar pueden ser consecuencia de mal agarre.

Para fomentar una posición y sujeción correctas:

  • Sostén suavemente la barbilla del bebé hacia abajo y ábrela a medida que se acerca al pecho para amamantar.
  • Hazle cosquillas en el labio superior tu pezón y espera hasta que su boca esté bien abierta (como un bostezo) antes de guiarlo suavemente hacia el pecho.
  • Retira los pezones si no se agarra bien desde el principio y empieza de nuevo.
  • Revisa que la cabeza y el cuerpo del bebé estén alineados con el abdomen de la mamá («panza con panza»), que la cara del niño esté frente al pecho, y su nariz contra el pezón.
  • Ofrece sólo un seno por toma.
  • Cuando amamantes no debe haber chasquidos(señal de mal agarre), solo el sonido de la deglución
  • Alterna los pechos al amamantar

Baja producción?

No importa el tamaño de tus pechos, todas las tetas pueden lactar. Sean pequeñas o grandes, si son blancas o morenas. Es muy raro el caso de que mami padezca hipoglalactia

La clave para aumentar la producción de leche materna es estimular tus pechos. Como hacerlo? Pegando a tu bebé. Recuerda que se debe pegar a libre demanda.

Dolor al amamantar

La lactancia materna no debe doler, si presentas algún tipo de dolor es necesario revisar el agarre del bebé al pecho materno.

La principal causa de dolor al amamantar es mal agarre, por lo que es lo primero que debes revisar si duele cuando tu bebe amamanta. Algunas limitaciones para un buen agarre pueden ser: anquiloglosia o frenillo corto,posición inadecuada,

Enfermedades que puede padecer la madre: congestión mamaria, mastitis, grietas en el pezón, candidiasis. Ninguna de estas patologías justifica que se suspenda la lactancia.

Brotes de crecimiento.

Durante la lactancia, hay momentos específicos en el desarrollo del bebé en los que se puede producir un ajuste entre la oferta y la demanda de leche y que se puede interpretar como un problema, pero que tiene que ver con el crecimiento del bebé. Lo podemos definir como: un periodo de adaptación y ajuste ante los cambios que tiene que ver con el crecimiento de tu pequeño. NO TIENEN UN TIEMPO ESPECIFICO PORQUE VARIAN DE UN BEBE A OTRO. Aproximadamente ocurren a las 3 y 6 semanas, a los 3 meses. Una falta crisis a los 4 y 8 meses. Luego al 1er año, año y medio y 2 años.

Banco de leche

Para empezar a hacer el banco de leche se recomienda que el bebé tenga más de 6 semanas debido a que este tiempo es en el que se establece la lactancia la relación madre e hijo; se llama Lactancia Materna Establecida.

El banco de leche ayuda a la madre a continuar con la lactancia exclusiva al reincorporarse a la vida laboral.

Al crear tu banco de leche, recuerda buscar información oportuna y de una fuente segura.

Lactancia y medicamentos

 La lactancia materna es el fenómeno más saludable para bebés y madres en cualquier momento y lugar. Muy pocas situaciones justifican su contraindicación.

Casi todos los medicamentos que se encuentren en tu sangre se transferirán a la leche materna en cierta medida. La mayoría de los medicamentos lo hacen a niveles bajos y no representan un riesgo real para la mayoría de los bebés. A pesar de esto, existen excepciones en las cuales los fármacos pueden concentrarse en la leche materna.

La exposición a los medicamentos presentes en la leche materna representa el mayor riesgo para los bebés prematuros, los recién nacidos y los bebés que son inestables desde el punto de vista médico o tienen deficiencia renal.

Siempre que a la madre embarazada o lactante le indiquen tomar algún medicamento puede consultar e-lactancia.org donde confirmará si le puede causar alguna reacción a ella o al bebé, además le ofrece otras opciones en caso que no sea compatible.

Apoyo de la pareja y la familia: El papel de la pareja es tan importante que ya existen estudios que demuestran que su implicación con la lactancia materna, favorece que ésta sea menos problemática y que dure más tiempo, en comparación a las lactancias en las que no han participado o no simplemente no se han implicado. El entorno de la pareja es también un elemento clave. ¿La madre está cómoda amamantando? ¿Se la alienta? ¿Recibe mensajes positivos? Si no es así, pueden provocar un importante malestar e incluso el abandono de la lactancia.

El padre puede: • Observar si el bebé está teniendo el agarre correcto al seno de la mamá. • Permanecer cerca mientras el bebé es alimentado y también hablarle de forma cariñosa. • Cargar al bebé después de haber sido alimentado. • Cambiar el pañal del recién nacido si lo necesita. (Si al principio no se siente seguro de cómo hacerlo, puede solicitar apoyo a otro integrante de la familia, con la práctica realizará muy bien la labor). • Si participan en la vida de sus hijos desde que nacen, la unión entre ustedes será más fuerte. • El pecho paterno, aunque no da leche, también nutre de amor y cuidado.

Grupo de apoyo / red de madres: Hemos perdido la cultura de amamantar. Ya no vemos a nuestras hermanas, tías, vecinas… amamantando. Este apoyo entre madres lo tenemos que buscar proactivamente. Lo ideal es acudir a un grupo de apoyo a la lactancia, que además está dirigido por asesoras de lactancia, que pueden orientar y apoyar, siempre desde el respeto a las decisiones de la madre y su situación. La normalidad de la lactancia no es una cuestión médica y las madres entre nosotras podemos ser un gran apoyo externo para continuar adelante.

Enfin, para una lactancia materna exitosa recuerda:

  • Poner al pecho al bebé nada más nacer
  • Paciencia infinita
  • Alimentar a demanda
  • No usar chupete las primeras semanas
  • Una postura adecuada
  • Un ambiente favorable
  • Respetar el ritmo de toma del bebé
  • Que el trabajo no sea un impedimento, crea tu banco de leche

Les recomiendo leer.

 “Preguntas frecuentes sobre la lactancia materna”.  https://mujerrd.home.blog/2019/03/27/tics-de-lactancia/

“”Beneficios de la leche materna” https://mujerrd.home.blog/2019/03/21/beneficios-de-la-leche-materna/

Anuncios
Categorías
Lactancia

Posiciones de lactancia

Anuncios

Lactancia Bebés prematuros

Cuando una pareja decide tener un hijo se imagina que será un bebé a término, sano, activo, que se incorporará a la familia de inmediato. Estas expectativas se truncan bruscamente si el bebé nace antes de tiempo. El prematuro será separado al instante de sus padres y se le colocará en una incubadora. Cuanto más […]

Bobo y lactancia

Las madres con frecuencia preguntan si pueden usar bobo o chupete mientras están amamantando. Algunas quieren usarlo para calmar al bebé, otras tienen miedo de usarlo. Qué factores se debe considerar?

La lactancia materna requiere práctica. Aprender a sostener y apoyar a su bebé en una posición cómoda también requiere coordinación y paciencia.

Sin embargo, vale la pena el esfuerzo por encontrar una posición que funcione para usted y su bebé. Después de todo, ustedes dos pasarán horas  amamantando  todos los días.

Estas son algunas de las posiciones probadas con el tiempo que se pueden probar, además de consejos para hacer que la lactancia funcione sin problemas

Procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

El soporte de la cuna.

Ilustración de una mujer amamantando en posición de cuna.

Esta posición clásica de amamantamiento requiere que usted acuna la cabeza de su bebé en la curva de su brazo.

  1. Siéntese en una silla con apoyabrazos de apoyo o en una cama con muchas almohadas. Descanse los pies sobre un taburete u otra superficie elevada para evitar inclinarse hacia su bebé.
  2. Sosténgale en su regazo (o sobre una almohada en su regazo) de modo que esté recostada de costado directamente hacia usted. Si está amamantando en el seno derecho, apoye la cabeza en su antebrazo derecho. Extienda el antebrazo y páselo por la espalda para sostener su cuello, columna y parte inferior. Asegure sus rodillas contra su cuerpo a través o justo debajo de su seno izquierdo. El bebé debe estar acostada horizontalmente o con un ligero ángulo.
  3. Guíe la cabeza de su bebé para que se incline un poco hacia atrás con la boca abierta para establecer un buen cierre .

Mejor para: bebés nacidos a término que nacieron por vía vaginal. Algunas madres dicen que esta retención hace que sea difícil guiar la boca del recién nacido hacia el pezón, por lo que es posible que desee esperar para usar esta posición hasta que se sienta más cómoda con la lactancia materna, generalmente cuando su bebé tiene entre 4 y 6 semanas de edad. Las mujeres que han tenido una cesárea pueden encontrar que ejerce demasiada presión sobre su abdomen.

El cuna cruzada.

Ilustración de una mujer amamantando en posición de espera cruzada.

También conocida como la retención de la base cruzada, esta posición difiere de la retención de la base en que los brazos cambian de función.

  1. Si está amamantando de su seno derecho, use su mano izquierda para apoyar la cabeza de su bebé.
  2. Con su pulgar y dedos detrás de su cabeza y debajo de sus orejas (recuerda que los bebés recién nacidos no sostienen su cabeza).
  3. La mano libre la usa para sostener el pecho que va a ofrecer, pon la mano en forma de U sin pinzar el seno. La idea es llevar el pezón a la boca del bebé. Los dedos no deben toar la areola.

Pon el pezón cerca de su nariz para que te huela. El bebé hará un movimiento hacia los lados. Es descubriendo a su madre. Abrirá la boca y podrás entrar el pezón. No creas que lo ahogas por entrar mucho el pezón. Se necesita que entre gran parte de la areola en la boca para una succión efectiva.

Lo mejor para: recién nacidos, bebés pequeños y bebés que tienen problemas para prenderse del seno.

El embrague o la pelota de fútbol.

Ilustración de una mujer amamantando en la posición de embrague o fútbol.

Como su nombre indica, metes a tu bebé debajo del brazo (en el lado del que amamantas) como si fuera un balón de fútbol o un bolso.

  1. Coloque a su bebé a su lado, debajo de su brazo, sostenido por una almohada. Ella debe estar acostada boca arriba, su nariz al nivel de su pezón.
  2. Apoye el brazo sobre la almohada y apoye los hombros, el cuello y la cabeza de su bebé con la mano y el antebrazo.
  3. Con el pulgar y los dedos detrás de la cabeza y debajo de las orejas, dirija la boca hacia su pezón, con la barbilla primero, para establecer un buen cierre. Espera que abra bien la boca antes de intentar entrar el pezón.

Lo mejor para: si ha tenido una cesárea (para evitar que el bebé ejerza presión sobre los puntos de sutura). Y si su bebé es pequeño o tiene problemas para engancharse, esta sujeción le permite guiar su cabeza hacia su pezón. También funciona bien para las mujeres que tienen senos grandes o pezones planos , y para las madres de mellizas que amamantan a ambos bebés a la vez.

La posición acostada de lado.

Ilustración de una mujer amamantando en posición recostada.

Aunque no verá a las mujeres amamantando en público de esta manera, es una posición popular para muchas madres lactantes cuando están en casa.

La posición acostada de lado también le facilita retirarse si su bebé se duerme sobre el pecho. Solo asegúrese de llevarlo a un lugar seguro para dormir, y nunca lo deje solo en una cama o sofá para adultos.

  1. Acuéstese de lado en la cama con una almohada debajo de la cabeza y una entre las rodillas dobladas, si lo desea, para mantener la espalda y las caderas en línea recta.
  2. Con su bebé frente a usted, acérquelo, permitiendo que su cabeza se incline ligeramente hacia atrás para que pueda abrir la boca. Descansa tu cabeza en tu brazo inferior.
  3. Si su bebé necesita estar más alto y más cerca de su pecho, use su brazo superior para acunarlo, con la mano debajo de las orejas. Asegúrese de no presionar la parte posterior de su cabeza. No debe esforzarse para alcanzar su pezón, y usted no debe inclinarse hacia él.

Lo mejor para:  si se está recuperando de una cesárea o un parto difícil, sentarse es incómodo o está amamantando en la cama.

Anuncios

El asimiento del koala

Ilustración de una mujer amamantando en la posición de espera koala

Una vez que lo mantenga presionado, puede querer probarlo mientras su bebé está amarrado a usted en un transportador suave para amamantar sin usar las manos. Si esto funciona para usted y su bebé, es posible que nunca regrese.

  1. Sostenga a su bebé firmemente erguido, con las piernas extendidas sobre su pierna y su cabeza alineada con su pecho.
  2. Su cabeza se inclinará naturalmente hacia atrás cuando se aferre. Asegúrese de apoyar su cabeza y de mantener un brazo alrededor de ella en todo momento, hasta que tenga la edad suficiente para sostenerse.

Mejor para: bebés con reflujo, ya que amamantar verticalmente puede ser más fácil para su digestión. Si puedes dominar esta retención en un transportista, es una posición ideal para las mamás activas.

La espera relajada

Ilustración de una mujer amamantando en la posición reclinada.

La investigación muestra que amamantar en una posición reclinada puede estimular los reflejos de alimentación en las madres y los bebés.

  1. Acuéstese en una posición semi-reclinada. Asegúrese de que su cabeza y sus hombros estén apoyados.
  2. Coloque a su bebé boca abajo sobre su estómago con sus brazos abrazando su pecho. La gravedad debe mantenerlo en la posición ideal y lo ayudará a profundizar su cierre.

Ideal para: madres con pezones adoloridos o bebés con un cierre difícil . Esta es también una excelente posición para las madres que desean un abrazo agradable y relajante. Es posible que este agarre se sienta bastante natural para usted y su bebé.

Anuncios

La bodega relajada post-cesárea.

Ilustración de una mujer amamantando en la relajada posición cesárea.

Esta retención quita la presión de su sitio de incisión y le permite disfrutar de una posición semi-reclinada. Puede parecer un poco gracioso, pero como el pecho es un círculo, puede abordarse desde cualquier lado.

  1. Encuentre un lugar cómodo donde pueda sentarse en un ángulo de 45 grados y recibir un apoyo total.
  2. Coloque a su bebé sobre su hombro de modo que su cabeza quede frente a su pecho y su boca esté alineada con su pezón.
  3. Asegúrese de que usted y su bebé estén bien ajustados y seguros antes de guiarla para que se enganche.

Lo mejor para: madres lactantes que desean sentarse y relajarse después de una cesárea reciente.

El agarre gemelo

Ilustración de una mujer amamantando en posición de espera gemela.

Amamantar a los gemelos significa que usted producirá mucha leche y necesitará mucho apoyo, literal y figurativamente.  

  1. Coloque una almohada o cojín grande en su regazo para ayudarlo a acunar a los dos bebés a la vez.
  2. Si es posible, tenga a alguien cerca que pueda pasarle sus bebés una vez que esté preparado. 
  3. Coloque a un bebé debajo de cada brazo con sus cabezas mirando hacia sus senos. Use sus brazos y manos para apoyar sus espaldas y cabezas. Asegúrese de que los dos bebés estén lo suficientemente cerca del pecho para obtener un cierre cómodo.

Mejor para: gemelos de enfermería. Esta retención podría salvar tu cordura si eres la madre de los múltiples.

Anuncios

Consejos para cada posición de lactancia.

Apoye su cuerpo
Elija una silla cómoda con reposabrazos y use almohadas, muchas de ellas, para apoyar la espalda y los brazos. (La mayoría de los sofás no son lo suficientemente de apoyo.)

Apoye sus pies también, para evitar inclinarse hacia su bebé. Un reposapiés, una mesa de centro o una pila de libros pueden funcionar. Una almohada o una manta doblada en su regazo también puede evitar que se agache.

Cualquiera que sea la posición de lactancia que use, asegúrese de llevar a su bebé a su pecho, en lugar de hacerlo al revés.

Apoye sus senos
Sus senos se hacen más grandes y más pesados ​​durante la lactancia. Mientras amamanta, use su mano libre para sostener su seno con una retención en C (cuatro dedos en un lado del seno y el pulgar en el otro lado) o una retención en V (los dedos índice y medio están desplegados en ambos lados de la pecho) sin hacer mucha presión.

Nota: mantenga sus dedos por lo menos 2 pulgadas detrás del pezón y la areola para que su bebé pueda tener un pestillo completo.

Apoye a su bebé

El sentirse cómodo y seguro ayudará a su bebé a amamantar de manera feliz y eficiente. Use sus brazos y manos, además de almohadas, para apoyar la cabeza, el cuello, la espalda y las caderas de su bebé se mantengan en línea recta. Al principio, el contacto piel con piel es mejor, utilizando una manta para mantener a su bebé caliente cuando sea necesario. Eventualmente, también puedes amamantarlo mientras estás  envuelto con sus brazos a los lados.

Varíe su rutina
Experimente con  posiciones de amamantar  para encontrar a sus favoritos. Un cierre profundo y cómodo lo ayudará a evitar el dolor en el pezón. Muchas mujeres alternan regularmente las posiciones de lactancia materna para evitar que se  obstruyan los conductos de leche . Debido a que cada agarre ejerce presión sobre una parte diferente de su pezón, la variedad también puede ayudarlo a evitar los pezones doloridos .

Otro consejo: alterne qué seno amamantar desde el principio  de cada alimentación para aumentar la producción de leche .

Relájese, luego cuide.
Respire hondo, cierre los ojos y tenga pensamientos tranquilos y calmados. Mantenga un vaso o botella de agua a mano para beber mientras amamanta: mantenerse hidratado le ayuda a producir leche.

¿Hora de parar? 
Idealmente, su  bebé decidirá que ha tenido suficiente  cuando drena uno o ambos senos. Si necesita sacar a su bebé del seno mientras lo alimenta, inserte suavemente el dedo meñique en la comisura de la boca, estirándose entre las encías para interrumpir la succión (que puede ser notablemente fuerte).

Trate de evitar quedarse dormido

La lactancia materna ayuda a proteger a su bebé contra el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) . Sin embargo, la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda que no se duerma con su bebé porque podría volcarse sobre él. Si cree que podría quedarse dormida mientras amamanta, alimente a su bebé en la cama en lugar de hacerlo en un sofá o una silla acolchada, ya que son más peligrosos porque los bebés pueden quedar atrapados entre los cojines.

Además, asegúrese de que no haya almohadas, mantas, sábanas u otros artículos en la cama que puedan obstruir la respiración de su bebé o causar un sobrecalentamiento. Si se duerme, lleve a su bebé a su propia cama tan pronto como se despierte.

Cuéntanos cual es tu posición de lactancia favorita.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Anuncios
Categorías
Lactancia

Estado de ánimo: madre e hijo.

Anuncios

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Anuncios

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Ser madre es la responsabilidad más grande que un ser humano puede tener, como mamá te puedo decir que también me canso y pierdo la paciencia porque soy humana y ya al final de la noche mi humor comienza a cambiar.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Fuente: ilactation

El parche anticonceptivo

📌 El parche es un método anticonceptivo hormonal combinado, de duración mensual, y de alta eficacia..🔸 Es un parche de plástico que se adhiere a la piel y libera hormonas de manera continua, impidiendo❌ la ovulación..📍 Los estudios de eficacia realizados señalan que puede ser más eficaz que los anticonceptivos orales combinados, cuando se utiliza […]

Categorías
maternidad

Lactancia y depresión postparto

En este artículo vamos a revisar la relación entre lactancia y depresión postparto; también explicaremos los mecanismos que ligan la depresión con las dificultades de la lactancia. Al finalizar seremos capaces de diseñar estrategias para tratar la depresión y apoyar la lactancia continua. Es más hacia el perfil médico, lo escribo con la intención de que el personal de salud pueda tratar estas patologías.

Anuncios

Comprender la relación entre lactancia y depresión postparto

Entre los muchos beneficios de la lactancia incluyen un riesgo menor de depresión postparto a la madre. Sin embargo, la ansiedad impide la lactancia.

Entre las dudas de las madres están saber si el bebé está recibiendo suficiente leche, si usa una buena técnica, si sube de peso adecuadamente. Las madres que lactan exclusivamente a pesar de las múltiples barreras que se les presenta, están de mejor forma emocional y mentalmente y tienen mayor apoyo de los familiares y otras personas cercanas.

La interrupción de la lactancia es más común entre las mujeres con síntomas de depresión. Las mujeres que dejan de amamantar por falta de apoyo sufren más de depresión, la mujeres que dejaron de amamantar por algún inconveniente tuvieron menor puntaje de depresión según la puntuación de Edimburgo. Esto solo destaca el hecho que el dolor o la soledad se asocian fuertemente a la depresión. Fuente: Estudio realizado en 2015. Journal of Advanced Nursing.

Donde vivimos, el acceso a alimentos y agua potable son indicativos de si una madre va a padecer depresión. Arreglar las dificultades de vida a permitirá que una madre pueda dedicarse a cuidar de su bebé y no tendrá que preocuparse de otros problemas.

Igualmente es importante identificar los síntomas de preocupación en el embarazo, la madre insegura acerca de las condiciones en que recibirá a su bebé es más propensa a sufrir de depresión.

Mecanismos que ligan la depresión con las dificultades de la lactancia.

Fuente: Ilactation

La oxitocina y prolactina son las dos hormonas clave involucradas en la producción de leche materna.

Necesitamos una madre y un bebé para que tenga éxito la lactancia. las hormonas clave en la lactancia materna son la prolactina y la oxitocina; la prolactina estimula la síntesis de leche, los leucocitos producen leche cuando la prolactina está presente, la oxitocina causa secreción de leche.

Durante el embarazo, la progesterona producida por la placenta, bloquea la síntesis de leche para que las madres no produzcan grandes volúmenes de leche mientras están embarazadas a pesar de que los niveles de prolactina altos.

También sabemos que el cortisol la tiroides la insulina y la hormona del crecimiento son importante para el desarrollo de los senos y la síntesis de leche.

los trastornos como la diabetes, la disfunción tiroidea pueden afectar la producción de leche materna después del parto la placenta de la progesterona desaparecen permitiendo que se produzca la síntesis de la leche y luego el bebé en el pecho estimula el seno desencadenando el reflejo de eyección de leche esto suba El hipotálamo en el cerebro los niveles más bajos de dopamina estimula la producción de prolactina y la estimulación de la hipófisis posterior estimula la liberación de oxitocina

La pérdida de progesterona que también es importante para la lactancia, puede influir en el estado de ánimo de la madre.

Me gusta enseñar que hay un ciclo de tres pasos para el éxito de la lactancia materna bajada de la leche, afianzamiento y extracción de la leche

La bajada de leche. la leche se sintetiza en los alvéolos  que están rodeados por lactocitos que sintetizan leche, luego esos lactocitos están rodeado por células mioepiteliales en forma de banda elástica; Estas son las células musculares. cuando se estimula el reflejo de eyección de la leche está células mioepiteliales se contraen y en realidad arrojan leche a través de los pequeños tubos hasta la areola y el pezón para que el bebé se puede alimentar.

La misma oxitocina es en realidad la que dilata sus conductos para facilitar el paso de la leche si no hay la leche de los conductos nunca va a llegar al bebé. El reflejo de eyección de leche esta dado por la oxitocina.

Puntuación: 1 de 5.

El estrés, las emociones y el comportamiento maternal.

Pongamos de ejemplo a las vacas, si la estás ordeñando y les causan algún tipo de estrés dejan de eyectar leche. Lo mismo nos pasa a las mujeres. El estrés puede causar que disminuya los niveles de oxitocina por lo que disminuye la cantidad de leche que le transfiere una madre a su bebé.

Una nueva madre que se encuentra estresada, va a estar insegura de la cantidad de leche que le transfiere a su bebé. Entonces la oxitocina baja y disminuye la leche que le llega al recién nacido y este jala más fuerte y la mami se siente más inquieta. Si en ese momento, la mami recibe un buen comentario qué la hace reír o sentirse bella, podrás ver cómo en ese momento baja la leche pues la oxitocina es la hormona de la felicidad.

Extracción. mientras más se vacían los lóbulos más leche se produce, es por eso que es importante que la madre y el bebé esten juntos. Si una madre se encuentra lejos de su bebé y tiene los senos congestionados pues se deja de producir leche ya que no hay donde almacenarla.

Depresión y comportamiento infantil

Exposicion a la depresion en el utero asociada con diferencias del lactante.

  • Madurez neuromuscular neonatal. Los bebés de madres deprimidas en el embarazo tienen menor madurez neuromuscular, por lo que es más difícil el inicio de la lactancia
  • Comportamiento temprano de la succión. Es importante que la primera mamada sea temprana y que la madre tenga alguna orientación previa sobre lactancia para evitar tener mayores preocupaciones.
  • Temperamento infantil. El bebé de alta demanda causa más síntomas de depresión en la madre si no sabe cómo cuidarlo. La depresión de la madre afecta más el comportamiento del bebé y se convierte en un ciclo vicioso.

Los diferentes comportamientos de la madre frente al bebé también afecta a la lactancia. Es importante vigilar el nivel de sensibilidad, intrusismo, retirada, compromiso infantil. La madre ansiosa no puede ver lo que necesita el bebé, es más sensible pero menos comprometida frente al bebé.

Neuroesteroides que contribuyen a la depresión perinatal

Se necesita perder progesterona para producir leche, esta hormona es la que evita la salida de leche en el embarazo aun cuando la prolactina esta elevada.

Estrona, estradiol y estriol que son estrógenos. Aumentan a lo largo del embarazo, esto tiene un efecto grande en el cerebro de la mujer. Esto tiene mucha influencia de cómo las madres sienten y piensan luego del parto.

Alopregnanolona. Aumenta en conjunto con la progesterona. Durante el embarazo aumenta mucho por lo que la mujer siente mucho cansancio y sueño, luego del parto disminuye considerablemente. Es responsable del baby blues que muchas mujeres experimentan.

Receptores GABA. Son responsables de que la progesterona disminuya.

Oxitocina. Cuando se libera durante la lactancia se une al nervio vago no mielinizado y hace que la madre quede en esa posición todo el tiempo que el bebé lo necesite, así como la pareja se acuesta junta y duerme junta después del coito. Además hay mayor reactividad al estrés, depresión y ansiedad. Cuanto mayor nivel de depresión, menor los niveles que produce de oxitocina.

Qué ayuda a la madre con depresión?

En las etapas tempranas, está demostrado que el apoyo de un familiar o amigo es importante para que la madre se sienta fuerte, pueda salir de la depresión y cuide bien a su bebé. Apoyar a la mami significa que otra persona se encargue del bebé un momento para que mami coma tranquila, tome un baño o duerma bien; igualmente ayudar con los quehaceres y prepara algo de comer.

Corregir problemas de postura, mal agarre que puedan interferir con la lactancia materna. Verificar que el bebé se esté alimentando bien.

Revisar que no haya alguna entidad orgánica que cause limitación para la lactancia.

Darle a la mami apoyo emocional, decirle que es buena madre y que sigue siendo hermosa.

Si se considera que padece algún signo de depresión, se debe poner en cuenta con un profesional de la salud, el cual va a desmitificar si es así y la tratará según sus necesidades.

Siempre hay que darle la oportunidad de comer y dormir bien, es un punto importante del cuidado. El padre juega un papel importante en este proceso, incluso puede pegarle el bebé a la teta de la madre cuando ella aun está media dormida.

La madre debe tener tiempo para disfrutar a su bebé, no solo para alimentarlo!

Hay medicamentos usados para dormir, que solo deben ser suministrados por un personal calificado para ello, la madre nunca debe tomar ningún medicamento sin antes consultarlo con su médico, aun cuando sea de venta libre.

Si la madre tiene antecedentes de depresión/ansiedad, se debe evaluar la interacción madre-bebé.

Enseñar a las madres a reconocer y responder a las señales del bebé.

Categorías
Crianza

Cólico del lactante

Trastorno conductual en lactantes de uno a cuatro meses de edad que presentan periodos prolongados de llanto y malestar difíciles de calmar, generando gran ansiedad e impotencia en sus cuidadores. Se desencadenan sin causa aparente. Es más probable que ocurran por la tarde-noche. Se inicia sobre las 2-4 semanas, su mayor intensidad –de media– es sobre las 4-6 semanas de edad y disminuye poco a poco a partir de las 12 semanas. La mayoría de casos probablemente representan el máximo exponente de llanto en el desarrollo normal del lactante sano, y no existe prueba alguna de que el llanto esté causado por dolor abdominal o en cualquier otra parte. Sin embargo, los cuidadores asumen que la causa de su llanto es el dolor abdominal de origen digestivo . Su etiología es desconocida y multifactorial.

Cómo saber si mi bebé tiene cólicos?

Descubrir qué le pasa al bebé no es tarea sencilla. Ellos pueden comunicarse solamente a través del llanto, por lo tanto al llanto debemos remitirnos para saber si sufre cólicos. Si no estás seguro, responde a estas preguntas:

  1. ¿Tu hijo está sano y llora sin motivo aparente durante más de 3 horas al día?
  2. ¿Comienza a llorar todos los días más o menos a la misma hora, generalmente al final de la tarde o noche?
  3. ¿El llanto se inicia de manera repentina?
  4. ¿Estos episodios de llanto incontrolable se producen al menos 3 días a la semana?
  5. ¿Tu bebé encoge las piernas y cierra los puños mientras llora?
  6. ¿Mejora la situación cuando logra expulsar un gas o defeca?

Si has respondido afirmativamente a tres o más preguntas, probablemente tu bebé sufre cólicos. Consulta con tu pediatra quien le realizará un examen médico a tu hijo.

Causas de los cólicos de bebé

Algunos estudios sugieren que podría deberse a un sistema digestivo un poco inmaduro que no tolera la lactosa u otros componentes de la leche, mientras que otros especialistas hablan de sobrealimentación o alimentación muy rápida e incluso, la posibilidad de que algún alimento que ingiere la madre pase a la leche materna y genere molestias. Por eso, muchas veces se recomienda un leve cambio en la alimentación materna, reduciendo lácteos y comidas picantes y evitando la cafeína, para ver si así mejora el cuadro de cólicos del bebé.

Para fines clínicos, debe cumplir todo lo siguiente:

  • Inicio y fin de los síntomas antes de los cinco meses de edad.
  • Episodios recurrentes y prolongados de llanto, queja o irritabilidad, referidos por los cuidadores, que ocurren sin causa aparente y no pueden ser prevenidos ni resueltos por los mismos.
  • Sin evidencia de fallo de medro, fiebre o enfermedad.

Para fines de investigación, debe cumplir los criterios diagnósticos previos y además incluir los dos siguientes:

  • Los cuidadores relatan duración de llanto o queja tres o más horas diarias durante tres o más días a la semana.
  • Duración confirmada de tres o más horas cuando se registra en un diario prospectivo conductual de 24 horas.

Evaluación clínica

La prevalencia está influenciada por la percepción y el buen hacer de los cuidadores, el método por el que se recoja el llanto y las influencias culturales. Los comportamientos asociados con cólico: llanto prolongado o inconsolable, expresión facial de dolor, distensión abdominal, aumento de gases, eritema corporal y flexión de piernas sobre el abdomen, no son claves diagnósticas indicativas de dolor o enfermedad orgánica. La comprobación de que maniobras calmantes como el masaje o el balanceo rítmico en un ambiente relajado tranquilizan al lactante, que además reanuda el llanto tan pronto como cesa la maniobra, apoyan el diagnóstico.

Tratamiento

Dada su tendencia a la resolución espontánea en más del 90%, la finalidad consiste en ayudar a los cuidadores a sobrepasar este periodo desafiante del desarrollo de su bebé, y no en “curar el cólico”. Hay que evaluar las necesidades y vulnerabilidades de los cuidadores, reafirmándoles y proporcionándoles información. Para descartar APLV se recomiendan ensayos terapéuticos limitados en el tiempo. En todo caso, no debe generalizarse y debería limitarse a pacientes con síntomas sugerentes de APLV (eccema, diarrea, vómitos…) o de curso prolongado o intenso. No hay evidencia de que la ERGE produzca llanto en el lactante y sí hay evidencia de que el tratamiento antirreflujo es ineficaz en reducir el llanto. Existe evidencia reciente de la utilidad de los suplementos probióticos (por ejemplo, Lactobacillus reuteri) frente a los controles en reducir el llanto, sobre todo en niños amamantados; sin embargo, no se ha demostrado en todos los estudios. Los extractos vegetales (hinojo, melisa, camomila, nunca anís estrellado por el riesgo de toxicidad neurológica) pueden reducir el llanto.

Cómo aliviar los cólicos del bebé

Existen muchos consejos para aliviar los cólicos del bebé, ve probándolos uno a uno para ver si alguno ayuda a calmar a tu pequeño:

  1. Realizar masajes al bebé en su barriguita para ayudarle a expulsar gases, si los tiene, y a relajar la zona abdominal.
  2. Cambiar de entorno; muchas veces salir de paseo en una distracción que, si bien no cura los cólicos, permite al bebé descubrir un nuevo mundo y no centrarse únicamente en su malestar.
  3. Contacto cuerpo con cuerpo: coger al bebé y colocarlo en brazos cerca del cuerpo de la mamá o el papá puede aliviar los cólicos, al menos momentáneamente.
  4. Caminar con el bebé en brazos, ya que el balanceo puede ayudarlo a liberar tensiones y relajarse.
  5. Colocar al bebé boca abajo sobre el antebrazo o las rodillas (cuidando de sostener bien la cabeza) y frotar su espalda.
  6. Contacto piel con piel brinda al bebé calor y sensación de protección.
  7. Poner música ya que puede ayudar a relajar al bebé y ayudarlo a conciliar el sueño a pesar del dolor.
  8. Reconfortar al bebé cantando canciones de cuna.
  9. Colocar un cojín tibio sobre la tripa.
  10. Reducir los estímulos, algunos bebés prefieren el silencio y la oscuridad para relajarse.

Ha sufrido tu bebé de cólicos? Cómo haz manejado esa situación? Con paciencia, mucho amor y tiempo, verás que esta época quedará enterrada en tus recuerdos. Suscríbete a nuestro blog para continuar recibiendo noticias de nuestras publicaciones.

Categorías
Crianza

Volver al trabajo después de ser mamá

Hola, soy Cris. Hoy quiero platicarte sobre este gran tema al que muchas se enfrentan cuando nos volvemos mamás. Regresar a trabajar o quedarnos en casa. En mi caso regresé a trabajar.

Esta nueva etapa no ha sido sencilla, pasar de pensar solo en ti, a casarte y pensar dos, ahora tener un pequeño y pensar en tres, pero ha sido una de las mejor, toda una aventura, donde se aprende, se sufre, se disfruta, se dificulta, y se crea un amor tan hermoso, como EL AMOR DE MADRE.

Y el 16 de enero del 2018 nació Chrisairys, la bebé mas bella de todas. No podía dejar de mirarla, yo soy madre. WOW! Ahora sí que logré algo grande. Esta emoción no se compara con un título de universidad o tu primer sueldo, es algo superior. Y enseguida te invaden las dudas, que si podre dar teta, sabré bañarla, la educaré bien.

A los 10 días tuve que dejarla con mi madre para ir a la universidad, dejé leche materna y regresé tan pronto como pude. En la universidad me extraje hasta en el mismo curso para no perder clase, iba a la parte posterior del aula y me cubría con un paño; todos sabían en que estaba y ni volteaban a ver. Así con ella de 1 mes me gradué de Habilitación Docente, continué la Maestría de Salud Pública.

Y a los 3 meses fue a la guardería. Todo el día, 10 horas completas pasaba lejos de mi bebé. Que dolor, un nudo en la garganta cada vez que pensaba en ella. Así mismo sufría bajada de la leche, mojaba la ropa a cada rato, por lo que tenía que llevar blusas extra… Accidentes de mamá lactante.

Soy doctora, me gusta mi profesión. Así que no estaba en mis planes dejar de trabajar. Pero tantos sentimientos encontrados me hicieron pensarlo. Me mentalice en que me iba a perder muchas primeras veces, y he perdido algunas. Pero conforme el tiempo avanzaba esas despedidas se iban haciendo difíciles. Se que mi hija estaba en buenas manos, estaba bien cuidado. Pero no se trata de eso, se trata de lo que una se pierde. Pero también estoy tratando de trabajar solo lo suficiente para sobrevivir y paso todo el tiempo que puedo con mi bebé, ella me necesita y yo a ella.

Y aunque no pueda estar con mi hija todo el tiempo que quiero debido a mi trabajo, aprovecho cada momento que estoy con ella, para darle mi atención, educarla, jugar con ella, y disfrutar cada una de sus etapas, así como verla crecer.

Trabaja lo suficiente para no caer en la ruina, aprende a administrar tu tiempo, tus hijos te necesitan

Mamita, esto no te lo digo para que te sientas mal, por regresar a trabajar. Te lo platico porque a la mejor tu sientes lo mismo que yo, NO ESTÁS SOLA. tampoco somos las únicas que nos llegamos a sentir así. Cada una toma las decisiones que cree correctas para sus hijos. Y no sabremos si fueron las correctas hasta que ellos sean grandes. Tu siéntete orgullosa por el ejemplo que estás dando. Por la satisfacción de que estas trabajando por tus hijos.

Pero si sigues dudando de si regresar a trabajar después de ser mamá fue la decisión correcta. No te detengas y busca aquella manera, de poder trabajar desde casa. Y no te sientas culpable si de vez en cuando te tomas un día de descanso del trabajo y de la casa para simplemente disfrutar a tus hijos.

Nuestros hijos crecen demasiado rápido. El tiempo y la vida se nos va tan rápido que se nos olvida disfrutarla. Sea cual sea la decisión que tomaste en su momento, ten por segur mami, FUE LA CORRECTA. Pero esta vida está llena de cambios, así que si los necesitas no dudes en hacerlos.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías
Lactancia

Lactancia y Coronavirus

Anuncios

Coronavirus

La OMS está trabajando en estrecha colaboración con expertos y gobiernos a escala mundial para difundir de manera rápida el conocimiento disponible sobre este nuevo virus, para monitorizar su propagación y virulencia, y para asesorar a los países y ciudadanos sobre medidas para cuidar su salud y prevenir la propagación del virus.

A continuación os copio la información que puedes encontrar en la web e-lactancia.org. Una web 100% confiable en la que podéis informaros sobre la compatibilidad de tratamientos y medicamentos con la lactancia materna. .
Los coronavirus son una familia de virus que provocan infecciones de tipo respiratorio en animales y humanos.
Lo más frecuente es que causa un resfriado leve con tos, mucosidad nasal, dolor de garganta, fiebre y dificultad respiratoria leve.

Hace años que varias cepas de coronavirus están extendidas por todo el mundo y son la causa de un porcentaje elevado de resfriados en niños y adultos. Tienen baja mortalidad y, como en otros virus gripales, la mortalidad es mayor en personas de avanzada edad y en portadores de enfermedades crónicas (respiratorias, cardiovasculares, diabetes, etc.). Algunas cepas de coronavirus que han mutado recientemente de algún animal al hombre son más agresivas y pueden causar problemas respiratorios graves, como el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-COV) originado en China en 2003 y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-COV) de 2012. Ambas cepas de personas fallecidas relativamente bajas pero eran muy poco contagiosas y no han vuelto a detectarse casos de ellas.

Del nuevo coronavirus de Wuhan (2019-ncov) derivado de China en 2019, a fecha de esta actualización, se va conociendo que es más contagioso que los anteriores pero con una baja mortalidad. De nuevo, las personas de edad avanzada y las que tienen enfermedades crónicas tienen mayor riesgo de presentar síntomas graves. La inmensa mayoría de niños padecen una enfermedad leve o son asintomáticos.

𝘾𝙤𝙢𝙤 𝙚𝙨 𝙡𝙖 𝙩𝙧𝙖𝙣𝙨𝙢𝙞𝙨𝙞𝙤𝙣?
Se produce de persona a persona a través del contacto cercano, a través de gotas del tracto respiratorio cuando el individuo tose o estornuda. O de modo indirecto por contacto con superficies contaminadas. El virus se contagia desde el período antes que el paciente presenta síntomas (etapa latente).

 La enfermedad, llamada COVID-19, no tiene tratamiento específico ni hay vacunas. El tratamiento es de soporte: reposo, medicamentos para la fiebre y la tos, hidratación, humidificación, soporte respiratorio si es necesario, etc.

Cualquier madre que se encuentre en una zona de riesgo afectada por el virus y presente síntomas como fiebre, tos o dificultad para respirar debería buscar asistencia médica a la mayor brevedad y seguir las instrucciones de un profesional de la salud.

COVID-19 y embarazo

Las gestantes son consideradas población de riesgo debido a que en esta etapa ocurren cambios fisiológicos que conllevan a una disminución del sistema inmunológico aumentando el riesgo de tener alguna complicación obstétrica

.Por el momento, no existen pruebas científicas que respalden vulnerabilidad al nuevo coronavirus entre las mujeres embarazadas, sin embargo si se presentan enfermedades respiratorias han de recibir un tratamiento prioritario, pues tienen un mayor riesgo de sufrir efectos adversos.

Es en el 1° trimestre de embarazo donde PODRÍAN presentarse mayor aparición de amenazas de aborto o aborto espontaneo por experiencias previas con virus como #SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y #MERS-cov (Síndrome Respiratorio del Medio Oriente)].

La fiebre durante el 1° trimestre de embarazo puede aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.

Tanto el COVID-19 como el SARS No se transmiten por la leche materna, tampoco por el cordón umbilical y liquido amniótico.

Se deben adoptar las mismas medidas preventivas que el resto de adultos de cara a evitar el contagio  Si una madre se contagia durante el embarazo, el calostro, que es la primera leche materna que recibe el recién nacido, será mucho más rico en inmunoglobulinas, sobretodo del tipo IgA secretora y otros factores inmunológicos, esto permitirá la protección del bebé ante la exposición del virus y potenciará su sistema inmunológico.

Algunos hospitales usan la medida de clampeo rápido y separar a madre y bebe hasta hacer pruebas. No es un parto muy humanizado como quisiéramos pero sabemos que son medidas para garantizar la salud del bebé. No hay estudios que avalen estas medidas de seguridad, por tanto es necesario que se siga investigando al respecto.

𝘾𝙤𝙣 𝙧𝙚𝙨𝙥𝙚𝙘𝙩𝙤 𝙖 𝙡𝙖 𝙡𝙖𝙘𝙩𝙖𝙣𝙘𝙞𝙖 :

Si la madre contrae el virus durante la lactancia. La protección que le dará la leche materna será mayor que la probabilidad de contagiarse. Esto es debido a que estudios demuestran que la leche materna protege al bebe frente a infecciones de virus y bacterias, lo hace suprimiendo las armas de estos gérmenes y desarrollando las defensas inmunológicas del bebe

La lactancia materna por sus propiedades inmunológicas tiene un papel protector contra la infección.

Por otro lado, El recién nacido humano tiene la necesidad del contacto estrecho con sus cuidadores inmediatos, la separación del binomio mamá-bebé puede tener efectos negativos sobre el vínculo. .

Dado que los síntomas, al menos iniciales, un resfriado común, es muy difícil e inefectivo aislar a un tiempo a una madre con síntomas de catarro de su bebé lactante. Por lo tanto se puede continuar la lactancia materna tomando las medidas de precaución generales.

Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna y el papel insignificante de la leche materna en la transmisión de otros virus respiratorios, la madre puede continuar amamantando.

La madre debe usar una mascarilla medica cuando esté cerca de su bebé y lavarse bien las manos antes de un contacto cercano con el bebé.

Si es necesario extraer, sea porque mami esta enferma y necesita hospitalizarse, debe hacerse con todas las medidas higiénicas de lugar y la leche debe dársele al bebé por un cuidador sano. No es necesario pasteurizar la leche

Qué consecuencias tiene interrumpir la lactancia en estas situaciones?

Si se enferma alguien que está amamantando, es muy importante no interrumpir la lactancia directa. La madre y/u otros familiares ya han expuesto al bebé al virus, por lo que el bebé se beneficiará más continuando con la lactancia directa.

Interrumpir la lactancia podría generar varios problemas:

  • Trauma emocional importante para el bebé o infante lactante,
  • Disminución en la producción de leche por la necesidad de realizar extracciones,
  • Posterior rechazo al pecho por parte del lactante debido a la introducción de biberones,
  • Disminución de factores inmunes de protección debido a la interrupción de la lactancia directa, por lo que la leche extraída no es específica para las necesidades del lactante en ese momento particular, y
  • Aumento del riesgo de contagio para el lactante debido a la falta de apoyo inmunológico que proporciona la lactancia directa.

Medidas preventivas a tomar:

  • Evita visitar lugares con muchísimas personas.
  • Continúa amamantando a tu bebé y de esta manera fortalecerá su sistema inmune (defensas).
  • Lava tus manos frecuente: antes y después de cambiar el pañal, antes y después de amamantar a tu bebé …
  • Mantener los ambientes de CASA ventilados.
  • No es necesario cubrir boca y nariz si la madre no está tosiendo.
  • Recuérdale a las personas que están en contacto con tu bebé la importancia del lavado de manos.
  • Si la madre se siente muy mal para amamantar, puede extraerse la leche y ofrecersela a su bebé por una persona sana, preferiblemente en vaso, jeringa o biberón cuchara, para evitar el síndrome de confusión tetina/pezón. Y de esta forma también evita ingurgitación mamaria o mastitis.
  • El bebé debe ser llevado a consulta pediátrica en caso de algún síntoma como tos, rinorrea, fiebre, llanto frecuente, rechazo del alimento o cualquier otro síntoma positivo de la enfermedad.
  • La madre debe mantenerse hidratada y con una dieta sana y equilibrada, sobretodo en frutas y hortalizas.
  •  Tu leche es la mejor vacuna! 
Anuncios
Categorías
Niños

Emergencias: manejo de la fiebre

Sabemos que la fiebre constituye la respuesta primaria de nuestro sistema de defensa, con el cual el organismo enfrenta los virus y bacterias que nos atacan, ella limita el crecimiento de las bacterias y el desarrollo de los virus. No es una enfermedad en si.

 Lo bueno? Saber que el 90% de las fiebres en chicos sanos son benignas, de origen viral y se autolimita en entre 3 y 5 días.

Lógicamente, la aparición de fiebre en el niño despierta temor en los padres, ya que asocia a la aparición de una enfermedad y se desconoce la gravedad de la misma. La Asociación Española de Pediatría indica que se considera fiebre cuando la temperatura corporal es superior a 38 ºC medido en el recto y 37,5 ºC medido en la axila.

Dado que es la primera alarma que se dispara para indicarnos que nuestro organismo está iniciando una batalla, el objetivo de padres y pediatras no debe ser bajar la fiebre, sino encontrar el origen que la produce. Ella nos mantendrá informados de la lucha interna que se está llevando a cabo.

Cuando decimos que los síndromes febriles virales no tienen tratamiento nos estamos refiriendo a tratamiento antibiótico curativo, pero SÍ tienen un tratamiento que consta de REPOSO, hidratación con AGUA y descenso de la fiebre con antitérmico‼️

Es por ello que, la Asociación Española de Pediatría recomienda que la veamos como una “aliada”, recordando que es una reacción normal del cuerpo para avisarnos que ya se activó el “componente de vanguardia”.
Aunque lo pongamos en duda y nos parezca raro, la fiebre tiene sus beneficios. Se ha demostrado que entre 38,5 y 39,5ºC, la fiebre es capaz de:

✔️Facilitar la respuesta inmune, refuerza la fagocitosis, aumenta la producción de interferón antiviral, e incrementa otras funciones de defensa del organismo.
✔️ La fiebre limita la replicación de organismos invasores, debido a que disminuye los niveles séricos de hierro, zinc y cobre, que son necesarios para la replicación bacteriana.
✔️Previene la replicación viral dentro de las células infectadas, y causa rompimiento de lisosomas y autodestrucción de células.
✔️Potencia la acción de los antibióticos.
✔️ Estimula la proliferación de linfocitos B y producción de anticuerpos. (todo esto es así medio complejo pero traté de expresarlo de manera que todos podamos entender )-

Ante los primeros signos de fiebre en el niño, Se RECOMIENDA a los padres:

✔️ Mantener la calma, sabiendo que es un mecanismo de defensa de nuestro organismo contra las infecciones (leer post anteriores).

✔️Ofrecer más líquidos al niño.

✔️Mantenerlo en un lugar fresco con buena circulación de aire. ✔️Estar alerta al estado general del niño y su actividad.

✔️Vigilar la aparición de otros síntomas como manchas en la piel, decaimiento, rigidez del cuello, irritabilidad, llanto excesivo, vómito, diarrea, dificultad para respirar, orina escasa, lengua seca, ojos hundidos, poca saliva.

✔️Administrar el antipirético indicado por el pediatra.

Algunas prácticas comunes ante un estado febril, que NO SON RECOMENDABLES son:
⚠️Aplicar paños fríos sobre la piel o bañar el niño con agua fría, puede incluso incrementar la temperatura al producirse una vasoconstricción cutánea. ⚠️Agregar alcohol sobre la piel o agregarla al agua para el baño, resulta peligrosa y con riesgo de intoxicación para el niño. ⚠️Desnudar a los niños o no abrigarlos. ⚠️Alternar varios medicamentos antitérmicos, generando efectos adversos en la salud del niño. ⚠️Aplicar supositorios o enemas fríos. ⚠️Acudir a la emergencia hospitalaria ante el primer síntoma de fiebre (menos de 6 horas de evolución), ya que seguramente su exploración médica resultará normal, generando mayor inquietud en los padres.

cuándo debes ir a Urgencias por fiebre en bebés:

  • si el bebé tienes menos de 3 meses y la fiebre es igual o superior a 38º. El médico lo revisará y descartará si hay una infección o motivo de preocupación.
  • si el bebé tiene más de 3 meses pero está decaído y no ingiere líquidos o su fiebre es alta y persistente (más de 3 o 4 días) y no baja al administrar el antitérmico recomendado por tu pediatra.
  • si el bebé tiene otros síntomas además de fiebre como un sarpullido, dificultad para respirar o respiración agitada.
  • si la fiebre es superior a 40º o el bebé presenta convulsiones febriles.
  • si el bebé tiene alguna enfermedad preexistente como inmunodeficiencia o malformación de corazón.
  • si el bebé tiene una temperatura muy baja, ya que algunos bebés expresan su enfermedad a través de una baja temperatura en lugar de fiebre.

✔️A ver, conversemos sobre la fiebre, qué ha hecho Uds con sus bebés cuando tienen fiebre?

VISITA NUESTRO INSTAGRAM

Categorías
Alimentación infantil

Primeras comidas de tu bebé

Ya tiene 6 meses? Esa es la edad recomendada para iniciar otros alimentos además de la leche materna. Y no necesariamente que cumpla los 6 meses, tu bebé te dirá que está listo cuando se pueda sentar solo, ya no presente el reflejo de extrusión (sacar los alimentos con la lengua cuando le das probaditas).

Pues te cuento que si ya se sienta está listo para ingerir otros alimentos además de la leche, no es necesario que tenga dientes pues comerá como los viejitos mientras tanto.

Tienes 2 opciones para iniciar la alimentación complementaria, una es el Baby Led Weaning que está muy de vanguardia, aunque a algunas madres tienen temor de que se atragante pero solo hay que vigilarlo mientras come. La otra opción es la preparación de papillas. Ya te he publicado un artículo «Trozos o papillas» comparando ambos métodos.

Instagram

Sea cual sea el método que decidas para iniciar, te traigo algunas recomendaciones muy importantes para que la ablactación sea un éxito y tu bebé coma como campeón.

  1. Recuerda que la leche materna seguirá siendo su principal alimento hasta el año de edad. Así que en algunos momentos apenas probará y otros ni siquiera eso. Algunas comidas las va a escupir de la boca. Mucha paciencia y dedicación.
  2. Un alimento nuevo a la vez. Para poder identificar alergias o intolerancias no suministres más de un alimento nuevo a la vez, se recomienda que si vas a incluir la piña sea solo piña por 3 días seguidos, luego podrás ligar con otra fruta.
  3. Inicia ofreciendo los alimentos una vez al día antes de las 4pm y preferiblemente antes de las 1pm. Iniciar con una sola comida al día por 2 o 3 semanas luego agregar Meriendas ( mañana y tarde), lo último que se implementa es la cena.
  4. Yo recomiendo iniciar con los víveres y vegetales, luego incluir frutas, carnes y dejar los alimentos procesados de último. Hay un gran variedad de alimentos naturales que podemos ofrecer antes de darle embutidos y enlatados.
  5. Cero sal, azúcar y grasa puedes usar unas gotas de aceite verde o en sus papilas las cuales ayudan a que no se estriñan. Todo lo más natural que puedan.

Importante es que al momento de alimentar a tu bebé, no tengas distracciones alrededor. Evita encender el televisor o usar el celular. Es recomendable una silla para bebés donde puedas alimentarlo y esten comodos los dos.

Si todos en la familia comen juntos, los niños van a estar más motivados de probar nuevos alimentos. Es importante cocinar sin abundantes condimentos para conservar la salud.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.