Qué tan privadas deben ser las partes privadas de tus hijos?

Anuncios

El tema de la sexualidad con los niños se ha vuelto un tabú. Como papás sabemos que es un tema a tratar pero a la vez es muy difícil, y por mil razones nos cuesta trabajo o simplemente no sabemos cómo hacerlo.

Hace unos días, en un colegio me di cuenta de que, entre las principales preguntas de los chavos de sexto año de primaria (entre 11 y 12 años), estaban: “¿Por qué es tan importante hablar de este tema?” 

Después de presentarme, les pregunté si se sentían incómodos hablando sobre sexualidad. Entre risas, caras asustadas que asentían y uno que otro valiente que pudo decir “si”, terminó siendo obvio que así era. 
Un alumno me dijo “Es que toda mi vida me han dicho que mis partes son privadas, y ahora resulta que tengo que hablar de ellas”.  

Más tarde hablamos del cuerpo y pregunté si se habían visto al espejo sin ropa alguna vez. Muchos, sorprendentemente, hicieron cara de “qué asco” y fueron enfáticos al decir que “¡NO!”. Es muy importante señalar y reconocer la buena intención que tienen los padres al decir a sus hijos que los genitales son algo privado (aunque digan…. “partes” privadas, transmitiendo involuntariamente el mensaje de que nos incomoda decirle a las cosas por su nombre.

 Sin embargo, es importante tomar en cuenta que a los niños podría estarles llegando este mensaje: “Tus partes son privadas, hasta para ti”, lo que de alguna manera les niega el acceso a su propio cuerpo, a convivir con él y a hablar libremente al respecto. Por supuesto que, como padres, es importante enseñar a nuestros hijos a cuidarse.

¿Qué hacer?

  • Nunca dejemos de apoyarlos
  • Brindarles confianza
  • Enseñarles a decir NO
  • Referirnos a nuestros hijos nombrando a los genitales por su nombre


Tal vez la clave esté en hablar de “respeto” más que de “privacidad”: respeto a uno mismo y a los demás.
Si pensamos que los niños empiezan a captar las primeras nociones sobre sexualidad a partir de 4º de primaria, vamos tarde.  Es importante empezar por uno mismo: ¿Qué pienso yo mismo sobre la sexualidad? ¿Cómo me siento con mi sexualidad y cómo me siento hablando del tema con mi hijo(a)?

 Actualmente hay mucha información sobre el tema, así que no hay pretextos para no estar actualizados. Así como nos preocupamos por que nuestros hijos aprendan matemáticas o inglés, ya que nos parecen áreas importantes para la vida, así o más importante es la sexualidad, ya que es algo con lo que no podemos dejar de vivir.

Apuesto a que tú, que lees esto, deseas que tu hijo aprenda a decidir desde el amor  ¿cierto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .