Mi hijo no come, crisis del año.

A los 6 meses de edad iniciaste la introducción de alimentos complementarios y comía de todo. Pero, luego del año no quiere comer nada, deja toda la comida, solo la prueba y hasta la rechaza.

Anuncios

En esta etapa suponemos que el bebé ya va a comer cada día un poco más y, quizá, mamar un poco menos. Si el bebé ya comía* sólidos con cierta facilidad es posible que se niegue ahora a comer o que coma cantidades muy pequeñas de un par de alimentos, rechazando cualquier oferta para comer más.

La teta no la dejan, ni tienen intención. Lo que hace que la madre reciba mil comentarios negativos: “Claro, si sabe que hay teta no come”, “Hasta que no le dejes de dar el pecho no va a comer”, “¿Cómo quieres que coma si se pasa el día a la teta?”, “No le des más teta y verás cómo come”…

Infusiones y Café?

¿qué le pasa al niño?

Pues te cuento que luego del año de vida, los bebés van a tener un gran cambio en su organismo. Han reducido enormemente la velocidad con que crecen, recuerda que en 12 meses tu bebé triplicó su peso al nacer.

La velocidad de crecimiento de los niños se ralentiza al año. Dejan de comer porque dejan temporalmente de crecer y saben que no necesitan una gran cantidad de alimentos en esta etapa. Se regulan y siguen mamando, por lo que no dejan de comer. Siguen tomando teta, que les aporta la mayoría de los nutrientes que necesitan.

Cuando vuelven a acelerar su crecimiento, entre los 15-18 meses, de nuevo muestran interés por los alimentos y comen lo que necesitan.

¿Qué puedo hacer?

Seguir con la lactancia o destetar es una decisión que solo atañe a cada madre y a su bebé. Te podemos decir que destetar va a hacer que coma un poco más pero no va a producir un cambio radical en el comportamiento de tu bebé respecto a la comida.

Si sabes que esta situación es normal, si sabes que tu bebé está bien porque es alimentado con tu leche… es probable que la situación y los comentarios sean más llevaderos.

Anuncios

* Si antes de la crisis el bebé no comía absolutamente nada y, al año, sigue sin mostrar ningún tipo de apetito, sería prudente que el pediatra valorara la necesidad de realizar una analítica de sangre para comprobar los niveles de hierro del bebé que pueden afectar a su apetito.

** Ante cualquier duda sobre la evolución de peso o de salud de tu hijo, no está de más acudir al pediatra para que pueda valorarlo.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .