Manejo del estrés materno

Desde que somos niñas, nos dicen que debemos ser buenas madres y buenas esposas. Cuando vamos a ser madres nos hacemos todas las expectativas de lugar, pensamos en el parto natural y que vamos a amamantar a nuestro bebé.

Luego, nos encontramos con una herida por cesárea muy dolorosa y ya le dieron tetera al bebé por lo que es muy difícil que se prenda al pecho. Entonces, nos sentimos frustradas porque se ha derrumbado todo lo planeado.

Y qué decir de la casa, trabajo, el esposo que también exige tiempo? Las mujeres debemos realizar tantas actividades que nos olvidamos de nosotras mismas. Entonces, viene el sobrepeso, el cansancio, dejamos de arreglarnos el pelo y las uñas.

Esto tiene una palabra “ESTRÉS”. Sí, eres madre pero también eres un ser humano que siente y se enferma. Debemos aprender a reconocer cuando nos estamos descuidando a nosotras mismas.

Cómo manejar a un niño pateando y mordiendo

Este comportamiento, aunque frustrante y vergonzoso, no es infrecuente entre los niños pequeños. Es una fase normal que atraviesa la mayoría de los niños y es sobre todo una salida para su frustración por no poder expresarse cuando las cosas no salen como quieren.

Nuestra felicidad y la de nuestros hijos

El mejor predictor del estrés de un niño radica en el estrés de las personas que lo rodean. Si quieres un niño estresado e infeliz, pon a su alrededor adultos estresados e infelices.

Es la importancia e nuestras propias emociones. El niño necesita padres fuertes y estables que lo puedan ayudar a ser felices.

Cuando tus hijos hagan un berrinche, para y piensa, cómo me siento yo? Porque tu hijo lo expresa pero en ocasiones los padres no. En muchas ocasiones nuestro estado emocional es igual que el de ellos, estamos igual de frustrados y enojados aunque no hagamos un berrinche.

Qué queremos los padres para nuestros hijos? Que sean felices.

Y qué significa esto? Que sepan resolver los problemas, que regulen sus emociones, que no dejen que el miedo los haga rígidos, que no dejen que el enojo los haga lastimarse a ellos o a los demás.

Primero, nosotras como madres debemos aprender a manejar nuestras emociones para luego, enseñarles a ellos como hacerlo.

Anuncios

Los valores personales.

Siéntate tranquila cuando tus hijos están durmiendo y nadie te interrumpa. Piensa, que es importante para tu familia? La honestidad, el respeto, la unión familiar. A partir de ahí, podrás saber en que vas a trabajar con tu familia.

Nota, que si uno de tus valores es la salud y la vida activa. Tu no puedes levantarte a ejercitarte solo 3 veces al mes. No hay coherencia entre tus valores y tus acciones.

Saber que es importante para nosotras como madres felices, nos va a poder manejar muchas situaciones. Por ejemplo, si la union familiar es importante, se hara mas facil poder decidir cuando nuestro adolescente nos pida saltarsela y salir con sus amigos.

¿Qué quieres realmente para tus hijos?

Conocer las características de tus hijos es importantísimo, en ocasiones no aceptamos que el segundo hijo no aprendió a caminar tan rápido como el primero y por ello lo discriminamos pensando que es retrasado.

Conoce las buenas y no tan buenas características de cada uno. Así podrás aprender a quererlos tal y como son.

Conocer a nuestros hijos nos hace madres empoderadas y nos permite hacer más por ellos.

Conoce las buenas y no tan buenas características de cada uno. Así podrás aprender a quererlos tal y como son.

¿Por qué es tan Difícil ser Padres?

Lo difícil no es siempre algo malo. Es difícil porque nos exige más de nosotros mismos. Es difícil porque nos pone en una posición vulnerable.

De repente te encuentras con un hijo que hace berrinches y que golpea. Es difícil amarlos en ese momento.

Es difícil aceptar y amar al otro como es. Amar al hijo que sufre alguna limitación.

Piensa y escribe “Me hubiera gustado que mi hijo fuera…”

  • Me hubiera gustado que mi hijo fuera mas inteligente
  • Me hubiera gustado que mi hijo fuera mas bueno en los deportes
  • Me hubiera gustado que mi hijo fuera menos desobediente
  • Me hubiera gustado que mi hijo fuera mas sensible
  • Me hubiera gustado que mi hijo fuera menos cobarde

Nos va a ayudar a aceptar aquellas limitaciones que, de momento mejor ignoramos para tratar de desaparecer. Aceptando a nuestros hijos como son, nos permite amarlos más..

La resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. En ocasiones, las circunstancias difíciles o los traumas permiten desarrollar recursos que se […]

Aprendiendo sobre la Identidad de Madre

A medida que aprendemos a conocernos, vamos a apuñar la identidad de madre.

La identidad de madre te permite tomar mejores decisiones para tus hijos. Sabes que eres capaz como madre y que no.

La identidad de madre se desarrolla a lo largo de tu vida como madre. Asi que, una mujer que no es madre no tiene identidad de madre

Qué define tu identidad de madre?

Embarazo, parto y postparto. Las expectativas que tienes cuando estás embarazada acerca de la maternidad. Si tuviste compañía o no en el postparto.

La personalidad de tu hijo. No eres la misma madre con el primer hijo que con el tercero. Asi como ellos son diferentes, tú también tienes una relacion diferente con cada uno.

Tu infancia. Con quien pasabas más tiempo si con tu padre o madre, quien te regañaba, tu relación con tus hermanos

Mirando hacia Adentro para Conectarnos

uno de los factores más importantes es la conexión que generamos con nuestros hijos. No solo te relacionas con otros, también contigo mismo. Debemos aprender a relacionarnos con nosotras mismas para luego relacionarnos con nuestros hijos.

Si logramos reconocer nuestras emociones, seremos capaces de que nuestros hijo lo reconozcan.

El hemisferio izquierdo del cerebro se encarga del lenguaje y el hemisferio derecho de las sensaciones. En la medida que tu hijo le ponga nombre a esas emociones será capaz de reconocerlas.

Asi que cuando estas enojada o alegre, dile a tu hijo como te sientes. Cuando el tiene un logro dile “estoy feliz porque lo lograste”, si te sientes enojada mirale y dile “me acabo de enojar”.

Preguntale como se siente cuando le quitan un juguete o cuando hace un berrinche. En la medida que lo reconozcan podrán manejarlo mejor. Es inteligencia emocional.

Mindfulness

Esta palabra significa poner atención al momento presente sin juicios y sin intentar cambiar nada para poder tomar decisiones. Para mejorarlo se necesita hacer ejercicio mental, poner atención a lo que queremos. Se trata de pausar, respirar y decidir que queremos cambiar.

Implica tener un ancla, cuando estés divagando, usa esa frase que te permite volver a enfocarte en lo que es verdaderamente importante.

En el momento que gritas a tu hijo desesperada no puedes cambiar su comportamiento. Debes ser capaz de respirar, poner atención al momento y tomar la decisión que mejor convenga tanto a tu hijo como a ti.

Ayuda mucho la meditación, con solo 3 minutos de meditación podrás ser capaz de enfocarte y regresar a ti como madre capaz de controlar todo lo que te rodea.

Se trata de pausar, respirar y decidir que queremos cambiar.

Prácticas Diarias para Disfrutar más tu Rol de Madre

Cuando te encuentres con tus hijos luego del trabajo y escuela. Dediquen 5 minutos para hablar de cómo les fue en el día, qué les gustó o disgustó, en ese momento no hagas otra cosa, pon atención a lo que te dice, se sentirá muy importante.

Una rutina sagrada. Puede ser la oración de la mañana o la noche, o simplemente una comida del dia. Ese momento que no dejarán de tener juntos en el dia. Te permitirá disfrutar de tus hijos a pesar de que todos tengan actividades separados durante el día.

Recuerda encontrar un momento para ti. Poder disfrutar de un momento para ti, te ayudará a tener más energía para ellos. Una madre cansada no será capaz de amar felizmente. Dedica un momento para ti sola, sea para meditar o tomar un baño con agua tibia pensando solo en ti.

Recuerda tu felicidad de cuando eras niña. Juega con tus hijos esos juegos de tu infancia, llevalos a esos lugares que te hicieron feliz, háblales de tus anécdotas.

Encuentra un hobbie. Algo que puedas hacer en casa, mientras los demás juegan en casa. Sea escribir, bordar, pintar.

Escribe un diario. Te permite desahogarte. Escribe qué sentiste cuando tu hijo hizo un berrinche o cuando te enteraste que necesita más ayuda para aprender matemáticas.

Busca apoyo. El grupo de mamás del colegio, tu hermana, la amiga de infancia. Alguien a quien puedas contar como te sientes, que esté viviendo algo parecido a lo que tu vives.

Anuncios

Cómo disfrutar el rol de madre?

Cultiva calma, buen humor. Cultiva valores.

Siente. Nota como te sientes. Identifica tus necesidades.

No te estreses. Si te estresas, regresa y medita cómo cambiarlo.

Date la oportunidad de disfrutar. Disfruta cada momento. Da gracias por la salud, por los valores de tu familia.

Date chance. No eres perfecta, pero vuelve a intentarlo. Si perdiste la calma en la mañana, vuelve a intentarlo en la tarde.

Si queremos niños felices, necesitan adultos felices. Si queremos niños no estresados, necesitan adultos no estresados.

Espero que esto te haya ayudado, si tienes alguna duda puedes dejarme tu comentario. También te invito a seguirme en mis redes sociales Pinterest, Facebook, Twitter e Instagram. Saludos.

Categorías:maternidad

Etiquetado como:,,,,,

1 respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .