Cómo vencer la procrastinación

La palabra procrastinar proviene del latín cras que significa mañana o adelante.

Y es precisamente la lógica que tenemos cuando posponemos. Dejamos para luego las cosas, formando un círculo vicioso entre ansiedad y culpa que genera más ansiedad.

Si alguna vez has retrasado una cita con el dentista, has pospuesto para el próximo mes el propósito de apuntarte al gimnasio y nunca encuentras el momento de ordenar esos malditos papeles o arreglar el grifo de la cocina que gotea… tranquilo, no eres el único. Aplazar los asuntos pendientes, o dejar para mañana lo que podrías hacer hoy, es una costumbre muy humana conocida como procrastinación. Y es muy habitual a pesar de que tiene un coste elevado, ya que los retrasos evitables generan pérdidas de productividad, además de causar estragos emocionales, principalmente mermando la autoestima.

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que pospusiste algo?…

Sin darte cuenta, estas son las etapas que seguiste:

  • Primera etapaPercibes ansiedad o incomodidad frente a esa actividad-que-hay-que-hacer.
  • Segunda etapa: Como reacción lógica, tu cerebro busca aliviar esa sensación con alguna otra tarea. Por eso, te vuelves sumamente productivo en otras actividades (que no son prioridad en ese momento).
  • Tercera etapa: Tu cerebro almacena esa actividad-que-hay-que-hacer, como dolorosa y busca más distracciones o alguna razón lógica que explique por qué la aplazaste. Aparecen en ese momento todas las excusas reconfortantes: “mañana será otro día”“era muy importante contestar ese correo”, “la reunión era inevitable”, etc., etc.

Los estudios parecen indicar que la procrastinación está relacionada con peor salud psicológica, existiendo una conexión entre las personas que dejan las cosas para otro momento y problemas de ansiedad, estrés o depresión. También parece ser más común en personas más jóvenes y ser un comportamiento que está presente en ambos sexos.

Consecuencias de procrastinar

Además del estrés y culpabilidad que conlleva el procrastinar, estas son otras consecuencias de posponer lo que tienes que hacer:

  • Ganar una mala reputación con los compañeros de trabajo, amigos y familia
  • La pérdida de tu ambición de tener éxito o lograr metas importantes
  • No tener los resultados que esperas, quieres o el choque de expectativas
  • Puede amenazar tu bienestar si se trata de una tarea relacionada con la salud (como un chequeo anual o empezar a hacer ejercicio).

Las cosas se ponen peor, porque procrastinar puede afectar tu autoestima y estado de ánimo.

Se trata de una de las grandes lacras del trabajo en nuestro tiempo. El hecho de retrasar constantemente ciertas actividades que nos resulten más pesadas de realizar o que nos moleste hacerlas, sustituyéndolas por otras menos precisas pero más sencillas. Pero, ¿cómo podemos dejar de hacerlo?

Está claro que el hábito de procrastinar es común, así como las consecuencias, pero, no todos posponemos las mismas tareas o bajo los mismo contextos.

Esto quiero decir que hay personas que posponen el momento de ordenar el armario y bañar al perro, pero habrá otras personas que posponen empezar un proyecto de biología para la escuela o terminar un tedioso reporte del trabajo.

La estrategia de la congelación ayuda en la mayoría de los casos, porque entrena tu capacidad de darte cuenta en el momento exacto que estás procrastinando.

Sin embargo, creo que es útil tener más de un «rompe olas» contra las olas de la procrastinación. Es decir, que es útil contar con más de una estrategia. 

10 Trucos para vencer la procrastinación

  1. Centrarse en un solo objetivo. Si una tarea es costosa, es conveniente dividirla en varias más pequeñas e ir terminándolas una a una. Cuando las hayamos terminado todas, daremos por finalizada la “temida” tarea.
  2. Trabajar en espacios de tiempo cortos para no agobiarnos con el trabajo. La técnica Pomodoro, por ejemplo, consta de intervalos de tiempo de 25 minutos tras los cuales se descansan 5 minutos para volver a trabajar, de este modo se mantiene la concentración durante el tiempo que el reloj está contabilizando. Tras 4 “pomodoros” se puede realizar un descanso más largo de 10-15 minutos. Los seguidores de esta técnica mantienen que se trata de una técnica que aumenta la productividad.
  3. Evitar las distracciones. Proponerse no atender el teléfono, ni el correo electrónico, ni la televisión durante el momento reservado a finalizar cierta actividad.
  4. Establecerse metas. Querer llegar a finalizar ciertas tareas en un día o saber la situación de trabajo que queremos tener al finalizar la semana nos ayudará a motivarnos para ir marcando plazos y cumpliéndolos.
  5. Es mejor tener una tarea “terminada” que tenerla “perfecta”. Podemos centrarnos básicamente en terminar una tarea, aproximadamente el 80% del tiempo destinado. Posteriormente, el tiempo restante lo dedicaremos a mejorarla.
  6. Informarse mucho sobre el tema que estamos trabajando. Se necesita mucha información para emprender un proyecto, por lo tanto podemos centrarnos primero en leer mucho acerca del mismo.
  7. Tener a mano un calendario o una agenda donde tengamos apuntadas las tareas. Ir tachando las finalizadas o cambiarlas de “tareas por hacer” a “finalizadas”.
  8. Despejarse. En ocasiones no bastan los 5 minutos de descanso que nos brinda la técnica Pomodoro para salir a beber agua. Por ello podemos optar por despejar la mente, salir a dar un paseo puede ser beneficioso para volver con más ganas al trabajo.
  9. Sentir el proyecto como propio. Si estamos trabajando en algo que no nos gusta o no nos motiva, de poco valdrán las técnicas que estamos trabajando.
  10. Centrarse en trabajar. Es lo más importante, dejar de lado el resto de cosas para concentrarse en la tarea que tenemos entre manos. Parece complicado pero, tendremos que intentarlo, ¿no?

3 respuestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .