Dieta infantil y sobrepeso

View this post on Instagram

Pregunta: Qué medidas puedo tomar para evitar que mi #bebé se #contagie de tantos #virus que existen?⁠ Respuesta:⁠ – Incentiva a tu bebé que tome #agua. Ofrece agua después de bañarse, al levantarse, cuando #juega, 15 minutos después de #comer. El agua ayuda a estar hidratado y regula el estado de equilibrio del organismo.⁠ – Ofrece alimentos equilibrados. #Frutas y #vegetales de diferentes colores para equilibrar las vitaminas, 4 porciones de frutas y vegetales al día. #Carnes magras y #pescados, #lácteos, #legumbres y #cereales. Si no ofreces todos los grupos alimenticios en un solo plato, aún puedes compensar con las demás comidas.⁠ – Promover la #actividad #física. Lleva tu hija al parque para que corra, monte bicicleta. El ejercicio mejora el estado físico de las personas, activa la #circulación y disminuye la frecuencia de episodios de enfermedad.⁠ – Vigila el #sueño de tu bebé. Los niños necesitan del sueño para crecer, la #Hormona del Crecimiento trabaja más durante el sueño. Así que dormir temprano y las horas suficientes es necesario para que tu bebé duerma adecuadamente.⁠ – Visita al #doctor regularmente. Las visitas al #pediatra en la primera semana, luego mensual hasta el primer año, 18 meses, luego en cada cumpleaños si el niño está sano. El doctor se va a cerciorar que tu bebé está #creciendo adecuadamente y que su #desarrollo sea oportuno.⁠

A post shared by Médico Asesora de Lactancia (@mujerrd.blog) on

La importancia de cuidar la dieta infantil

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud más graves del siglo XXI. La prevalencia no para de crecer. Y las cifras van en aumento, debemos tomar conciencia a tiempo para evitar poner en riesgo a nuestros hijos.

Prevenir el sobrepeso en los niños significa tomar decisiones inteligentes sobre la forma en que su familia se alimenta y hace ejercicio y sobre cómo pasan el tiempo cuando están juntos. Ayudar a los niños a llevar un estilo de vida saludable empieza con el buen ejemplo de los padres.

Anuncios

¿Cómo se define el sobrepeso y la obesidad?

El IMC (índice de masa corporal) utiliza las medidas de estatura y de peso para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona. Pero calcular el IMC sin ayuda puede ser complicado. Es más fácil utilizar una calculadora de IMC.

En una gráfica estándar de IMC, los niños de entre 2 y 19 años pertenecerán a una de las siguientes cuatro categorías:

  1. peso por debajo de lo normal: IMC inferior al percentil 5
  2. peso normal: IMC entre los percentiles 5 y menos de 85
  3. sobrepeso: IMC entre los percentiles 85 y menos de 95
  4. obesidad: IMC superior al percentil 95

En los niños menores de dos años, los médicos se basan en gráficas de peso por longitud, en vez de IMC, para saber cómo se relacionan ambas medidas. Todo niño que se encuentre en el percentil 85 o por encima de él se considera que pesa más de lo que debería pesar.

El IMC no es una medida perfecta de la grasa corporal y en algunos casos puede llevar a confusión. Por ejemplo, una persona con la musculatura muy desarrollada puede tener un IMC alto sin tener sobrepeso (porque su desarrollo muscular aumenta su peso corporal, pero no su cantidad de grasa). Además, es posible que durante la pubertad, momento en el cual se experimentan períodos de crecimiento rápido o “estirones”, el IMC sea difícil de interpretar. Recuerde que el IMC suele ser un buen indicador de la grasa corporal, pero no es una medida directa.

Si usted está preocupado, lleve a su hijo al médico. El médico le hará algunas preguntas sobre sus hábitos alimentarios y de actividad física y le dará algunas recomendaciones para que haga cambios positivos en el estilo de vida. También es posible que el médico le pida un análisis de sangre para descartar algunos problemas de salud que se asocian a la obesidad.

Dependiendo del IMC (o de la medida de longitud por peso) de su hijo, y de su estado de salud, es posible que su médico lo remita a un nutricionista o dietista titulado o a un programa integral de control de peso.

¿Por qué nuestros hijos son obesos?

Lo cierto es no se puede hablar de una sola causa y que en la mayoría de los casos confluyen numerosos factores de riesgo. Ahora bien, una dieta inadecuada y el sedentarismo son el origen de los kilos de más, tanto en adultos como en los más pequeños. Exceso de calorías. La mayoría de los niños con sobrepeso y obesidad siguen una alimentación hipercalórica, en la que abundan grasas y azúcares simples. Una dieta de este tipo suele incluir, alimentos precocinados y de comida rápida, escasez de frutas y verduras, comidas grasientas, bollería industrial, chuches, etc. Demasiadas horas sin moverse. La mayor parte de su tiempo lo pasan delante de la televisión y no suelen hacer mucho ejercicio fuera de las horas previstas en el colegio. Factores genéticos. En general, los hijos de padres obesos tienen mayores posibilidades de serlo

HIJA MADRE
COMO TRATAR EL ESTREÑIMIENTO EN LOS NIÑOS

La obesidad y sobrepeso infantil son uno de los problemas de salud más importantesy preocupantes en todo el mundo. Los expertos no dudan en considerarlo como un problema de salud pública.

La obesidad y el sobrepeso se asocian a un mayor riesgo de enfermedades como diabetes o hipertensión.

Una persona adulta con obesidad está expuesta a multitud de enfermedades y en un niño esos riesgos no cambian: un niño obeso tiene más posibilidades de padecer pre-diabetes, diabetes tipo 2hipertensión, síndrome metabólico y trastornos del sueño. Está comprobado que un pequeño obeso será un adulto con alguna patología de salud, si no revierte la situación.

Además, los niños y niñas con problemas de peso o obesidad padecen de menor autoestima y eso repercute en su carácter y vida social.


También te puede interesar leer el artículo “La Diabetes“.


Contra la obesidad, mayor conciencia

Desde los año 80 y 90, la obesidad y el sobrepeso infantil han ido ganando terreno en nuestra sociedad. En la actualidad,el problema preocupa a los especialistas, aunque la buena noticia es que se observa un ligero estancamiento en las cifras.

Cómo evitar que tu hijo sea un adicto al móvil
NUTRICION EN ADOLESCENTES

Los 5 factores de riesgo de la obesidad infantil

Podríamos resumir las causas del actual aumento de la obesidad infantil en 5 puntos:

1. No desayunar

Nos consta que hay niños que no desayunan y, además en caso que lo hagan, suele haber déficit en el aporte de alimentos“.

  • El desayuno es la comida más importante del día.Por lo que los niños deberían tomar en él, tres grupos de alimentos: un lácteo o derivado (leche, yogur o queso, por ejemplo), un alimento a base de cereales (pan, preferiblemente integral o equivalente) y una pieza de fruta o un zumo de fruta hecho en casa.​

2. Dormir poco

  • Los niños tienen que acostarse temprano, para que duerman las horas indicadas, según cada edad.
  • Y poder tener tiempo, al día siguiente, para desayunar tranquilamente.

3. El sedentarismo

Consumen de 2-4 horas al día frente a las pantallas (TV, tablets, móviles etc).

Se ha perdido la cultura de salir a jugar a la calle (por el entorno, por la peligrosidad del tráfico, porque no existen apenas entornos verdes… ). Se ha perdido la cotidianidad de salir a jugar al aire libre.

El ordenador y el móvil han robado tiempo al juego al aire libre

  • Los niños tienen que jugar. Es su derecho. Y mejor si lo hacen en espacios libres ya que les permite experimentar con los sentidos, realizar actividad física y prevenir el sobrepeso y la obesidad.

4. La falta de frutas y verduras

  • Hay que comer 5 raciones de frutas y verduras al día. Al igual que los mayores, los niños también.
  • Puede ser intercambiables,  pero el objetivo es que tomen cinco raciones diarias.
  • Es necesario aumentar la conciencia social de la importancia de las frutas y las verduras en los más pequeños.
Anuncios

5. No llevar una alimentación variada

La alimentación de los pequeños debe ser, una alimentación variada y acorde a las necesidades de edad y actividad del niño. Una alimentación en la que se incluyan todos los grupos de alimentos.

La bollería y los refrescos deberían ser de consumo puntual

Se está procesando…
Estás suscrito a Mujer RD

¿Qué problemas de salud causa la obesidad?

La obesidad aumenta las probabilidades de que un niño desarrolle problemas médicos que pueden afectar a su salud actual y futura. Entre ellos, se incluyen afecciones graves como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y el colesterol alto, que antes se consideraban como exclusivas de la etapa adulta. 

Los niños obesos y con sobrepeso también se exponen a tener:

  • problemas óseos y articulares
  • falta de aliento y problemas para respirar, que dificultan que hagan ejercicio, deporte o cualquier actividad física. Esto también puede agravar los síntomas del asma, si padecen esta enfermedad, o aumentar las probabilidades de que la desarrollen.
  • patrón de sueño agitado o problemas respiratorios por la noche, como la apnea obstructiva del sueño
  • tendencia a madurar de forma prematura. Los niños con sobrepeso pueden ser más altos y madurar antes desde el punto de vista sexual que sus compañeros, generando expectativas de que se deben comportar según la edad que aparentan en vez de según la edad que tienen en realidad. Las chicas con sobrepeso pueden tener ciclos menstruales irregulares y problemas de fertilidad en la etapa adulta.
  • enfermedades hepáticas y de las vías biliares

Los factores de riesgo cardiovascular (como la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes) presentes en la infancia favorecen el desarrollo de enfermedades cardíacas (como una insuficiencia cardíaca) y accidentes cerebrovasculares en la etapa adulta. La prevención y el tratamiento del sobrepeso y de la obesidad durante la niñez pueden ayudar a protegerlos de estos problemas durante la etapa adulta.

Los niños obesos también pueden tener problemas emocionales (como la baja autoestima), ser rechazados por sus compañeros y/o recibir acoso escolar o bullying. Los niños que están descontentos con su peso son más proclives a:

  • desarrollar hábitos alimentarios insanos y trastornos de la conducta alimentaria, 
  • desarrollar depresión
  • caer en el abuso de sustancias

10 consejos para una buena alimentación infantil.

  • Comer cinco veces al día.
  • Tomar un buen desayuno (que incluya lácteos, cereales y fruta).
  • Comer fruta a media mañana.
  • En la merienda, es aconsejable tomar al menos un lácteo o una pieza de fruta.
  • En una dieta equilibrada, vale con tomar dos o tres veces a la semana carne (preferiblemente blanca).
  • Y pescado, tres o cuatro veces a la semana.
  • Tomar legumbres. Se pueden alternar con las verduras y mezclarlas con cereales.
  • Cereales. El pan, la pasta y el arroz son imprescindibles.
  • Comer cinco raciones de frutas y verduras diarias.
  • La patata es un buen alimento, es una buen fuente de energía pero hay que saber utilizarla.

Recomendaciones en función de la edad

He aquí algunas recomendaciones adicionales para niños de todas las edades:

  • Desde el nacimiento hasta el año: La lactancia materna, aparte de las muchas ventajas que tiene para la salud, puede ayudar a prevenir el sobrepeso. 
  • Entre 1 año y 5 años: Inicie unos buenos hábitos alimentarios desde el principio. Ayude a su hijo a desarrollar unas buenas preferencias alimentarias ofreciéndole un amplio abanico de alimentos saludables. Fomente su tendencia natural a estar activo y ayúdele a desarrollar nuevas habilidades a partir de las que ya tiene.
  • Entre los 6 y los 12 años: Anime a su hijo a hacer ejercicio físico cada día, sea practicando un deporte de equipo organizado o bien jugando al fútbol o al escondite en sus ratos libres. Mantenga a su hijo activo también cuando esté en casa, proponiéndole actividades como jugar afuera o salir a caminar en familia. Déjele participar cada vez más en la elección de alimentos saludables, por ejemplo, dejándole que se prepare el almuerzo.
  • Entre los 13 y los 17 años: Enséñeles a los adolescentes a prepararse comidas y tentempiés saludables. Al estar fuera de casa, aliéntelos a elegir comidas saludables y a hacer actividad física todos los días.
  • Todas las edades: Limite el tiempo que pasa su hijo delante del televisor, el teléfono, la computadora, la videoconsola, etc., y evite que coma delante de una pantalla (de televisión o de otro tipo). Sírvale un amplio abanico de alimentos saludables y coman en familia siempre que sea posible. Insista a su hijo en que desayune cada día y en que tome por lo menos cinco raciones de fruta o verdura diarias, y limítele las bebidas azucaradas.

La dieta de los padres, sí importa

Proveer a los niños de alimento y que este sea sano y equilibrado es clave.

  • Pero que además los niños vean que en su casa se come de una forma balanceada y variada es primordial.
  • Que los padres tomen fruta y verdura, legumbres, pescado… y prescindan de refrescos, platos precocinados o bollería será la mejor manera que lo pequeños adopten buenos hábitos en la mesa de forma sencilla y espontánea.

1 respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .