Actualización en fórmulas infantiles basadas en la leche de vaca.

Según la OMS la leche materna es la mejor fuente de alimento para un lactante. Se recomienda la lactancia materna exclusiva Durante los primeros seis meses de vida y la academia americana de pediatría al menos durante 12 meses. La leche humana es un flujo con fluido complejo con una composición de Agua del 87% y 3.8% de grasas y 1% de proteínas un 7% de lactosa la grasa y lactosa proporcionan el 50 y el 40% de la energía de la leche con una concentración media de 550 a 670 kilocalorías por litro.

También la leche varía con el tiempo adaptándose a las necesidades del niño y está condicionado por la salud materna su día de la exposición ambiental.

El contenido graso varía con la dieta de la madre y está lesionado por la ganancia de peso durante el embarazo muchos componentes de la leche tiene propiedades bioactivas y existen en la leche otras componentes como bacterias y células inmunes como actividad en el lactante. Las fórmulas infantiles a base de proteínas de leche de vaca intentan acercarse a la composición de la leche materna.

Proteínas.  La cantidad de proteína en la leche baja con el tiempo reflejando le hace sobre las necesidades proteicas del lactante qué es más alta en los primeros 30 días por ello las fórmulas de inicio presentan una concentración proteica que varía entre 12 y 18 gramos por litro,  la leche madura apenas contiene de 8 a 9 gramos por litro de proteína.

La leche materna es tan completa que se adecua a las necesidades del bebé según va creciendo así que en el primer mes tiene 2.4 gramos por kilogramo día de proteínas y a los 6 meses

          La leche materna tiene menor aporte proteico lo que resulta de un crecimiento menos acelerado y una disminución del riesgo de obesidad, contrario a la leche de fórmula con un mayor riesgo de obesidad en la edad infantil por el alto aporte de proteínas.

Lípidos. Los lípidos aportan aroma y sabor a los alimentos, además ayudan al desarrollo del sistema nervioso central. La leche humana es rica en lípidos, principalmente triglicéridos, ácidos grasos saturados, ácidos grasos esenciales.

Los aminoácidos, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) son importantes reguladores de la respuesta inflamatoria las funciones inmunes la visión y el desarrollo cognitivo y motor.

Los lípidos de la leche de vaca y la leche materna son muy diferentes lo que haya conllevado que clásicamente la fuente de lípidos de las fórmulas infantiles sea grasa de origen vegetal con una combinación de aceites de coco Palma, girasol, cártamo, soja, canola.

Al incorporar aceite de palma a las formulas infantiles ha habido mucha confusión pues se ha generado una advertencia acerca de la posibilidad de generar residuos con potencial cancerígeno por el calentamiento que sufren estos aceites pero; sin embargo, la leche materna tiene una fuente importante de ácido palmítico, por lo que, la sociedad española de gastroenterología y la asociación española de pediatría respaldan su utilización en las fórmulas para lactantes.

Respecto a la composición y estructura típicas de los lípidos en la leche humana, hay que comentar que la grasa se organizan en una estructura única los denominados glóbulos grasos de la leche que tienen un núcleo central con ácidos grasos rodeados de una membrana con actividad biológica que está compuesta esta membrana por tres membranas que contienen fosfolípidos, gangliosidos y multitud de proteínas. Dichos estudios han demostrado la acción de las proteínas de los glóbulos grasos de la leche en adultos y en niños mayores. El uso de esta proteína en niños de 6 meses ha demostrado un descenso de la incidencia de diarrea sanguinolenta.

Cambios en el contenido de hidrocarbonado. Oligosacáridos en la leche humana.

Los Oligosacáridos de la leche humana son el tercer componente más abundante en la leche humana se han descrito más de 200. Se distinguen tres clases que son los fucosilados neutros no fucosilados neutros y acidificados.

Los efectos de los Oligosacáridos en la leche humana en el organismo son: 

  • Son señuelos para los sitios de Unión de los patógenos.
  • Refuerzan la función de Barrera protectora intestinal al modelar las estructuras de las superficies celulares
  • Estimulan el crecimiento intestinal de bifidobacterias
  • Son inmunomoduladores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .